El cigarrillo electrónico para dejar de fumar, 5 verdades que debes conocer

Respecto al cigarrillo electrónico han surgido múltiples mitos y rumores, muchos de ellos totalmente falsos; con este artículo te presentamos 5 conclusiones importantes a las cuales se ha llegado en la actualidad y que demuestran las verdaderas consecuencias de este tipo de dispositivos, después de profundos estudios científicos.

Vapear no es fumar

Aún en nuestros tiempos, mucha gente cree que vapear, es decir inhalar vapor a través de un cigarrillo electrónico, es simplemente otra forma de fumar, lo cual es totalmente infundado. En el proceso del vaporizador no hay fuego ni combustión, por lo que no se puede considerar una forma de fumar; de hecho, no se ha descubierto tampoco que a través de esta forma de consumir tabaco, se puedan generar secuelas en ambientes internos, es decir tampoco se presentan riesgos para posibles ‘fumadores pasivos’.

Cigarrillos electronicos

Los vaporizadores de hoy mucho mejores que hace años

Una de las causas que generaron muchos mitos en torno a los vaporizadores, es que cuando esta industria comenzó, se tenían dispositivos de poca calidad, los cuales fallaban frecuentemente o eran poco eficientes. Sin embargo, actualmente en sitios como la tienda de vapeo Vapo.es, se tienen múltiples ejemplos de dispositivos con una mayor tecnología, los cuales no sólo cumplen de gran forma con su función, sino que también cuentan con diversas opciones para regular por ejemplo los niveles de nicotina, entre muchas otras funciones que ponen en evidencia las mejoradas capacidades de estos dispositivos; motivo por el cual han comenzado a ser recomendados, incluso por instituciones de salud en muchos de los países más desarrollados del planeta actualmente.

No hay miles de sustancias nocivas

Una diferencia esencial entre un cigarrillo electrónico y un tabaco común, es que en este último, introducimos en nuestro cuerpo entre 4 mil y 7 mil sustancias tóxicas, muchas de ellas cancerígenas, como han documentados múltiples estudios científicos; en cambio, vapear con un cigarrillo electrónico, sólo introduce en el cuerpo 4 sustancias: glicerol, propilenglicol, aromas y nicotina, y de hecho esta última puede llegar a reducirse hasta cero en algunos dispositivos.

Es importante subrayar que ninguna de estas sustancias son cancerígenas ni tóxicas para el organismo, o al menos no en las cantidades que es posible consumir vapeando; incluso no funciona ni aunque quisieras suicidarte consumiendo grandes sustancias de líquido concentrado, es decir, son incomparables los mínimos efectos en la salud producidos por el cigarrillo electrónico, en comparación con los enormes daños causados por el tabaquismo.

Gran remedio para dejar de fumar

El cigarrillo electrónico también destaca por ser una de las soluciones más prácticas para dejar de fumar, esto ha quedado totalmente demostrado después de monumentales estudios, como el realizado de forma coordinada por Grecia, Francia y Gran Bretaña, donde se documentó la forma en la cual más de 6 millones de personas en la UE lograron dejar totalmente el tabaquismo, además de que otras 9 millones redujeron notablemente su adicción.

De hecho en España, se ha documentado que hasta el 92% de las personas que intentan dejar de fumar a través del uso del cigarrillo electrónico lo han conseguido, superando con creces cualquier otro tratamiento, y ofreciendo también un enorme grado de satisfacción y un mínimo efecto de frustración y ansiedad en los fumadores.

Recomendados científicamente

Ante decenas de contundentes estudios científicos, es que actualmente existe a nivel global todo un movimiento para exigir a los gobierno del mundo, una mayor responsabilidad e impulso a este tipo de dispositivos; organizaciones como MOVE, compuesta por prominentes científicos expertos en la materia, abundan continuamente acerca de los beneficios del cigarrillo electrónico, alternativa que sigue ganando mayores espacios cada día, y que se presenta como una alternativa segura y cada vez más eficiente para acabar con grandes males del mundo moderno como lo es el tabaquismo.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: