Vapear para dejar de fumar, 5 tips de los expertos

Vapear se ha convertido en la vía más efectiva para dejar de fumar. Dí adiós a los miles de tóxicos cancerígenos del cigarrillo, mejor disfruta del sabor del tabaco -y muchos más- a través de un buen cigarrillo electrónico.

En este post te presentamos 5 tips para no parecer un novato y poder integrarte con confianza como un buen vapeador.

Un cigarrillo electrónico de calidad

Antes que nada, necesitarás un dispositivo para poder vapear, es decir un vaporizador o cigarrillo electrónico. Desde luego que la calidad será una clara ventaja que otorga una mayor duración. Para realizar una gran compra te recomendamos modelos que te permitan intercambiar piezas fácilmente, las de mayor importancia son:

  • Claromizadores cigarrillo electrónico. Este es el ‘tanque’ donde el líquido se calienta. Esta es la parte donde te recomendamos buscar opciones de mejor calidad dado que aquí es donde se convierte el líquido en vapor, que viene siendo lo más importante del proceso. También le llaman atomizadores.
  • Batería. Esta es la parte que generará el calor necesario para vaporizar el líquido.
  • Led. Normalmente se activa cuando se está inhalando.
  • Boquilla. Por aquí recibirás el vapor.

Cigarrillos electronicos

El líquido correcto

Desde luego que el mejor líquido será el que mejor cumpla tus expectativas de sabor e intensidad, sólo asegúrate de que cumpla con la normativa de la UE para garantizar su calidad. Si no quieres -o no puedes- dejar la nicotina, también puedes buscar líquidos que tengan cierto porcentaje, lo cual se suele indicar siempre con claridad. Al respecto, te sugerimos mantenerlos en un lugar fresco, y quizás te interese saber que por cuestiones de sabor, muchos expertos prefieren guardarlo en el refrigerador.

Cómo vapear

Si no lo has hecho antes y no quieres “verte mal”, considera que debes agitar el líquido antes de rellenar tu cigarrillo electrónico. Una vez listo, comienza con algunas caladas muy suaves y gradualmente, ve prolongado, de acuerdo a como lo disfrutes y como te sienta mejor.

No olvides la limpieza

Dependiendo del uso que le des, será también el tipo de limpieza. Si le comienzas a dar un uso diario, en esta misma frecuencia deberá ser también el aseo. Esto además de que te permitirá extender su vida útil, también podrás maximizar la cantidad de vapor generada, mejorando así el sabor, haciéndolo más afín a las cualidades del producto. En este sentido es importante limpiar particularmente los contactos de la batería y el claromizador.

Asegúrate de tener batería manual

Los cigarrillos electrónicos tienen dos modos de batería principales, el estilo automático, que es aquel que se activará por sí solo al momento de soplar y, también, está el modo manual, para lo cual se debe presionar un botón ubicado a un costado del dispositivo.

Dejar de fumar con vapeador

Quizás en una primera impresión puedas pensar que es más cómodo y rápido el modo automático, no obstante, te recomendamos ampliamente asegurarte de optar por un modelo que te permita también un estilo manual, ya que esto en realidad te dará un mayor control sobre el vapeo. Con el modo manual lograrás extender el vapeo a tu gusto de mejor manera, además de que la sensibilidad en algunos modelos de poca calidad, llega a ser deficiente en el modo automático.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: