Vademécum completo veterinario

Como veterinario, sabes lo importante que es generar confianza. El sector veterinario suele despertar desconfianza entre los dueños de animales, quizá porque en España contamos con una sanidad púbica y no somos conscientes de los gastos asociados a ella. Sea como sea, es importante dar confianza nuestros clientes. Para ello, además de un trato cercano, competa transparencia y formación continua, puede ayudar tener acceso a un Vademécum completo y actualizado; y es que sólo de esta forma podremos recetar medicamentos actuales y responder a todo tipo de dudas sobre ellos.

Los medicamentos veterinarios

Dentro de un vademécum veterinario vamos a encontrar todos los medicamentos orientados a tratar animales. Estos medicamentos son sustancias y combinaciones de sustancias que cuentan con propiedades curativas o incuso preventivas para cuidar de los animales. No se diferencian mucho de nuestros medicamentos, simplemente que en este caso tienen uso veterinario y que las sustancias y cantidades son diferentes, adaptadas a estos animales.

Podemos diferenciar entre tres tipos de medicamentos veterinarios: las vacunas, los antibióticos y los antiparasitarios. Es un campo extenso en el que, además, siempre hay novedades. Cada año salen al mercado nuevas opciones que deben estar aprobadas por la autoridad correspondiente, cerciorándose de que cumplen todos los requisitos para ponerse en circulación.

La importancia de consultar un Vademécum veterinario reside precisamente aquí. Muchos medicamentos son retirados, por motivos varios, y sustituidos por otros nuevos. De esta forma, como veterinario, usar esta herramienta de forma sencilla hará que estemos siempre delante de una información veraz y actualizada. Evidentemente en estos casos es importante consultar un Vademécum que esté completamente actualizado. En los formatos online la actualización es constante y mucho más rápida.

Por qué usar un Vademécum veterinario

Desde un punto de vista profesional, usar un Vademécum es esencial para estar actualizado. No obstante, también podemos destacarlo por dar una buena imagen a nuestros clientes. Pensad en lo mal que podéis quedar como profesionales si recetamos un medicamento veterinario que ya no existe. Dará la impresión de que no estamos actualizados en algo tan importante como la medicación de un animal. Diagnosticar es esencial, pero también administrar un tratamiento adecuado.

Además, estas herramientas nos permitirán tener información actualizada. Así, no sólo sabremos qué administrar en cada momento, también el formato de esos medicamentos. Recordemos que hay animales que requieren determinados formatos por ser más sencilla su administración, así, podremos ver si ese medicamento en concreto está en comprimidos, gotas, cremas etc.

Otra información interesante es la del principio activo para poder ver las contraindicaciones y poder informar al dueño del animal de las dosis que se deben administrar así como los medicamentos que no podemos dar al mismo tiempo por posibles interacciones. ¿Algo más? Sí, también podemos ver si hay un medicamento genérico para tratar cualquier patología a la que nos enfrentamos.

Clientes seguros

No podemos negar que recurrir a esta herramienta dará seguridad a todos nuestros clientes. Los animales forman parte de cada una de las familias que atendemos, por tanto, es normal que la preocupación sea máxima a al hora de acudir a un veterinario. Ver a un veterinario preparado que está, además, actualizado, hará que los dueños de los animales estén más tranquilos a la hora de administrar la medicación a sus mascotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: