Las Nuevas Tecnologías y su incidencia en las relaciones de pareja

En pleno siglo XXI y con la posibilidad de conectarse con otras personas con tan solo pulsar la pantalla del móvil han surgido nuevos problemas y tendencias a la hora de relacionarse en busca del amor o simplemente buscando relaciones esporádicas.

Estas fáciles maneras de ligar, o al menos intentarlo, junto con una moral más relajada en una sociedad que continúa avanzando en ese camino, han creado nuevas maneras de entender las relaciones interpersonales que ponen sobre la mesa nuevos escenarios que se deben de tener en cuenta.

El anonimato aparente que nos da la red de redes permite usar el engaño para la conquista y las primeras citas amorosas, o fruto única y exclusivamente del deseo carnal aceptado por ambas partes.

Todo esto ha tenido una incidencia en el número de infidelidades y aunque no existen estudios de la relación entre divorcios y el uso de redes sociales es evidente que las mismas son el inicio de muchas relaciones, o el intento de tenerlas, fuera de la pareja que acaban con la separación de las mismas.

De este nuevo escenario no solo se han beneficiado las conocidas aplicaciones como Lovoo, Badoo o Tinder, que cuentan con millares de usuarios, sino también webs donde se ofertan servicios de videncia y Tarot como videntesbuenasamor.com en donde se resuelven dudas relacionadas con los problemas de pareja.

El mundo digital ha permitido que fácilmente podamos acceder a este tipo de servicios a los que recurren diariamente multitud de internautas en busca de las respuestas a sus dudas y para saber que le deparará el futuro.

Paradójicamente estamos en la época social donde más se acentúa la soledad aunque creamos que estamos más acompañados. No hay que confundir la interconexión con otros usuarios de redes sociales o aplicaciones con la ausencia de soledad.

Para muchos el pasarse horas y horas chateando con su teléfono le llena el vacío que padecen y que mitigan con teclear sobre una pantalla frases, emoticonos o el envío de fotografías.

Cabría preguntarse si esta manera de comunicarse es fruto de la soledad o es solo un detonante más para que las relaciones cada vez sean más impersonales.

Expertos consultados sobre esta cuestión indican que nos encontramos ante una sociedad cada vez más individualizada y en la que buscamos una recompensa más rápida e instantánea. Es aquí en donde el mundo digital juega un papel importante a la hora de lograr estos objetivos.

Queremos compañía y la buscamos desde nuestro teléfono y rápidamente. Deseamos saber el futuro y que va a ocurrir y recurrimos al tarot. Todo lo queremos al instante, sin esperas, y naturalmente que sea lo más cómodo posible para nosotros.

Quizás estemos en una sociedad donde la ley del mínimo esfuerzo y recompensa rápida es la que realmente marca la tendencia y para ello usamos las redes. Además de para otras cosas como el exhibirnos públicamente o para desahogarnos y pensar que estamos haciendo algo por mejorar el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: