Las innovaciones en pavimentos industriales de hormigón

El novedoso sistema para suelos de naves industriales está impactando positivamente el mercado, incrementando la calidad del producto y ayudando a las fábricas a mantener sus espacios en óptimas condiciones.

Los pavimentos de hormigón son frecuentemente instalados en espacios industriales por su gran durabilidad y resistencia, pero si a estos se les añade un tratamiento novedoso como el de Becosan®, se obtiene mayor protección por un tiempo más extenso.

El sistema para tratamiento de suelos de hormigón incrementa la calidad de las superficies de naves industriales y logísticas. El método está patentado por la compañía danesa Beco Treat, con sede en España, que cuenta con diversos productos para suelos.

¿Cuál es la funcionalidad del tratamiento de Becosan®?

Becosan® es un procedimiento diseñado para proteger, tratar y mejorar pavimentos de hormigón pulido. Además, garantiza que el suelo esté libre de polvo por 10 años. Esto se consigue por el pulido y densificado, con lo cual el microporo del cemento se conserva sellado. De esta manera, la cal libre que es la que crea el polvo no puede salir.

Con el tratamiento también se consigue la reducción de absorción de líquidos, que influye directamente en la facilidad de manteamiento y su coste. El sistema es libre de contaminantes, se aplica de forma rápida y cuenta con una única aplicación.

El pulido mecánico se combina con los componentes activos de Becosan Densifier y Protective Sealer. El hormigón posee un tratamiento de impermeabilización, además de un proceso para encerar, el cual puede quedar con un acabado mate o con brillo.

Tratamiento para pavimentos

A la larga, el sistema es muy rentable para los espacios industriales porque su limpieza es muy sencilla, pudiendo emplear solo jabón y agua, lo cual es una ventaja para las industrias, las cuales tienen grandes superficies y suelen tener mucha actividad y movimiento dentro de ellas.

Otra ventaja es que con el tiempo no se opaca ni se llena de polvo, ayudando con la higiene del lugar. Este tipo de pavimento es ideal por su poca fricción y aguante, por lo que resulta excelente para realizarlo en zonas de almacenamiento de mercancía y en empresas de manufactura, las cuales pueden seleccionar el acabado deseado.

Con el paso de tiempo, el pavimento de hormigón se deteriora. En este se suelen presentar grietas, astillamientos, desprendimiento de polvo y rayaduras entre otros daños. Este desgaste se puede evitar con el tratamiento de Becosan®, que al colocarlo elimina la generación de polvo y con la capa de resistencia ayuda a su restauración.

¿Cómo se logra el tratamiento para pavimentos?

El procedimiento se logra con reacciones en las moléculas del suelo. En la aplicación del tratamiento BECOSAN® las partículas se solidifican en mayor medida, al conseguir un comportamiento molecular. Así, el polvo pasa a ser una capa protectora de gran acabado.

Este sistema consigue que el pavimento nuevo dure mucho más y el ya instalado pueda regresar a la vida, aportando muchos más años de acabado impecable. Con este tratamiento se disminuyen los precios de mantenimiento, debido a que no se necesitará vaciar más capas de concreto o procedimientos complejos.

Los suelos pueden ser fácilmente restaurados con discos de diamante que logran un perfecto pulido. Con estos, se puede conseguir una superficie brillante, mate o satinada. Además, por el procedimiento se aprovechan las partículas del pavimento que permiten crear una capa protectora, para que no penetren algunos compuestos.

¿Cómo usar este tratamiento?

Antes de comenzar el tratamiento con Becosan® se deben realizar ciertos procedimientos para aprovechar los favores del producto completamente. Primero se deben abrir los poros del suelo eliminando la micro-rugosidad, esto se consigue raspando la capa superior con discos de pulido.

El endurecedor se puede añadir posteriormente, así podrá penetrar para hacer la superficie más resistente a los daños con una capa más densa. El Becosan Densifier se pulveriza en el concreto uniendo las moléculas de cal, con lo que se crea la durabilidad.

Para sellar se emplean aditivos que tienen una base de agua para garantizar óptimos resultados. De acuerdo con los requerimientos del espacio se pueden hacer tres acabados de pulido: satinado, mate-plus y brillante. Con el Becosan Protective Sealer el suelo puede ser resistente a líquidos, por lo que logra una mejor estética.

El abrasivo se puede fijar a fratasadoras dobles para espacios grandes o fratasadoras manuales para superficies pequeñas. Los granos pueden llegar a 3 mil para un acabado muy brillante o para el primer lijado, de 50 granos.

La técnica es única en los tratamientos de pavimento industrial, para ejecutarse no se requieren maquinarias ni un gran número de empleados. Además, es muy seguro y se realiza de forma rápida, por lo que, es recomendable para empresas que manejen diferentes presupuesto.

Los sellos de calidad

Becosan® cuenta con una gran cantidad de certificaciones por su excelencia, cumpliendo con altos estándares internacionales.

En su web, así como en la página de LinkedIn de la empresa, los clientes interesados pueden obtener todos los datos sobre los sellos de calidad e información adicional del tratamiento.

Los altos estándares industriales son renovados frecuentemente y se pueden constatar con la calidad ISO 9001, con el cual se asegura que los consumidores obtengan servicios y productos de excelencia. También tiene la declaración de prestaciones, que se ejecuta en el espacio europeo para las normas de seguridad, salud y protección medioambientales.

Otros estándares con los que cumple son el HACCP Gestión de Seguridad Alimentaria para los estudios de puntos críticos y de peligros, rendimiento de la absorción de agua de los materiales de construcción, establecimiento de propiedades antideslizantes y finalmente resistencia a la abrasión y al desgaste.

Los sellos de calidad y certificaciones de Becosan® convierten el pavimento en un sistema versátil que puede ser usado en diversos usos industriales tanto interiores como exteriores como, por ejemplo, para empresas de almacenamiento o aparcamientos.

El sistema que otorga un cambio a las superficies opacas puede encontrarse internacionalmente, a través de la red de socios que tiene la marca. El tratamiento que es factible tanto para suelos en mal estado como para los nuevos se puede usar en espacios como centros logísticos, industria alimentaria, naves industriales, supermercados, centros comerciales y garajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: