Descubre las 10 grandes ventajas de los cigarrillos electrónicos

El cigarrillo electronico llegó hace ya algunos años para quedarse definitivamente en nuestro día a día. Desde que se empezó a extender el uso de estos aparatos el consumo de tabaco ha disminuido y, con él, ha mejorado la salud de muchas personas.

Los cigarrillos electrónicos no son otra cosa que una nueva forma de vapear y que, además, cuenta con muchísimas ventajas respecto a los cigarrillos convencionales. En el post de hoy hemos querido reunir las 10 grandes ventajas de estos dispositivos para que podáis conocerlas y acercaros un poco más a este mundillo.

ventajas de los cigarrillos electrónicos

Del mismo modo, si queréis comprar cigarrillo electronico os aconsejamos que busquéis información, comparéis precios y preguntéis opiniones. Así podréis escoger el que mejor se adapte a vosotros sin ningún problema. No os preocupéis, comprar cigarrillos electrónicos es muy sencillo y veréis que rápidamente encontraréis algún modelo que os llame la atención.

Sin rastro ni ceniza

Una de las principales ventajas del cigarrillo electrónico respecto al tabaco tradicional es que no deja rastro ni genera ceniza. Ya no dependeremos de tener un cenicero cerca para poder fumar. Los cigarrillos electrónicos no producen ceniza debido a que no realizan combustión de materiales directamente en el ambiente, por lo que tampoco nos dejarán los dientes amarillos o nos producirán mal aliento.

No produce humo

Además de no producir ceniza ni dejar rastro, los cigarrillos electrónicos tampoco producen humo, al menos no tal cual lo hacen los cigarrillos de tabaco convencionales. Esta ventaja está también muy relacionada con el aspecto de no generar una combustión. Lo que en realidad “fumamos” cuando lo hacemos con un cigarrillo electrónico es vapor de agua. Este vapor, aunque pueda parecer humo, no lo es y esto tiene, por si mismo, otras muchas ventajas. Por ejemplo, al no producir humo, tampoco crear fumadores pasivos.

Tenemos la opción de vapear sin nicotina

Una de las grandes y revolucionarias ventajas que nos ofrecen los cigarrillos electrónicos es que nos dan la posibilidad de fumar sin necesidad de consumir nicotina. Los cigarrillos electrónicos funcionan con cápsulas de líquido, en las cuales podemos escoger la cantidad de nicotina que queremos consumir. Si hemos cambiado los cigarrillos convencionales por uno electrónico, lo más probable es que tengamos que ir reduciendo la dosis de nicotina por cápsula hasta conseguir eliminarla por completo de nuestra rutina.

Es mucho más ecológico

Que el cigarrillo electrónico es un dispositivo mucho más ecológico que los cigarrillos normales no es algo que sorprenda la verdad. Una de sus ventajas más reseñables es que, consumiendo cigarrillos electrónicos, no generamos ningún tipo de residuo. No produce colillas ni tiene papel para quemar, así que lo único que tendremos que cuidar es de llevar siempre con nosotros nuestro dispositivo. Sin duda, todo un avance para el medio ambiente, al que le podremos ahorrar miles de toneladas de residuos.

No deja olores

Como ya os comentamos, una de las principales ventajas de los cigarrillos electrónicos es que no producen humo, sino vapor de agua. Muy relacionado con esto encontramos también otra ventaja y es que los cigarrillos electrónicos tampoco dejan olores. Al tratarse de vapor y no humo, el olor no se queda impregnado en el ambiente, la ropa o el pelo. Si fumamos con un cigarrillo electrónico dentro de casa, no tendremos que preocuparnos por ventilar luego, ya que el olor no se quedará en la habitación.

Un dispositivo portátil

Con el cigarrillo electrónico tendremos margen para irnos de aquí para allá y llevarlo siempre con nosotros. Si quieres olvidarte de depender de máquinas expendedoras de tabaco y de estancos, el cigarrillo electrónico será tu mejor opción. Con su batería recargable e intercambiable podrás disfrutar de tu vapeo favorito en cualquier lugar y ocasión.

Mayor durabilidad

Otra de las grandes ventajas del cigarrillo electrónico es su durabilidad. En comparación con las cajetillas de cigarrillos convencionales, los cigarrillos electrónicos duran infinitamente más. Para hacernos una idea, un dispositivo electrónico de este tipo, con el mantenimiento adecuado, puede durarnos años. Simplemente tendremos que revisarlo cada cierto tiempo, hacerle una serie de sencillos cuidados, así como cambiarle los filtros y tendremos un mismo cigarrillo electrónico por mucho tiempo.

No contiene ni tabaco ni alquitrán

A diferencia de los cigarrillos convencionales, cargados de sustancias químicas nocivas, entre ellas el alquitrán, los cigarrillos electrónicos funcionan de otra forma. Descartan este tipo de sustancias para sustituirlas por otras totalmente diferentes y que actúan de un modo mejor en nuestro organismo. Por otra parte, al utilizar cápsulas con líquido, tampoco vemos rastro de tabaco al consumir cigarrillos electrónicos.

Facilita dejar de fumar

Muchísimos exfumadores coinciden: el cigarrillo electrónico les ayudó muchísimo en su proceso de dejar de fumar. Al hacer el cambio por este tipo de dispositivos, no se echa tanto en falta el fumar cada día y el proceso de abandonar este mal hábito se hace mucho más llevadero. Además, también todos los exfumadores coinciden en que, aunque al principio seguían fumando bastante también con el cigarrillo electrónico, lo cierto es que rápidamente empezaron a bajar las dosis hasta dejar de fumar por completo y sin pasarlo mal.

Menos dañino para nuestro cuerpo

Múltiples estudios científicos han determinado ya que el cigarrillo electrónico es menos perjudicial para nuestro cuerpo que el tabaco convencional. Al estar consumiendo vapor de agua, nos liberamos de todas esas sustancias químicas tan nocivas que conforman los cigarrillos habituales.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: