Finca San Antonio, un lugar de ensueño para la boda de tu vida

Esta finca ubicada en la sierra de Madrid cuenta con las mejores instalaciones y primeras calidades en todos y cada uno de sus aspectos.

Pocos momentos hay más bonitos e importantes en la vida de una persona que el día de su boda. Una jornada en la que se sella ese amor entre dos personas, a la que se llega tras un largo camino compartiendo andanzas y que pone por delante toda una vida juntos, toda una vida para disfrutar el uno del otro.

La importancia de un evento de este calibre es tal, que organizarla como es debido se convierte en una dura tarea. Elegir invitados, elegir comidas, elegir regalos… Todo suma para dar lugar a un inmenso rompecabezas en el que los novios mueven cada pieza con sumo cuidado para intentar que la imagen que se consigue da lugar a un evento en el que todos disfrutan, lo pasan bien y que se convierte en algo inolvidable.

Pero, de lejos, uno de los elementos que más trae de cabeza al futuro matrimonio es el lugar donde celebrar su boda. Buscar en un sitio o en otro, quedar contentos con el menú que tienen para los comensales, encontrar transporte y alojamiento si está alejado y un sinfín más de aspectos complican todavía más ese puzle que se está intentando construir.

Afortunadamente, hay propuestas que sobresalen por encima del resto y se colocan como clarísimas candidatas para conseguir una boda en mayúsculas. Una de ellas es la finca de San Antonio, una finca para bodas en Madrid repleta de lujos y calidades para conseguir que esta celebración se convierta en algo único y, sobre todo, especial para todos y cada uno de los que formen parte de ella.

Finca San Antonio

Esta finca para bodas se encuentra en la sierra de Madrid, en el Hoyo de Manzanares para ser exactos, y ha sido ya el lugar elegido por infinidad de novios que han querido algo elegante, con clase y completo para su casamiento. El lugar data del siglo XIX, pero su estructura, su restauración y todas sus instalaciones lo han adaptado a los tiempos que corren y han conseguido que se convierta en un sitio único.

¿Qué hace especial a la finca San Antonio?

Además del paraje que la rodea, la finca San Antonio se ha convertido en la finca para casarse en Madrid por excelencia gracias, entre otras cosas, a la exclusividad con la que se trata a cara pareja en su boda. En el día de la celebración se garantiza la reserva total del lugar para el evento, sin compartir con otras celebraciones ni parejas, algo que se estila en sitios de grandes dimensiones como este.

Su extensión le permite ya no solo dar sitio a 300 comensales para el banquete, sino también conseguir una amplísima diversidad, gracias a los diferentes espacios de los que dispone. Además de unos jardines con unas vistas preciosas a Madrid con las que conseguir un reportaje de bodas de los que quitan el hipo, dispone de un invernadero y hasta un impresionante pabellón acristalado en el que la luz se convierte en la reina, con permiso de la novia.

Dada su localización, el alojamiento es otra de las claves. En este sentido, cuenta con un palacete en cuyo interior hay 5 suites para que, tanto los novios como los invitados más cercanos, puedan alojarse con total tranquilidad y disfrutar de sus primerísimas calidades. Además, se habilitan promociones cada cierto tiempo para que la economía sea la última de las preocupaciones ante una jornada tan importante.

En lo gastronómico, el toque conseguido por el chef Julio Reoyo dota a toda la carta de una calidad insuperable. Este experto de la gastronomía, que actualmente cuenta con dos estrellas Michelín en su haber, se encarga de ofrecer algo tratado con extremo mimo y exquisitez, perfecto para satisfacer a los comensales más exigentes.

Finca San Antonio bodas

Y no solo por su versatilidad para las bodas se caracteriza a la finca San Antonio. Sus instalaciones y sus servicios también la posicionan como una excepcional finca para eventos de empresa. Compañías como Seat han aprovechado sus 3 grandes edificios y sus salas de reuniones para llevar a cabo todo tipo de eventos, además de aprovechar la asesoría de los propios trabajadores del lugar para darle el giro de tuerca necesario a la ocasión.

Así que, si estás en ese crucial momento previo a tu boda. Si te encuentras en ese periodo en el que tanto tú como tu pareja os estáis volcando en todos los aspectos para conseguir una ceremonia inolvidable, ya sabes que tienes en Madrid un lugar perfecto. Un sitio rodeado de naturaleza y dotado de todo lo que hace falta para que consigáis la calidad, la calidez y la comodidad que buscáis tanto para vosotros como para vuestros invitados. Te aseguramos que no te arrepentirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: