Consejos para el cultivo de plantas de interior

Te mostramos los mejores consejos sobre el cultivo y los cuidados básicos de las plantas de interior.

Las plantas de interior, es decir, aquellas que son apropiadas para el cultivo dentro de casa, son plantas muy delicadas y que necesitan de cuidados especiales para que crezcan fuertes, sanas y bonitas.

En realidad, no hay ninguna planta que nazca específicamente para vivir en el interior de una casa. Las llamadas plantas de interior, en realidad son plantas que provienen en la mayor parte de los casos, de lugares cálidos del planeta, y por ello son las que mejor se adaptan al ambiente cálido de un hogar.

Sin embargo, se encuentran alejadas de su medio natural de vida, por lo que la mayoría de ellas son muy sensibles y deben ser cuidadas con suma delicadeza. Entre las plantas de interior más comunes se encuentran desde las orquídeas, las bromelias, las cilvias, hasta la lengua de tigre y la conocida como planta del orador.

Para cuidarlas de forma adecuada, es necesario proporcionarles una serie de cuidados específicos y que tengan las condiciones ambientales más apropiadas. Se deben conocer las necesidades determinadas que tienen, en cuanto a la luminosidad, al agua, a la temperatura adecuada en la que deben permanecer, así como el tipo de cultivo que demandan.

El lugar donde se deben colocar las plantas de interior

Para elegir el lugar más idóneo donde se debe colocar una planta determinada, es conveniente tener en cuenta una serie de factores de gran importancia para su correcto mantenimiento, como la cantidad de luz que necesita cada planta en concreto, así como la temperatura y la humedad.

Cuidado de plantas de interior

En una misma casa, dependiendo de la habitación o de las distintas zonas, se pueden encontrar distintas condiciones ambientales, por lo que, antes de poner una planta en un lugar se deben conocer sus necesidades en cuanto a luminosidad, a la humedad que necesita, etc.

Si se trata de una planta que necesita la luz del sol en grandes cantidades, lo ideal es colocarla durante la mayor parte del tiempo junto a una ventana o un balcón. Sin embargo, no en todas la casas se pueden encontrar las condiciones idóneas de luminosidad.

Una opción a la que muchas personas recurren es poner balastros, que aportan la luz que las plantas requieren. Se trata de un dispositivo, ya sea electrónico o magnético, que se emplea para proporcionar y distribuir de forma precisa la cantidad de luz que necesita cada planta. También se puede colocar un foco de luz artificial cerca de la planta.

Otro tipo de plantas no necesitan recibir tanto sol, especialmente en las épocas más calurosas y en zonas cálidas.

El riego de las plantas de interior

El agua que necesitan las plantas de interior, depende mucho, al igual que en el caso de la luz, de cada planta concreta y del ambiente donde se encuentren.

Hay algunos tipos de plantas que necesitan tener el sustrato en constante humedad, y a las que conviene regar antes de ver que la tierra está seca. Una recomendación para este tipo de plantas es instalar un sistema de riego por goteo en el jardín o en una zona exterior, si es posible, como recomienda esta empresa de Valencia.

Por el contrario, algunas otras plantas, como las orquídeas requieren de poca agua, ya que si se las riega demasiado pueden morir.

En cuanto a la forma adecuada de regar, es conveniente regar las plantas de interior con agua a temperatura ambiente. Si el agua procede del grifo y tiene mucho cloro, se puede dejar reposar unas horas antes de regar.

Hay que añadir el agua muy despacio, por eso se recomienda utilizar una regadera, y nunca hay que dejarse la maceta encharcada. Para permitir que el agua que no se requiere salga, se puede poner un plato bajo la maceta con piedras, para que el exceso de agua quede en él.

El abono para plantas de interior

Como hemos comentado, las plantas de interior viven alejadas de su lugar natural, por lo que se le deben proporcionar los nutrientes adecuados a través del abonado, ya que no los pueden conseguir por ellas mismas.

Cultivo de plantas de interior

El abono que necesitan depende de cada tipo de planta. Por ejemplo, para el cultivo de acacias se le debe proporcionar un abono común, ya que no necesitan ningún tipo de suelo en especial. Lo que sí requieren es de una buena hidratación, por lo que se las debe regar a menudo.

En cuanto a los cuidados de rosas de Jericó también es interesante proporcionarle un abono natural de calidad, además de agua en abundancia.

En general, para todas las plantas de interior es preferible utilizar abonos de calidad, que contengan en su composición los principales nutrientes que necesitan, como fósforo, potasio, hierro y magnesio, entre otros. Además, en el caso de los abonos comerciales, se deben seguir detalladamente las instrucciones, para saber la frecuencia y la dosis que se debe emplear.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: