Té verde: beneficios y propiedades

El té verde, también conocido como té chino, es una planta comúnmente utilizada para elaborar infusiones. El té que comúnmente conocemos se obtiene a partir de la especie Camellia sinensis, las hojas de esta planta son sometidas a un proceso de oxidación, a fin de obtener los diferentes tipo de té.

El nombre camellia sinensis proviene de Georg J. Kamel, un botánico jesuita, cuyo nombre fue considerado por Carlos Linneo al denominar a la reconocida planta de té. Kamel en Latín se dice Camellus = camellia. El término sinensis se refiere a “proveniente de China” en Latín.

Este arbusto originario de China puede crecer entre 2 y 5 metros. Sus hojas son verdes, estas suelen ser ovaladas y un tanto alargadas. Los distintos tipos de té que consumimos se obtienen a partir de estas hojas, las cuales se secan o se fermentan según el grado de oxidación que se desee obtener. Los componentes que le otorgan sus propiedades se van perdiendo a medida que las hojas se oxidan, por esta razón el té verde es el más saludable.

arbusto te verde

El té verde se diferencia del resto precisamente por no haber sido sometido a dicho proceso, por lo tanto las hojas con que se prepara la infusión no han sido oxidadas. Este tipo de té cuenta con un importante número de propiedades beneficiosas para el organismo, entre las que destaca su acción para la pérdida de peso. Es por esta razón que su uso se ha popularizado en los últimos años; no obstante, esta planta era utilizada desde hace miles de años como parte de la medicina china ancestral donde se le consideraba indispensable para mejorar la salud, tanto física como mental.

Esta magnífica planta de origen chino no para de sorprender a los investigadores quienes han venido descubriendo cada vez más beneficios que esta maravillosa planta puede ofrecer a nuestro organismo.

Propiedades del té verde e información nutricional

En la cultura asiática, hace miles de años, el té chino ya formaba parte de los remedios naturales que se utilizaban para tratar malestares. Los chinos reconocían su valor como un elemento fortalecedor del corazón y otros órganos vitales como los pulmones, el hígado o los riñones. Lo utilizaban también como digestivo, como diurético y como parte del tratamiento de enfermedades debilitantes. Teniendo en cuenta siempre su uso como bebida refrescante y revitalizante.

Los chinos lo utilizaban para prevenir el escorbuto, enfermedad ocasionada por falta de vitaminas; por lo que los marineros nunca lo dejaban fuera de sus provisiones de viaje.

Los usos medicinales y favorables que se le han dado al té verde se corresponden a los elementos que forman parte de su composición. Este es rico en aminoácidos, vitaminas, alcaloides y minerales, elementos que ejercen funciones importantes en el organismo del ser humano.

plantacion te china

Las propiedades antioxidantes que caracterizan al té chino se deben a su alto contenido en polifenoles, estos son flavonoides, sustancias químicas derivadas de las plantas con la capacidad de estimular nuestro metabolismo y beneficiar la digestión. Las catequinas son un tipo de polifenoles presentes en el té verde, algunas de ellas tienen especiales propiedades anticancerígenas, antioxidantes y coadyuvantes de la disminución del colesterol, más específicamente la catequina denominada EGCG (epigalocatequina-3-galato) cuyos beneficios se extiende a las funciones cognitivas, e incluso inmunológicas del cuerpo humano.

El conjunto de vitaminas que posee también ayuda a incrementar sus propiedades antioxidantes; esta increíble planta es rica en vitamina C la cual le otorga propiedades fortalecedoras del sistema inmune. Contiene además vitaminas A, B, y E, las cuales contribuyen igualmente a aumentar las defensas así como a dar vitalidad a los tejidos.

Entre los minerales que podemos encontrar en el té chino se encuentra el calcio, el potasio, el fósforo, manganeso, hierro, sodio y magnesio los cuales contribuyen a fortalecer los huesos y tejidos del cuerpo, así como facilitar funciones de nuestro organismo. De igual forma es rico en flúor, este oligoelemento contribuye al fortalecimiento de los dientes.

La tianina, o L-teanina, es un aminoácido que se encuentra en el té verde en niveles elevados de concentración, tiene efectos relajantes que pueden contribuir a disminuir los niveles de estrés. Esta contribuye, de igual forma, a la estimulación de las funciones cognitivas mejorando la concentración, la memoria y los procesos de aprendizaje.

Entre otros aminoácidos presentes en la composición del té chino encontramos triptófano, treonina, glicina, fenilalanina y lisina; estos son moléculas necesarias para las funciones celulares de nuestro cuerpo.

planta te verde

De igual forma esta planta contiene una alta concentración de teína, un alcaloide perteneciente al grupo de las xantinas, la cual es un equivalente a la cafeína. Esta es una sustancia estimulante, comúnmente utilizada para disminuir la sensación de sueño, que además contribuye a aumentar los niveles de concentración; sin embargo su ingesta en altas cantidades puede generar efectos secundarios, como adicción, irritabilidad o insomnio. La cafeína es conocida por su utilidad para combatir los dolores de cabeza.

Entre los componentes de este tipo de té también podemos encontrar isoflavonas, estas son sustancias químicas vegetales que pueden imitar a los estrógenos femeninos, esta característica permite que esta sustancia sea un aliado en aquellas situaciones en que la mujer requiere de fuentes extra de estrógenos, como es el caso de la menstruación o la menopausia. Las isoflavonas actúan como antioxidantes, fortalecen los huesos y contribuyen a disminuir el riesgo de sufrir ataques al corazón. Las isoflavonas  además pueden contribuir con el fortalecimiento de la flora intestinal.

El conjunto de elementos que constituyen la composición del té verde chino son los responsables de los beneficios que este le ofrece a nuestro organismo y que pueden ser aprovechados para nuestro beneficio, si lo incluimos en nuestra dieta regular de forma equilibrada.

Beneficios del té verde

En la actualidad el té verde para adelgazar es tomado con frecuencia, sin embargo sus propiedades van mucho más allá de estimular el metabolismo e impulsar la pérdida de peso.

pareja tomando te

Si te has preguntado ¿para qué sirve el té verde? aquí te diremos cuáles son sus beneficios y cómo puedes aprovecharlos:

  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares: El té verde facilita las funciones arteriales al fortalecer los vasos sanguíneos y brindarle elasticidad, esto disminuye las probabilidades que tiene un individuo de sufrir enfermedades vasculares como por ejemplo una trombosis; así como enfermedades cardíacas y ataques al corazón. Para beneficiarte de esta propiedad se recomienda tomar entre 2 y 3 tazas de infusión al día.
  • Sus antioxidantes ayudan a retrasar el envejecimiento: las vitaminas, isoflavonas y polifenoles que contiene actúan como antioxidantes, es decir ayudan a controlar los radicales libres, responsables de acelerar el envejecimiento y robarle vitalidad a la piel. Las propiedades antioxidantes protegen las células evitándoles daño y retardando su deceso. Esta característica contribuye a mantener la piel sana y radiante, esta es una de las razones por las cuales se desarrollan cremas humectantes a base de este componente natural.
  • Para tratar el acné: además de las propiedades antioxidantes, las cremas faciales a base de té verde ayudan a disminuir los molestos granos que el acné produce, impulsado principalmente por sus propiedades bactericidas. Además de brindar humectación, frescura y limpieza a la piel del rostro.
  • Promueve la digestión y controla la flora bacteriana: El té verde puede actuar como un excelente antiinflamatorio, esta acción contribuye con los procesos digestivos al evitar dolores estomacales y contribuyendo en la disminución de la producción de gases. De igual forma su capacidad bactericida permite controlar el crecimiento indebido de ciertas bacterias en la flora bacteriana intestinal que pueden causar malestares digestivos. Igualmente posee acción laxante y diurética lo que le convierte en un excelente agente de desintoxicación. Es altamente recomendable tomar una tacita de infusión luego de cada comida como coadyuvante de la digestión.
  • Efecto estimulante de procesos cognitivos: la teína y los polifenoles presentes en su composición ejercen una acción positiva en el cerebro al estimular la dopamina. El té verde contribuye a mantener activa la concentración, además de cuidar la memoria. De igual forma se le atribuye la propiedad de prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.
  • Efecto relajante: La infusión de té chino funciona de forma eficaz para disminuir los niveles de estrés. Esta es precisamente una de sus propiedades más reconocidas, incluso en la antigua china donde tomaban este té para ayudar a controlar estados emocionales alterados.
  • Previene enfermedades oculares: Al actuar sobre la elasticidad y fortalecimiento de los tejidos protege la retina y el ojo en general disminuyendo el riesgo de padecer afecciones como la conjuntivitis o incluso algunas más graves como el glaucoma. Este también ejerce función sobre la parte externa de los ojos ayudando a eliminar ojeras y el cansancio de los ojos, para esto solo es necesario colocar saquitos de té verde en los ojos por algunos minutos.
  • Aliado para tratar la diabetes: por su acción metabólica que ayuda a procesar la glucosa, así como a prevenir los niveles elevados de la misma, el té chino representa una bebida aliada para quienes padecen de esta enfermedad.
  • Fortalece los huesos: contribuye con el desarrollo de los huesos al estimular la producción de células óseas aumentando la densidad de los mismos. Es especialmente eficaz en el fortalecimiento de las vértebras y de los huesos ubicados al nivel de la cadera. De igual forma es un aliado en la prevención y tratamiento de la osteoporosis.
  • Protege la salud bucal: De igual forma ayuda a fortalecer los dientes y protegerlos contra las caries, esto se debe al flúor que contiene. Además previene la debilidad de las encías y el sangrado que se produce al cepillarse al fortalecer los tejidos que la forman.
  • Tratamiento para la hipercolesterolemia: Contribuye a regularizar y a disminuir los niveles de colesterol malo en la sangre, disminuyendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Previene la artritis: sus propiedades desinflamantes, así como aquellas que contribuyen al fortalecimiento de los huesos juegan un papel importante en la prevención y tratamiento de la artritis, ayudando a disminuir los síntomas incómodos que produce esta enfermedad.
  • Actúa como protector de algunos órganos vitales: Desde sus primeros usos en la medicina china se le ha reconocido al té verde su capacidad de proteger los órganos más importantes del cuerpo; además del corazón y el cerebro, se  sabe que ayuda a controlar la grasa que se aloja en el hígado, evitando afecciones en el mismo como el hígado graso, por ejemplo. Igualmente previene la inflamación de órganos como la vesícula.
  • Robustece el sistema inmune: El sistema inmunológico es el responsable de proteger el cuerpo de factores externos. El té chino cuenta con propiedades que permiten que el cuerpo mantenga altas sus defensas previniendo enfermedades comunes como resfriados y alergias y ayudando a combatir enfermedades de mayor complicación.
  • Prevención del cáncer: Algunos de sus componentes tienen la capacidad de actuar sobre las células malignas; sin embargo este poder es mínimo comparado al que se necesita para combatir la enfermedad. El té verde puede considerarse un aliado para prevenir esta terrible enfermedad, pero no se conoce su acción para combatirla.
  • Regulador metabólico: El té chino contribuye a nivelar tanto la glucosa como los lípidos que se encuentran en el organismo, ayudando a disminuir sus niveles altos en la sangre. La EGCG que contiene tiene la capacidad de bloquear la absorción de carbohidratos lo que le hace un aliado para combatir la obesidad causada por la acumulación de grasa.
  • Como adelgazante: entre sus beneficios encontramos que puede contribuir a quemar calorías. Esto sumado con sus propiedades  metabólicas, reguladoras y depurantes le convierten en un efectivo aliado a la hora de perder peso. De todas sus propiedades benéficas esta es probablemente la más reconocida por lo que procederemos a desarrollar con mayor detenimiento las características que le convierten en un adelgazante eficaz.

perder peso bebiendo te

Té verde para adelgazar

La característica principal que convierte al té verde chino en un excelente adelgazante es su capacidad de aumentar la cantidad de calorías que quemamos al día, la forma en que logra ejercer esta función es por medio de varias de sus propiedades:

  • Aumento de las funciones metabólicas: Como mencionamos anteriormente el té chino ejerce una acción importante en nuestro metabolismo al regular la glucosa y los lípidos. Esta acción nos permite quemar más calorías de las que regularmente quemamos acelerando nuestro metabolismo, es decir nuestra capacidad de aprovechar o deshacernos de la carga calórica que ingerimos.
  • Estimula el hígado: Ayuda a eliminar grasas al estimular la liberación de la hormona responsable de que el hígado descomponga lípidos, la norepinefrina. Esto contribuye con la síntesis de grasas en energía.
  • Propiedad termogénica: Esta planta pertenece a un selecto grupo de alimentos que contribuye a la quema de calorías al influir en la temperatura corporal. Los alimentos termogénicos generan un ligero aumento en la temperatura corporal de quien les consumen; esta característica puede contribuir a quemar calorías, sin embargo, puede ser perjudicial para algunas personas.
  • Inhibe la absorción de carbohidratos: El té verde tiene la capacidad de bloquear carbohidratos por medio de la inhibición de la enzima alfa-amilasa, encargada de descomponer los carbohidratos para convertirlos en azúcar.

Todos estos procesos que el este estimula en el organismo, contribuyen a disminuir la grasa acumulada y convertirla en energía. Esto favorece también la eficacia que los ejercicios físicos tienen sobre el cuerpo, potenciando sus beneficios y ayudando a perder peso.

Formas de tomar el té verde

Para poder beneficiarnos de las propiedades que el té chino le ofrece a nuestro organismo la mejor forma de consumirlo es en infusiones. Esta es además la principal  forma en que este fue usado en la China milenaria.

formas de tomar el te

Cómo preparar té verde

La mejor forma es colocando las hojas de té verde chino en agua que esté entre 80° y 90° C de temperatura, es decir antes de que alcance el punto de ebullición.  Las hojas deben mantenerse en el agua durante 45 segundos, y luego se extraen. Notarás que el agua se torna amarilla y las hojas se oscurecen, luego de retirarlas la infusión estará lista. La cantidad de hojas que coloques determinarán la concentración que tenga la infusión. Evita dejarlas por más tiempo en el agua caliente.

Una buena manera de incluirlo dentro de tu dieta diaria es preparando en la mañana la totalidad del té que tomaras a lo largo del día. Para esto coloca  10 gramos de té (equivalente a 2 saquitos) en un litro de agua caliente.

Cómo tomar el té verde

Lo ideal es tomar la infusión entre 2 y 3 veces al día. No es recomendable ingerir más de 5 tazas al día. Este té lo puedes tomar caliente, frío o tibio según prefieras, recuerda que un vaso de infusión de té verde frío es altamente refrescante, ideal para tomar en ambientes calurosos y para contrarrestar la sensación de sed.

bebiendo te

Según tu gusto y motivación para ingerirlo puedes agregar un poquito de azúcar o miel, siendo esta última la opción más recomendable. Igualmente puedes optar por edulcorantes naturales como por ejemplo la stevia.

El té es realmente versátil, este puede ser adicionado con otras hierbas en la búsqueda de nuevos sabores, así como para potenciar sus propiedades:

Té verde con limón: Esta refrescante combinación es muy popular y nos ofrece mucho más que buen sabor. Tomar té con limón puede combinar las propiedades de ambas plantas lo que nos ayuda a mejorar nuestras defensas, tratar resfriados y potenciar la pérdida de peso. Los amantes del té disfrutan una buena taza de té verde con limón, el cual puede incluso aromatizarse con otros ingredientes como miel o canela.

te con limon

–  Té verde con menta: Esta es otra refrescante combinación. Esta bebida también llamada té moruno es usada mayormente para refrescar y relajar, incluso estando caliente ayuda a saciar la sensación de sed y acaloramiento.

Té verde con leche: Esta bebida tiene muchos detractores y defensores; quienes consideran que no es recomendable tomarla aseguran que la leche elimina las propiedades le otorgan sus componentes. Sin embargo, el exquisito sabor de esta bebida puede ser la única razón que necesites para tomarlo.

Té verde con jengibre: Además de su particular sabor, el jengibre potencia las propiedades adelgazantes del té chino, por lo que se ha implementado su uso como parte de las dietas para perder peso.

Cómo tomar el té verde para adelgazar

Si has decidido comenzar a aprovechar las propiedades de este maravilloso té como parte de tu sistema para bajar de peso, puedes implementar un sistema de tomas regular. Un esquema funcional es la llamada “dieta del té verde”  en la que se implementan 3 tomas diarias; la primera se hace media hora después de desayunar, la segunda media hora después del almuerzo y finalmente una última toma media hora después de la cena.

tomar te

Para que este esquema logre resultados es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones: implementa una alimentación equilibrada rica en frutas y vegetales, evita la ingesta de carbohidratos dañinos, evita endulzar con azúcar, bebe suficiente agua y evita tomar la infusión antes de las comidas a fin de que se permita la absorción de hierro. Aprovecha para aumentar la actividad física para contribuir con la quema de calorías.

Igualmente cuentas con la opción de tomarlo en otras presentaciones, adicionales a las infusiones tradicionales:

Cápsulas de té verde: esta es una presentación que permite aprovechar sus propiedades de forma más práctica y sencilla. Estas cápsulas son elaboradas con extracto de té verde concentrado. Las cápsulas o pastillas se utilizan principalmente para bajar de peso,  para lo cual se recomienda tomar  hasta 3 cápsulas diarias de 500 mg, siendo recomendable ingerirlas después de las comidas. Estas se encuentran muy fácilmente en herbolarios.

te en capsulas

Té verde en polvo: Este puede usarse como un té instantáneo, para hacer batidos con frutas y/o cereales y como aderezo en la elaboración de algunos alimentos. Este tipo de té se le conoce como té verde matcha y es muy popular en Japón desde donde se ha dado a conocer a otras partes del mundo. Conozcamos un poco más sobre este tipo de té.

Té verde matcha

Este tipo de té es originario de China, aunque su uso se hizo más popular en Japón. Esto se debe a la influencia que ejercieron los Monjes Zen, quienes le usaban para aumentar su concentración y apaciguar los nervios durante largas jornadas de meditación.

Este tipo de té molido se elabora tras un proceso en el que las hojas se secan y se trituran hasta obtener un polvo muy fino, de color verde claro radiante. Su sabor dependerá de la calidad de las hojas a partir de las cuales se  ha elaborado, su dulzura será mayor mientras la concentración de aminoácidos de las hojas sea más alta.

te matcha

El té matcha concentra todas las propiedades del té que ya conocemos, lo que le convierte en una forma eficaz de aprovecharlas. Sus aminoácidos, flavonoides, minerales y vitaminas, así como sus propiedades antioxidantes, metabólicas y bactericidas se intensifican en esta presentación en polvo. Es tal su poder beneficioso para el ser humano que se le ha denominado como uno de los reconocidos superalimentos.

Su preparación es similar a la de una infusión, con la diferencia de que en este caso removeremos el té en el agua caliente, la cual puede estar a unos 75° C que serán  suficientes. Funciona como una bebida de preparación instantánea.

Además este polvo puede licuarse junto con otros ingredientes para obtener deliciosos batidos, ideales para quienes desean perder peso, como matcha con melón, matcha con piña y pepino o té de matcha con fresas.

El té matcha también puede usarse como ingrediente en la elaboración de postres como pasteles o el delicioso helado de matcha, este uso es muy popular en Japón donde forma parte de la cocina típica del país asiático. Es utilizado también  como aderezo en algunos platos como ensaladas gourmet.

Conseguir el té matcha se ha hecho cada vez más fácil gracias a la popularidad que este goza en la actualidad, regularmente se puede encontrar en herbolarios aunque la forma más común de adquirirlo es a través de páginas web especializadas. Su precio puede considerarse un poco elevado en comparación al té verde regular, sin embargo esto se debe a que conlleva un proceso de elaboración que el otro no requiere. Sus propiedades y beneficios, así como su sabor, hacen que valga la pena adquirirlo.

Otras presentaciones del té verde

  • Aceite esencial de té verde: este es de uso tópico y está pensado para tratar la piel. Este hidrata y revitaliza; ayuda a eliminar granos así como las cicatrices que estos dejan. Además se le conoce por sus propiedades estimulantes del crecimiento del cabello lo que le convierten en una herramienta para combatir la caída del mismo. Fortalece el cuero cabelludo y ayuda a eliminar la caspa. Este aceite también es utilizado para suavizar manos y fortalecer las uñas.

aceite de te

  • Té verde descafeinado: Esta presentación nos ofrece la opción de consumir todos los benéficos que el té verde tiene pero eliminando aquellos que tiene la cafeína. Esto se debe a que en algunos casos los efectos secundarios de la cafeína pueden ser mayores a los beneficios que ofrece; esta opción es particularmente efectiva para aquellas personas sensibles a padecer trastornos del sueño en cuyo caso la cafeína en altamente contraproducente. Es una excelente opción también para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Efectos secundarios y contraindicaciones

A pesar de todas las magníficas propiedades con que cuenta este beneficioso té, este puede ocasionar algunos efectos secundarios negativos. Estos dependen de la frecuencia con que es ingerido el té, así como de las condiciones particulares de cada individuo. Lo más recomendable es que no se supere la ingesta recomendada. Consumir té chino en grandes cantidades puede generar:

  • Insomnio, nerviosismo o irritabilidad. Esto se debe a la teína (cafeína) que contiene.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Malestar estomacal, diarrea y/o vómitos.
  • Alteración de la flora intestinal. Sus propiedades reguladoras y bactericidas pueden salirse de control cuando se abusa de su consumo.
  • Exceso de deposiciones líquidas que llevan a la deshidratación. Ocasionadas por las propiedades diuréticas del té.

insomnio efectos secundarios

Como es sabido el consumo en exceso de cualquier alimento puede ser nocivo para la salud, por lo que siempre es recomendable llevar una alimentación equilibrada y la ingesta moderada de los nutrientes. En especial el té verde ya que tiene la tendencia de generar adicción al consumirse con mucha frecuencia, esto se debe a su agradable sabor y a la presencia de la teína (cafeína).

Entre las contraindicaciones del té verde encontramos:

  • Problemas gástricos: afecciones como úlceras, gastritis o reflujo.
  • Anemia: Esto debido a que interfiere en la absorción del hierro.
  • Embarazo y/o lactancia: por la acción estimulante que la cafeína puede llegar a tener sobre el bebé.
  • Sangrados: El té puede actuar como anticoagulante.
  • Taquicardia. Ya que estimula las funciones cardiovasculares.
  • Insomnio: Si padeces de trastornos del sueño lo más recomendable es que evites consumir té. Una opción es conseguir la presentación descafeinada.

Recomendaciones

Lo ideal es tomar el té en una frecuencia que se encuentre dentro de la ingesta diaria recomendada, esta puede ser de 1 litro diario como máximo. Una señal de que estás tomando mucho té puede ser dolor de cabeza, irritabilidad o insomnio.

Otra recomendación a tener en cuenta es evitar ingerirlo muy caliente con frecuencia, ya que puede ocasionar cáncer de garganta o de laringe.

De igual forma se recomienda evitar mezclar el té con medicamentos estimulantes o alcohol, esto dependerá del tipo de medicamento que tomes así como de la frecuencia con las que estés ingiriendo ciertas cantidades de té.

Ante cualquier duda la recomendación siempre es acudir a tu médico de confianza y aclarar lo que puede ser beneficioso o perjudicial en tu caso específico.

El té verde goza de gran popularidad, y no en vano, todos los beneficios que nos ofrece le merecen un lugar dentro de nuestra alimentación regular, muy especialmente si deseamos bajar de peso, siempre y cuando hagamos uso adecuado de esta planta milenaria, nuestra salud nos lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: