¿Cómo ha cambiado el consumo de cerveza en los últimos años?

La cerveza se encuentra entre la primera opción de bebida en muchos países del mundo, siendo la favorita en España durante los meses de verano, tanto por locales como por los extranjeros que se encuentran de vacaciones en el país.

Desde hace algunos años, las cervezas son mayoritariamente bebidas en bares y restaurantes españoles, así que los hábitos de consumo se han transformado en una compra más social, ligada la relación con otras personas. Al ser un producto frío, su ingesta se incrementa en los meses de verano, pero suele ser vendida en otras temporadas, aunque en menor medida.

El sector español de la hostelería se ha visto impulsado en los últimos años por las cervezas, debido a que la bebida se acompaña de aperitivos o comidas, incrementando las opciones para el disfrute social, lo que suele diferenciar de otros países donde, por lo general, beben sin servicios de alimentación.

¿Por qué el crecimiento de la producción de cerveza artesanal?

El aumento mundial en la demanda de artículos naturales de diversos tipos ha marcado también a las cervezas, con el incremento de productos de fabricación artesanal. Una mayor producción y facturación ha sido provocada por clientes con más conocimiento en la materia, que desean ingerir cervezas de mayor calidad y con características especiales.

Crecimiento de la producción de cerveza artesanal

Con un consumidor dispuesto a probar otras alternativas con nuevos aromas y sabores, ha ganado gran interés la cerveza artesanal, la cual puede ser encontrada en diversos establecimientos comerciales como en una tienda online de cerveza artesanal, supermercados y locales especializados en bebidas de este tipo.

El crecimiento en la tendencia de las cervezas artesanales es generado por un público más complejo, que cambia el escenario competitivo de las empresas, al elegir qué consume y dónde. Las compañías de cerveza de fabricación artesanal se han enfocado en ampliar el espectro de sabores, para captar la atención de diversos tipos de consumidores, influyendo en la cantidad de bebidas presentadas en el mercado.

La producción de cerveza artesanal de calidad

Muchas marcas tienen fábricas propias para la producción hecha a medida para sus clientes. Un claro ejemplo de calidad es la cerveza artesanal BÝRA que cuenta con gran experiencia en el sector. Esta etiqueta de calidad se la ha ganado mediante el desarrollo de una productividad efectiva y con excelencia, que se ha extendido en el tiempo.

La cerveza BÝRA nació en el seno de una tradición familiar en la Llanada alavesa del País Vasco, cuenta con personalidad destacando por ser diferente y atrevida. La fábrica de cerveza artesanal ofrece al consumidor productos naturales, no generados en masa, que funcionan perfectamente para los que se inician en el mundo de la cerveza artesanal y desean probar nuevos aromas y sabores.

BÝRA procede de amantes de la cerveza y de degustadores de sus sabores, que conocen el sector y saben lo que busca el consumidor. La consolidación en el mercado de esta marca vasca se ha concretado debido a las diversas variedades que fabrican, las cuales suman actualmente seis tipos.

Las variedades de la cerveza artesanal BÝRA

Entre sus variedades se encuentran la Alpha, la cual es una American Pale Ale con un leve toque de pan tostado y suavemente afrutada; la Omega, que es una American IPA con un considerable amargor y corteza de naranja; y la Sigma, una Strong Bitter con innumerables reconocimientos.

También cuentan con la Engel, una Helles refrescante fabricada sin gluten; la Teufel, una Märzen de doble malta; y la Gamma, la cual ha sido seleccionada como una de las 100 mejores cervezas artesanales españolas, y es una cítrica y suave Golden Ale.

Las seis variantes se dividen en dos colecciones. La Soul Collection, que reúne la Býra Teufel y la Býra Engel, que son polos opuestos en matices, aromas y sabores, y es de ahí que surge la denominación de ángel y demonio. Por otro lado, la Alphabet Collection incluye la Alpha, Sigma, Gamma y Omega, con diversidad de sensaciones, colores y sabores.

BÝRA es considerada una cerveza viva, por la acción dentro de la botella, de las levaduras. Es además Premium, ideal para los consumidores que exigen calidad en su compra, fabricada sin aditivos, conservantes, antioxidantes y estabilizadores químicos.

Sus cualidades son únicas y no se encuentran en productos industriales, al estar producida de forma 100% natural, original, saludable y con una selección cuidadosa de lúpulos, cebadas malteadas y levaduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: