Inseguridad en Internet

Las nuevas tecnologías abren debates sobre si se respeta la privacidad de las personas y la seguridad en la red. Aunque no hay que obsesionarse, está bien poder tomar algunas medidas de protección, en especial, en el caso de los más pequeños de la casa.

Las nuevas tecnologías han llegado a nuestras vidas y hay que reconocer que pueden ser muy útiles, siempre que se usen de la manera correcta.

En todo aspecto de la vida, se puede acceder a un sitio de Internet o tener un aparato de última generación que nos ayude a realizar ciertas actividades. Raro es la casa en la que no haya, al menos, móvil, ordenador y tableta, todo conectado a la red.

Inseguridad en la red

Pero, como pasa con todo, hay quien lo usa para bien y quien lo hace para mal. Los padres están preocupados por lo que sus hijos puedan ver y leer en Internet. Es cierto que no todo es malo. Pueden estudiar gracias a las nuevas tecnologías, mandar los deberes al profesor o descargar Minecraft, un juego mítico, para pasar las horas en las que se aburren. Pero también existen páginas, en las que debería ser difícil acceder pero que, a la hora de la verdad, es muy sencillo entrar. Los niños son curiosos por naturaleza y quieren aprender de todo. A veces, son muy inocentes y no saben que lo que hacen no está bien.

Obsesión con la seguridad

Algunos llegan a tener verdadera obsesión con el tema de la seguridad. El hecho de que en muchos países sea legal acceder a las cuentas de personas para ver que hacen, todo bajo la apariencia de estar seguros, hace que muchos se pregunten si les han llegado a poner micrófonos espía. Ahora puede ser relativamente fácil tener este tipo de micrófonos para espiar ya que hay tiendas como la tienda del detective y del espía que los venden. Todo el mundo puede acceder a esta tienda, ya no es cosa de la policía o del gobierno. Además es una página muy fácil de usar. Ya todo el mundo está acostumbrado a comprar en Internet. Muchas personas han conseguido tener su propio negocio mediante tener una tienda online. El diseño tienda online es muy sencillo y es fácil acceder a productos como los micrófonos espía. Esto hace que los que tienen miedo de ser espiados sientan muchos más temores.

En caso de los más pequeños es todavía peor. El control de los padres es muy importante. Los jóvenes han crecido con Internet y usando las redes sociales, son auténticos profesionales de la navegación. El uso de redes sociales para contactar con personas ha provocado, que sin querer, algunos niños tengan contacto con personas indeseadas. Se fían de ellas. Personas que tras el rol de un niño que quiere tener amigos se acerca a los más pequeños de la casa. A veces, con terribles consecuencias.

Mantener a los pequeños seguros en Internet

La seguridad no tiene que llegar a traspasar los límites. No hay que ser demasiado obsesivos con las cosas. El equilibrio siempre es lo mejor.

Además hay algunas estrategias que se pueden seguir para sentirse más seguros. Por ejemplo, en el caso de los niños, se aconseja que el ordenador esté en el comedor y así, los padres puedan estar al corriente de lo que hacen sus hijos. También ponerles algunas normas como el tiempo que le pueden dedicar a estar en Internet. Es importante que los padres estén al tanto de las páginas que sus hijos visitan y hablarle claro a los niños del asunto.

Seguridad en Internet

En el caso de los adultos, a muchos les preocupa que les envíen virus a través de mensajes de SPAM. Esto puede complicarse mucho la vida en caso de que, lo que haya en el ordenador, sean asuntos de trabajo. En estos casos se pueden usar correos temporales. Son cuentas de correo que se pueden usar en lugar del correo original. Las empresas que trabajan en ellos como https://www.correotemporal.net/ se encargan de asignar una cuenta aleatoria. Una vez que ya no se necesita se puede desechar. Pero lo importante es mantener un equilibrio en este tema. La privacidad es importante, pero tampoco hay que ser obsesivos con el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: