¿Has oído hablar de la droga GHB?

Su nombre real es Gamma hidroxibutirato y es también llamado éxtasis líquido. Conoce más sobre el ghb droga muy utilizada sobre todo en la comisión de delitos sexuales. El GHB es una sustancia producida en el cerebro de los mamíferos de forma natural en pequeñas cantidades. Se sintetizó por primera vez en 1874 como sustancia psicoactiva durante investigaciones para utilizarlo como análogo al neurotransmisor GABA que fuese capaz de atravesar la barrera hematoencefálica.

  1. Características del GHB y efectos que produce
  2. ¿Cómo se presenta el GHB?
  3. ¿Por qué es tan utilizado?
  4. Modificación del cerebro

Características del GHB y efectos que produce

El GHB es un depresor del sistema nervioso central, por lo que tiene efectos de somnolencia y anestésicos. En algunos países europeos fue ampliamente usado durante décadas como somnífero y como anestésico en los partos. Actualmente solo se utiliza en el tratamiento de la narcolepsia (trastorno del sueño crónico y de origen neurológico, caracterizado por excesiva somnolencia diurna y manifestaciones anormales del sueño REM) y raramente en el alcoholismo.

Características del GHB

El consumo de GHB puede producir los siguientes efectos adversos:

  1. Somnolencia
  2. Mareos
  3. Vértigos
  4. Dolores de cabeza
  5. Hipotensión
  6. Bradicardia
  7. Depresión respiratoria
  8. Vómitos
  9. Apnea
  10. Paranoias y alucinaciones

De la misma forma, el síndrome de abstinencia de GHB se caracteriza por los siguientes síntomas:

  1. Temblores
  2. Ansiedad
  3. Insomnio
  4. Agitación y confusión
  5. Diaforesis
  6. Delirios
  7. Psicosis

El citado síndrome de abstinencia puede empezar 6 horas después de abandonar el consumo, pudiendo durar entre 2 a 15 días aproximadamente.

La causa más común de requerir atención médica en relación al consumo de GHB es el coma por sobredosis de esta droga. Normalmente su consumo se combina con otras sustancias, lo que agrava las consecuencias para el consumidor.

¿Cómo se presenta el GHB?

Generalmente se presenta en forma de líquido -inodoro, incoloro y prácticamente insípido-, se administra por vía oral (mezclado con bebida normalmente, por lo que es difícil controlar la dosis ingerida) y se absorbe de forma rápida, lo que evidencia sus efectos a los 15 minutos de haberlo consumido. Sus efectos alcanzan los niveles máximos entre los 30 a 60 minutos posteriores a su consumo.

La vida de esta droga en el organismo es corta (como máximo 3 o 4 horas aproximadamente). Se elimina principalmente en el hígado aunque un 1% se elimina mediante la orina. Su eliminación también se produce de forma rápida: a las 6 horas no se detecta en la sangre y a las 12 horas no se detecta en la orina. Esto ha facilitado el uso criminal de GHB sobre todo en delitos sexuales.

¿Por qué es tan utilizado?

Este depresor del sistema nervioso central es muy utilizado en clubes y en fiestas privadas. En un principio produce sensación de euforia en el consumidor pero también puede causar sensación de sueño. Incluso es elevado el riesgo de caer en coma con su consumo.

Esta droga es muy utilizada en el ámbito criminal (sobre todo para cometer delitos sexuales) por sus características, ya que la intoxicación por GHB puede no dejar apenas rastro y los efectos no son muy duraderos. Además la víctima no recordará lo sucedido, por lo que su intoxicación conlleva sensación de impunidad.

Modificación del cerebro

En algunas investigaciones en las que se ha estudiado el cerebro de consumidores de GHB se ha concluido que el uso de esta droga se asocia con alteraciones en la identificación de emociones negativas. La segunda conclusión es que la presencia de comas inducidos por GHB (no el uso de GHB de por sí) se vinculó con un menor coeficiente intelectual (aun partiendo de un nivel educativo similar) y procesos cerebrales alterados en la memoria verbal a largo plazo y en la memoria de trabajo. Se concluye también que aquellos con múltiples comas inducidos por el consumo de GHB tienen un 63% más de estrés y un 23% más de ansiedad y alteraciones en la memoria a largo plazo.

La investigadora principal del estudio señala que se sabe poco sobre los efectos del GHB en los seres humanos; y que el consumo de GHB genera diferencias en la cognición de los consumidores respecto a los no consumidores de GHB.

Las imágenes por resonancia magnética muestran cambios cerebrales en los consumidores de GHB: algunas áreas de actividad cerebral alterada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: