Vida saludable: Consejos para iniciarse en la práctica del running

El running se ha convertido en una de las disciplinas deportivas más practicadas durante los últimos años. Cada día millones de personas deciden salir a las calles para devorar el pavimento en recorridos que se prolongan durante varios kilómetros.

Hay quien prefiere practicarlo por los beneficios que aporta al organismo, otros se inclinan más por la libertad y la autonomía que ofrece estar al aire libre. No obstante, antes de correr hay que tener en cuenta varios puntos para evitar lesiones y sacar el mayor provecho.

Salir a correr genera resultados positivos, como la pérdida de peso o el aumento de la resistencia cardiovascular. Aunque los frutos por el esfuerzo pueden ser rápidos (unas tres semanas), los cambios no son inmediatos.

Es decir, hay que ser realistas y estar mentalizados para no abandonar la disciplina en poco tiempo. Algunos empiezan con entusiasmo y luego dejan de correr. Uno de los motivos que genera esta decisión es la falta de paciencia.

Comenzar con pequeñas dosis

El running debe practicarse a partir de pequeñas dosis, con repeticiones varias veces a la semana. Una sugerencia es realizar 1 minuto de carrera y luego 2 caminando. Con el transcurso de los días, la cantidad de tiempo para correr se puede ir aumentando dependiendo del rendimiento del cuerpo.

Mejores consejos para principiantes del running

Un error muy común es comenzar a correr haciendo un gran esfuerzo y empleando todas las energías, lo que puede provocar fatiga y dolor corporal. Hay corredores que en este punto pueden desmoralizarse y llegar a pensar que el deporte no es para ellos.

La idea es ir poco a poco y administrar la energía corporal, ya que durante los primeros días el cuerpo se está “desoxidando”. Para aliviar las tensiones musculares y minimizar el impacto en el organismo, la recomendación es realizar estiramientos todos los días.

El hábito puede ejecutarse durante 5 minutos después de levantarse de la cama, incluso durante los días en los que no se correrá. Antes de comenzar con el recorrido es necesario realizar calentamientos para minimizar el riesgo de lesiones.

Durante las primeras semanas, el consejo es salir a correr 2 o 3 veces, dejando un día de descanso de por medio para ir dosificando el impacto en el cuerpo.

Zapatillas, ropa y gafas

Salir a correr no cuesta dinero, lo que no es gratis son las zapatillas deportivas ni la ropa para practicarlo. Un punto fundamental para los corredores es saber seleccionar un calzado que se ajuste a su pisada.

Las zapatillas deportivas deben ser de calidad y especiales para correr. La mayoría se elaboran con material transpirable, ligero y adaptado a un sistema de amortiguación. En el mercado existen múltiples opciones para elegir un calzado e iniciarse en el mundo del running.

La ropa es otro de los puntos a considerar, pues el corredor debe estar cómodo. Para este caso se recomiendan prendas de tela transpirable y que se ajusten a la época del año. Es decir, para el verano se sugiere usar mallas cortas, y para el invierno mallas largas y chaqueta deportiva.

Un elemento que debe considerarse con prioridad es el de las gafas. Este accesorio sirve para proteger los ojos del viento y el sol. En páginas como la de Eclipsun, una tienda online dedicada a su comercialización, se pueden comprar gafas de sol para hacer running y estar más protegido.

Pero, antes de comprar gafas de sol para correr, hay que cerciorarse de que el modelo elegido se adapte al rostro del atleta. La idea es que la carrera se ejecute sin complicaciones y que la persona se sienta a gusto.

No se trata de usar gafas convencionales de las que se utilizan para salir a la calle. Se trata de gafas deportivas que cuenten con una montura que no se mueva demasiado y que no quede muy pegada al rostro.

Gafas de sol running

Uno de los consejos para hacer running y practicar deporte es que el corredor utilice este tipo de complementos para maximizar su rendimiento.

Hay modelos de gafas que incorporan una espuma en la zona superior que se encarga de absorber el sudor, uno de los grandes problemas a los que debe enfrentarse el runner.

Hidratación

El desgaste que supone estar corriendo requiere que el cuerpo se mantenga hidratado antes, durante y después de la carrera. De no hacerlo, pueden sufrirse desmayos en el trayecto.

Consejos running

Este factor es clave para el buen desempeño de cualquier corredor. Al estar bien hidratado, el cuerpo percibe un menor esfuerzo y podrá rendir mejor mientras corre. Se trata de reponer los líquidos que se han empleado de forma natural.

El running es una disciplina que precisa constancia y dedicación. Los resultados para quienes desean bajar de peso o aumentar la resistencia comenzarán a apreciarse a partir de las tres semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: