La magnífica labor social de la residencia Kirikiño

Hay residencias de ancianos que cumplen con su cometido, correctamente, sin más. Sin embargo, hay otras que ponen el alma en cada paso que dan, que hacen una labor social encomiable, como es el caso de la residencia y Centro de día en Bilbao Kirikiño, todo un referente en España.

En todos los sectores hay referentes, y cuando se trata del cuidado de las personas, en este caso de los ancianos, no hay comparación con la residencia y Centro de día en Bilbao Kirikiño. Esta residencia en Santutxu no solo le proporciona a sus residentes los cuidados y atenciones básicas que necesita, sino que los acompaña en un proceso de envejecimiento activo, saludable e integrado en la sociedad.

En este centro de día se ofrece un punto de encuentro social e intergeneracional, que enriquece el desarrollo personal de estos abuelos, haciendo una gran labor social y comunitaria en el Barrio de Santutxu, Bilbao.

El reconocimiento al trabajo bien hecho

La Residencia Kirikiño y Centro de día no solo goza de la mayor popularidad entre sus vecinos, sino que la institución ha sido galardonada con varios premios por su excelente labor con las personas de la tercera edad de las que se hacen cargo.

El más reciente ha sido el Premio Ballioak Martxan Bilbao 2018, que le fue otorgado por el mismísimo Ayuntamiento de Bilbao. Entre los méritos de esta residencia y centro de día se encuentra la representación de los valores de la propia ciudad. Otros galardones que le han concedido con anterioridad como reconocimiento al trabajo bien hecho han sido el Premio Q Plata en Gestión de Calidad, otorgado por el Gobierno de Euskadi y EUSKALIT (Fundación Vasca para la Excelencia), en los años 2011 y 2014.

Estos premios son un reconocimiento a una trayectoria impecable en el cuidado, la atención y el desarrollo personal de todos los ancianos de esta residencia o que acuden al centro de día. Se trata de una entidad pionera en la excelencia empresarial en este sector.

¿Qué diferencia a la residencia y centro de día Kirikiño en Santutxu, Bilbao?

Los pilares en los que se basa cualquier entidad que consigue la excelencia en sus servicios son la calidad, la responsabilidad, el compromiso, la vocación, la responsabilidad, la innovación y un espíritu de mejora contante. A continuación, se señalan algunas de las premisas que han hecho posible que esta residencia destaque en todo el territorio nacional.

Atención personalizada

Cada individuo es diferente y las necesidades entre unos y otros pueden variar considerablemente. Al llegar a la tercera edad, ocurre que no pueden ser tratados todos de la misma forma. Por este motivo, para brindar a cada anciano los cuidados y atenciones que se merece, la Residencia y Centro de día en Bilbao Kirikiño ofrece un programa personalizado adaptado a sus capacidades y a sus motivaciones. De esta forma, se ofrece un servicio de atención integral de excelencia, gracias a la vocación y dedicación de los profesionales que trabajan en esta entidad y las magníficas instalaciones con las que cuentan.

Su compromiso y fomento del envejecimiento activo, saludable e integradoen la sociedad es su sello de identidad. El objetivo principal es conseguir que los ancianos no lleguen al aislamiento social en esta etapa de sus vidas. Esta es la razón de ser su Centro Activo, un espacio que sirve de punto de encuentro social e intergeneracional, así como de apoyo vecinal y comunitario que busca como última instancia el enriquecimiento personal de las personas mayores. 

Hábitos saludables y una vida ordenada

Proporcionarles a los ancianos una vida ordenada a través de hábitos saludables, eliminando todos aquellos que nos les proporcionan bienestar, es otro de los objetivos que logran alcanzar y mantener día a día.

Autonomía

En la residencia Kirikiño se respetan las decisiones de cada individuo, así como de la familia de los ancianos. El equipo que trabaja en este centro fomenta en todo momento la autonomía personal y el potencial que cada individuo posee y es capaz de dar a los demás que están a su alrededor.

Participación e integración

En esta residencia y centro de día del Barrio Santutxu se incentiva y promueve la participación no solo de los residentes, sino también de los familiares y cuidadores en actos de carácter individual o grupal. La intervención en diferentes eventos compartiendo sus experiencias y su talento con los demás les hace desarrollar y potenciar un sentimiento de pertenencia a la comunidad, lo que tiene una gran repercusión en su bienestar personal.

Todas las actividades y acciones cotidianas están orientadas a crear un clima familiar donde los ancianos se sientan integrados y queridos, estableciendo lazos estables y beneficiosos con el entorno social. El objetivo es evitar el sentimiento de desarraigo social y el sentimiento de soledad que invade a muchas personas al llegar a la tercera edad.

Servicios de excelencia

Como ya se ha visto y tal y como corroboran los premios que ha sido concedidos a esta entidad, la excelencia es la nota constante en sus servicios. Esta calidad no sería posible son la formación técnica y la vocación del personal socio-sanitario. Así mismo, cada día se trabaja en la mejora de los espacios, manteniendo el compromiso de satisfacer las necesidades individuales de los residentes, pero integrándolos para que formen parte de una gran familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: