Todo sobre los Balastros

Los balastros son aparatos que nos permiten regular el flujo eléctrico para un sistema de iluminación, un concepto básico de la tecnología que ha venido evolucionando de forma notoria, ofreciendo actualmente alternativas electrónicas modernas de gran flexibilidad, capaces de dar vida a aplicaciones tan sencillas como el diseño de interiores, hasta algunas más elaboradas como la instalación de sistemas de iluminación de cultivos. Los puedes adquirir en tiendas como https://eurogrow.es.

Concepto. Qué es un balastro

Los balastros son aparatos con la función principal de transformar el voltaje para mantenerlo de una forma estable y regular así la potencia necesaria para un sistema de iluminación. Los balastros también tienen la función de generar la tensión suficiente y el voltaje de salida para activar el sistema.

La energía de los balastros debe ser acorde también a las bombillas o lámparas que usemos, por lo que debemos buscar generar los watts equivalentes a nuestro sistema de iluminación. Pues si generamos una potencia mayor a la capacidad de nuestras bombillas, podemos fundirlas con rapidez. Y aunque normalmente no hay problema si la potencia generada por el balastro es mayor, también puede generar daños si la diferencia de watts es demasiada, por ejemplo si queremos encender una lámpara de 600 W aplicando tan sólo 100 W, lo cual también dañaría el producto la con celeridad debido a la interrupción continua de la corriente eléctrica.

Tipos de balastro

Aunque anteriormente también existían los balastros analógicos, éstos se han vuelto totalmente obsoletos desde 2010, por lo que actualmente se tienen dos tipos principales:

Balastros electromagnéticos

Este tipo de aparatos se han utilizado durante décadas, esencialmente su función gira en torno al campo magnético, el cual es generado a través de una bobina en conjunto con un arrancador y un condensador. Esto produce la radiación de calor suficiente para regular el flujo eléctrico. Y aunque son más económicos, sus capacidades se consideran actualmente rudimentarias y poco flexibles en comparación con otras alternativas modernas.

Balastros electrónicos

Aunque el objetivo es el mismo, en este caso el funcionamiento es totalmente distinto, pues se trata de una corriente pulsatoria generada a través de un circuito eléctrico con un microprocesador. En este caso son aparatos más modernos y también mucho más eficientes y dinámicos para todo tipo de tareas de iluminación.

Las ventajas de los balastros electrónicos

Son múltiples los beneficios de los electrónicos en comparación con los electromagnéticos; comenzando por cuestiones tan elementales como el peso y el ruido que hacen, logrando reducir varias veces tanto la cantidad de materiales, como los sonidos que genera su funcionamiento.

En el caso de los electrónicos tampoco se genera calor en el dispositivo, lo cual permite ofrecer un mucho mejor rendimiento eléctrico que te permitirá aprovechar y distribuir de mejor forma la potencia, sin consumir demasiado.

De igual forma este tipo de mecanismos con tecnología más avanzada pueden detectar de forma automática la polaridad de las lámparas, además de funcionar para múltiples bombillas, a las cuales también les alarga la vida debido a un flujo más estable de la corriente eléctrica.

Aunque una de las cualidades clave es su capacidad de ofrecer potenciómetros que nos permiten regular con mayor flexibilidad la potencia utilizada; es decir poder ajustar la energía de salida, lo cual desde luego puede ser programado para tener variaciones que se adapten a procesos definidos de forma concreta.

Tipo de balastro

Una gran herramienta para la iluminación en los cultivos

Precisamente estas cualidades han generado que los balastros electrónicos se hayan convertido en la elección predilecta para la iluminación artificial de cultivos, pues se puede diseñar de forma muy específica, instalaciones para poder aportar la energía precisa que se recomienda para las diferentes fases del proceso de crecimiento de una planta.

Gracias a la creciente apertura que se está teniendo acerca de técnicas de autocultivo de plantas, este tipo de dispositivos están cobrando auge como una herramienta de gran utilidad para la creación de instalaciones de iluminación funcionales, de gran rendimiento y calidad, incluso en tu propio hogar.

Aunque debes considerar que el rendimiento también depende de la calidad del producto; el hecho de adquirir balastros con un origen de fabricación reconocido, te ofrecerá siempre una mayor vida útil y un mejor aprovechamiento eléctrico, en este sentido te recomendamos los balastros de eurogrow, donde se incluyen modelos y marcas de prestigio, además de un atractivo catálogo con múltiples alternativas para encontrar el balastro ideal para nuestra instalación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: