Alternativas para quienes quieren fumar menos o de forma más segura

Aunque es una práctica que poco más del 20% de los españoles realiza hoy en día, con el tiempo ha disminuido. Estadísticas recientes de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) muestran un alza poco significativa del número de fumadores entre 2017 y 2019, pero en los años anteriores el bajón fue sostenido. Cada vez menos personas fuman frecuentemente y quienes lo hacen consumen menos cigarrillos.

Esto se debe en parte a que han nacido alternativas al cigarrillo que resultan ser menos nocivas y adictivas, además de más modernas (reconociendo que el fumar tiene un componente social). Así mismo, muchas personas han encontrado otras maneras de lidiar con el estrés y la ansiedad, que son las causas primarias que llevan al cigarrillo. A continuación algunos tips para disminuir este hábito.

Cambia el cigarrillo por cannabis

En España es completamente legal el cultivo de cannabis con fines personales (ya sea medicinal o recreativo), por lo que no estamos proponiendo nada ilegal. En casa puedes hacer crecer tus propias plantas y equiparte con papeles para fumar, filtros, una pipa, un grinder y todo lo que necesitas para preparar un blunt. Una vez tengas todos estos implementos descubrirás que es muy fácil liar uno de estos. Además, descubrirás que hay papeles de diferentes tamaños, olores y texturas para crear una experiencia más satisfactoria.

El papel es muy importante, pues comanda el ritmo de combustión. Los filtros también son relevantes pues estos eliminan ciertos compuestos químicos, haciendo que fumar sea menos dañino.

Esto demuestra que el cigarrillo no es la única opción que se puede consumir para lidiar con el estrés y la ansiedad. El cannabis es una alternativa perfecta que resulta ser menos adictiva que la nicotina y con efectos positivos comprobados sobre el estrés y la ansiedad.

Algunas personas podrían no están preparadas para tener esta conversación, pero es un hecho que no hay una relación establecida entre el consumo de cannabis y el cáncer de pulmón; algo que sí ocurre con el cigarrillo. Incluso se puede preferir especies de la planta con altas concentraciones de CBD y bajo THC para disfrutar de más beneficios sin sufrir de los efectos psicoactivos.

Además, expertos de la escuela de medicina de UCLA sostienen que como los efectos del cannabis en el organismo son mayores, se suele “necesitar” menos cannabis que cigarrillos para sentirse mejor.

En España hay otro elemento que incide y es que al cambiarse al cannabis se acepta que no es legal el fumar en lugares públicos. Solo es posible su consumo en lugares privados o en los clubes de cannabis, por lo que es casi obligado acabar fumando menos.

Dejar de fumar

Ejercicio físico

Una alternativa para lidiar con el estrés y la ansiedad es el ejercicio físico. Aunque en este caso en particular la traemos a colación por los beneficios que trae especialmente a los fumadores.

Johan Cruyff, Zinedine Zidane, Ronaldo Nazario, Anna Kournikova y Gastone Nencini son solo algunos nombres de grandes deportista que también eran fumadores. Desconocemos sus motivos para acercarse al cigarro, pero lo que sí sabemos es que todos gozaban de gran capacidad atlética.

El cigarrillo aumenta la capacidad pulmonar al igual que lo hace el ejercicio físico, aunque los fumadores que no se ejercitan tienen un sistema respiratorio débil.

Hacer ejercicio físico es una alternativa para quienes quieren disminuir el hábito de fumar; con esto lograran verse mejor, disminuir (que no desaparecer) el impacto del cigarrillo en el largo plazo y además lidiar con la ansiedad, el estrés y sus disparadores.

Prueba con los vaporizadores

Los vaporizadores y cigarrillos electrónicos son los nuevos dispositivos de moda. En términos de salud aún no existe evidencia concluyente sobre sus efectos a largo plazo pues son aún muy nuevos.

Sin embargo, la evidencia existente sugiere que el sistema respiratorio de quienes fuman exclusivamente a través de estos dispositivos no presenta tantas lesiones como en el caso de los fumadores tradicionales.

El Ministerio de salud comenzó una campaña para concientizar su uso, lo que trajo descenso en sus ventas y se cree que elevó los niveles de consumo de cigarro tradicionales, algo que a nivel sanitario tildan de poco acertado.

Hay otras maneras de hacer frente al deseo de disminuir el uso del cigarro como la meditación, los grupos de reuniones de apoyo y el autocontrol puro; puedes probar varios de manera sincera hasta encontrar el adecuado para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: