Hematocrito alto: ¿Qué significa?

El hematocrito son los compuestos sólidos de la sangre, conformados principalmente por los glóbulos rojos, los cuales pueden llegar a separarse del plasma, que representa la parte líquida dentro del torrente sanguíneo. Un hematocrito alto, significa un excedente en el nivel de este tipo de componentes, lo cual puede ser un indicador de algunas complicaciones serias como un mal cardíaco, fibrosis pulmonar o algún padecimiento en la médula ósea; aunque también puede ser algo sencillo que se resuelva tan fácil como tomar más líquidos.

En este artículo conocerás más acerca de cómo podemos identificar los síntomas, así como las consecuencias y posibles tratamientos que se pueden implementar para controlar un hematocrito alto.

Niveles normales de Hematocrito

De acuerdo a investigaciones ampliamente referenciadas, como la de RS Hillman (Hematology in Clinical Practice), un ser humano al nacer tiene un porcentaje del 52 por ciento de hematocrito en la sangre.

Este nivel desciende a su punto más bajo durante la niñez, donde representa sólo un 36% del flujo sanguíneo, cifra que se incrementa al 40% al llegar a la adolescencia.

Niveles normales de Hematocrito

Para el caso de los adultos del género masculino, se tiene un 47 por ciento (+/- 6) de hematocritos, aunque a partir de porcentajes superiores a 60, ya se considera un nivel muy superior al recomendado.

En el caso de las mujeres este valor llegar a ser más variable, pues por ejemplo en etapa postmenopáusica, se tiene un promedio del 42 por ciento (+/- 6); cifra que se reduce al 40% durante la menstruación y al 37% en el embarazo, manteniendo también el mismo rango de variación.

Causas de hematocrito alto

El hematocrito alto puede llegar a generar en los casos más críticos, la coagulación espontánea de la sangre, lo cual desde luego puede derivar en la muerte de la persona; por este motivo resulta importante encontrar las causas de la forma más expedita y precisa posible, pues se vuelve en un elemento esencial para el tratamiento oportuno de este padecimiento.

Para el hematocrito alto, causas, pueden ser muchas, motivo por el cual resulta fundamental tener un registro de los síntomas, para de esta forma poder identificar el posible origen de mejor forma, pues en ocasiones pudiera tratarse sólo de un incremento relativo y de fácil solución, no obstante que en algunos casos pudiera ser indicio también de enfermedades que reduzcan significativamente la esperanza de vida de quien lo padece.

hematocrito alto causas
Hematocrito alto: causas

Enfermedad cardíaca congénita

Las cardiopatías congénitas son una de las afecciones más comunes que puede presentar un recién nacido, y también uno de los motivos de hematocrito alto.

Este tipo de lesiones en el corazón, llegan a ser detectadas desde el embarazo o también en los primeros días después del nacimiento; a nivel mundial se tiene una incidencia de 8 casos por cada mil bebés que nacen con vida, mientras que en países como España se tiene un registro superior a los 5 mil alumbramientos vinculados a alguna cardiopatía anualmente.

Aunque es de destacar que este tipo de lesiones que llegan a alterar la producción de eritrocitos, se pueden presentar también en la niñez o en cualquier etapa del ser humano, y llegan a ser tratados bajo procesos farmacológicos para modular la presión arterial y la frecuencia cardíaca; en algunos casos puede ser necesario un procedimiento de cateterismo, o bien un proceso quirúrgico de reparación intracardíaca y en casos más graves recurrir al trasplante de corazón.

Cor pulmunale

Otra de las posibles causas de hematocrito alto es el cor pulmonale, una especie de enfermedad cardíaca pulmonar, la cual se caracteriza por una sobrecarga del lado derecho del corazón, lo que provoca cambios en el ventrículo de este mismo costado.

Las variantes en la circulación pulmonar o también una neumopatía crónica son ejemplos del posible origen de este tipo de cardiopatía, para la cual también se realizan tratamientos médicos con el fin de ir reduciendo las consecuencias, como puede ser la producción de hematrocitos en el organismo. Para el manejo de este tipo de fallas se llevan a cabo procesos como la flebotomía, la cual se practica hasta generar un volumen intramuscular consistente, así como un nivel de hematocritos por debajo del 60%, es decir hasta eliminar el diagnóstico de hematocrito alto.

hematocritos altos

Aumento anormal de glóbulos rojos o eritrocitosis

La eritrocitosis, también conocida como policitemia, representa lo opuesto a la anemia, es decir, una sobreabundancia de glóbulos rojos en la sangre; y particularmente la policitemia vera o absoluta, está vinculada directamente a la cantidad de eritrocitos en la sangre.

Se trata de un síndrome mieloproliferativo, lo que significa una alteración en la producción de la médula ósea, que como sabemos, es la fuente principal de glóbulos rojos; y por tanto una alteración en el funcionamiento óptimo de este aparato, puede provocar que se dispare la cantidad de eritrocitos, lo que también puede vincularse con la formación de coágulos o la hipertensión, motivo por el cual se requiere un tratamiento que vaya directamente al origen del problema. La sangría o flebotomía, es en muchos casos la base del tratamiento para este tipo de padecimientos.

hematocrito elevado
Hematocrito elevado

Hipoxia

La hipoxia, es decir, una deficiencia en el proceso de oxigenación del organismo, es otra de las causas que podrían estar generando hematocrito alto, tanto en el torrente sanguíneo como en las células.

Se trata de una afección que puede llegar a presentarse en fumadores, o bien al exponerse a situaciones extremas como alteraciones drásticas en los niveles de presión atmosférica, multiplicando la producción de eritropoyetina, que es el factor que genera un incremento en la proporción de glóbulos rojos, y motivo por el cual es una sustancia que llega a ser utilizada también por deportistas que buscan ganar ventaja.

Fibrosis pulmonar

En este caso se trata de una condición que va cicatrizando el tejido profundo de los pulmones, complicando así el proceso respiratorio; lo que genera que la sangre no reciba el suficiente oxígeno y por tanto pueda generar un hematocrito alto.

En este caso no se conoce una cura definitiva para este mal, por lo cual la mayor parte de tratamientos van encaminados a mejorar la calidad de vida de quien lo padece, a menos que se tengan opciones de un trasplante de pulmón, algo que se encuentra al alcance de muy pocas personas, por lo que tratamientos a base de medicamentos y oxigenación, son los procedimientos más frecuentes para controlarlo.

Deshidratación

En algunas casos el hematocrito alto puede ser sólo de forma relativa, es decir de manera transitoria debido a condiciones particulares como lo puede ser una hidratación deficiente.

Si no tomamos suficientes líquidos durante el día, nuestra sangre tendrá una consistencia más espesa, con una concentración mayor de glóbulos rojos, lo cual también puede generar diversos síntomas en el organismo. Si no se ha llegado a niveles extremos, es algo que fácilmente tiene solución, tan sólo comenzando a tomar agua con mayor frecuencia; lo cual también se recomienda sea supervisado por un médico, para asegurar una evolución positiva que restaure gradualmente el hematocrito alto.

Síntomas de hematocrito alto

Si te sientes débil o que te fatigas rápidamente, puede estar relacionado con la oxigenación del organismo; y si a estos síntomas se añaden otros como dolores de cabeza, mareos, o te comienzan a aparecer moretones con gran facilidad, e incluso en lugares donde no recuerdas haber sufrido impacto alguno; entonces estarán aumentando las posibilidades de que el problema sea el hematocrito alto.

Sintomas de hematocrito alto

Asimismo, la sensación de ardor, hormigueo o comezón en la piel, son parte de los síntomas que se presentan en los casos que no se tiene una proporción adecuada de glóbulos rojos en la sangre, lo mismo que si se presenta un esquema de respiración acelerada, lo cual deberá ser motivo para consultar a un médico y poder ir descartando posibles causas.

Cómo bajar el nivel de hematocrito

Para diluir la cantidad de hematíes en la sangre a un nivel más óptimo, se llevan a cabo diversos tratamientos dependiendo de los síntomas y causas que estén generando este problema; a continuación te presentamos algunos de los más frecuentes, así como algunas recomendaciones preventivas para controlar este tipo de problemas ante el más mínimo indicio de su presencia.

Como bajar el nivel de hematocrito

Cuidado con los líquidos

Una de las claves para reducir el hematocrito alto es mantener una buena hidratación, pues esto permitirá una mejor consistencia del flujo sanguíneo, que evite un exceso de componentes sólidos y permita una mejor oxigenación, que es una de las funciones esenciales de los glóbulos rojos.

Adquirir el hábito de tomar unos 10 vasos de agua al día te puede resultar de gran ayuda para este fin, y de igual forma las bebidas rehidratantes pueden ser de utilidad; aunque también existen alternativas naturales como el agua de coco o el jugo de manzana, las cuales representan excelentes fuentes para una mejor hidratación, además de que resultan también en una alternativa más saludable en comparación con los productos procesados.

Desde luego, en este categoría de líquidos positivos para la hidratación no podemos incluir a los refrescos, bebidas alcohólicas, concentrados con mucho azúcar o bebidas con cafeína; al contrario, éstas sólo estarán generando un nivel de hematocrito elevado.

Mejorar hábitos alimenticios

Así como el hierro es una fuente importante para combatir la anemia, en el caso contrario, es decir con un hematocrito alto, esto sólo acentuará el problema; por este motivo se recomienda evitar el consumo de alimentos con alto contenido en hierro, como lo es la carne de res, ternera, pollo, vegetales de hojas verdes, así como pescado o cereales enriquecidos con este componente.

En este sentido, algo que ayudará significativamente será el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, pues de esta forma estarás facilitando el flujo de oxígeno a lo largo del cuerpo, por lo cual se recomienda en estos casos el consumo de alimentos como el ajo, la cúrcuma, el brócoli, fresas, uvas, frutos secos, frutos rojos como arándanos, moras o frambuesas, etc. Aunque uno de los alimentos más recomendados para este fin, resulta la toronja, aunque en este caso debido a la naringina que contiene, y la cual conduce a un proceso que depura de forma natural los glóbulos rojos.

hematocritos altos causas

Donar sangre

Aunque te sorprenda, la donación de sangre también tiene sus beneficios; estudios han demostrado que realizar esta práctica hasta 4 veces al año, resulta positivo para eliminar cantidades excesivas de hierro y generar un proceso que refresca y limpia el torrente sanguíneo gracias a que el cuerpo trata de reponer la sangre perdida.

Hacer ejercicio

La activación física también es una de las formas más recomendadas para abordar un problema de hematocrito alto. Algo que desde luego se aconseja consultar con tu médico para establecer un plan adecuado de acuerdo al caso; no obstante que esto puede regular de mejor forma la cantidad de eritrocitos en el torrente sanguíneo.

Sólo considera que el objetivo no es cansarte al máximo, pues esto sólo llevará al extremo tu oxigenación; por lo cual, si se presentan síntomas tales como mareos o debilitamiento, lo mejor es suspender el proceso hasta que se recupere el organismo.

Hematocrito alto Que significa

Menos altura

A mayor altitud, menor presión atmosférica y por tanto una menor cantidad de oxígeno; es por este motivo que a muchas personas que buscan reducir su hematocrito alto, les ha funcionado irse a vivir a lugares más cercanos al nivel del mar. Sólo se debe tomar en cuenta, que de acuerdo a la edad y otros factores, el proceso de adaptación puede ser más complicado para algunas personas, motivo por el cual se recomienda realizar un proceso para aclimatarse y acostumbrarse de forma gradual, siendo también algo que debe ser monitoreado por un especialista médico.

Dejar de fumar

Abandonar de forma definitiva el vicio del cigarro, no sólo es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud en general, sino también una estupenda idea mejorar la función del sistema circulatorio, logrando así facilitar el proceso de traslado de oxígeno en los glóbulos rojos, lo cual evitará que el organismo busque producirlos en exceso para compensarlo.

Tratar la enfermedad subyacente

Desde luego, en caso de que el hematocrito alto sea producto de una causa subyacente, el tratamiento debe enfocarse principalmente en la raíz del problema, aunque también se pueden añadir tratamientos que diluyan las consecuencias de este exceso de componentes sólidos en la sangre, aunque esto sólo será para un control transitorio mientras se soluciona en la medida de lo posible el origen principal del problema.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

3 comentarios sobre “Hematocrito alto: ¿Qué significa?

  • el 18/04/2018 a las 1:19 am
    Permalink

    Gracias por la información esto permite aprender como debemos comportarnos con nuestro organismo
    y evitar males posteriores

    Respuesta
  • el 20/03/2018 a las 10:21 pm
    Permalink

    muy buen articulo, me ayudo a despejar dudas que los medicos no aclararon en consulta medica, bueno de entrada ya se que hacer . Gracias

    Respuesta
  • el 15/03/2018 a las 2:59 pm
    Permalink

    Excelente información. redujo la tensión que me produjo el resultado de mis exámenes y me dio alternativas para contrarrestar el hematocrito alto. Atte.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: