¿Fumar o vapear? Así se ha implantado el vapeo en nuestras vidas

La del tabaco se convirtió, ya hace bastantes años, en una lucha sin cuartel. Las cajetillas comenzaron a encarecerse, los peligros se advertían de forma cada vez más alarmante, organizaciones y asociaciones a todos los niveles insistieron sobre la necesidad de restringir o prohibir su consumo, proporcionando además herramientas de diversa índole al fumador para que pudiera dejarlo.

La misma Organización Mundial de la Salud dispone en su web de amplia información para ello. La iniciativa Librarse del Tabaco es uno de sus proyectos más ambiciosos, y bajo la apelación directa “Dejar el tabaco”, recoge en diferentes categorías consejos médicos y farmacoterapia, principales beneficios de dejar de fumar, cuáles son los efectos del tabaco en el cuerpo del fumador y, en definitiva, ayuda para dejar el hábito.

A lo que un fumador se enfrenta cuando decide dejar de serlo es al síndrome de abstinencia a la nicotina, que hace que muchos de ellos fracasen aun empezando con mucha voluntad. Para superar este importante escollo, se ha ideado todo un catálogo de productos de venta en farmacias, algunos de ellos con efectividad más o menos contrastada: chicles, parches, pastillas, inhaladores y, más recientemente, cigarrillos electrónicos, también de fácil acceso.

Qué es vapear

Una tienda como Astravalpe, mayoristas de productos del vapeo, nos explica qué es. Vapear no es más que el acto de absorber el vapor que produce un produce un cigarrillo electrónico o e-cigar al evaporar el e-líquido que tiene en su depósito.

Que es vapear

El cigarrillo electrónico ayuda a crear en el usuario esa sensación de estar fumando, en todo lo que implica el proceso: el acto de cogerlo con las manos, de llevarlo a boca de absorber y de expulsar el humo.

Sin embargo, al vapear no se está quemando ninguna sustancia ni generando ninguna combustión. No se inhalan sustancias nocivas y, por lo tanto, se presenta como alternativa más saludable para quienes no pueden dejar de fumar. Es más, permite que se pueda incluso recurrir a la bajada progresiva de los niveles de nicotina, hasta dejarla por completo.

La cultura en torno al vapeo

Para muchos, el vapeo es un hábito en sí mismo, es decir, dejaron de fumar los tradicionales cigarrillos, pero ahora vapean. En estos casos, no se usan solo por el tiempo que se tarda en superar el tabaco, sino que su uso de prolonga después, convirtiéndose en una nueva afición.

Sí, el vapeo también ha generado muchos aficionados, y buena cuenta de ello la da la feria de vapeo. Desde Astralvape, la invitación es clara: “Si ya eres un apasionado del vapeo y quieres conocer a gente que comparte tu pasión, debes saber que hay ferias exclusivas”. A ellas recurren empresas del sector, que exponen sus productos para que los aficionados puedan probarlos, y se organizan eventos de todo tipo: musicales con DJ, concursos, actos en los que vapear (vaporadas)…

Con todo, Astravalpe no se configura solo como una tienda online en la que encontrar productos, sino como una web completa que reúne también noticias sobre vapeo o respuestas a la pregunta ¿qué es el vapeo?, cómo se vapea, por qué son mejores que los cigarrillos tradicionales y otras preguntas frecuentes sobre el vapeo.

Productos para vapear

Para vapear, demás del cigarrillo electrónico, hacen falta una serie de elementos asociados, que completan el denominado kit de vapeo. De hecho, existe todo un diccionario del vapeo.

Imprescindible es también es el e-líquido, el líquido que produce vapor cuando se inhala. Se pueden escoger diferentes sabores, que se presentan en gamas. Una de ellas es Pulp Kitchen, y tiene gustos tan exóticos como galleta de Navidad con Crema Christmas Cookies & Cream), pecado de canela (Cinnamon Sin) o campo de fresa (Strawberry Field).

En definitiva, se puede elegir entre mentolados, afrutados, sabores de postres o los más que se asemejan al sabor del tabaco tradicional. He aquí una poderosa razón por la que muchos se aficionan al vapeo, por el deseo de probarlos todos.

El atomizador o ato, por otra otra parte, es la pieza que calienta el líquido para su evaporación, un tanque, claromizador o elemento de calefacción, que funciona por diferentes sistemas. Si es de tipo RDTA, cuenta con un depósito. Si es RDA, el líquido se echa directamente.

La resistencia o coil se mide en ohmios, y determinará el voltaje necesario para calentar. Su uso conlleva el de baterías seguras para soportar descargas rápidas, un elemento también esencial.

Hay que considerar, por lo tanto, la amplia variedad de opciones que tiene cada accesorio. Se puede elegir entre muchos mods (cigarrillos electrónicos), que cuentan con diseños tan exclusivos que convierten al propietario en un portador de estilo.

Ventajas respecto al cigarrillo tradicional

Incluso aunque el vapeo no cuenta con un 100% de adhesión entre la comunidad científica (hay quien dice que no son inocuos y que no ayudan realmente a dejar de fumar), no genera dudas en torno al objetivo que persigue: sea o no la mejor opción, es mejor vapear que fumar. De hecho, al compararlo con el cigarrillo tradicional todo son ventajas, partiendo de una realidad lapidaria: el consumo de tabaco, como informa la OMS, es la principal causa evitable de muerte en todo el mundo.

Y es que el tabaco provoca cada año la muerte de más de 5 millones de personas, lo que sugiere que, de seguir sus niveles de consumo como están, en 2030 podría podría provocar el fallecimiento de 8 millones de personas, aproximadamente el 80% de ellas en países de ingresos bajos y medios, según la misma organización mundial.

Vapear mejor que fumar

Vapear, eso sí, es una nueva forma de fumar, que se considera más elegante, económica y, por supuesto, también más saludable. Sirve de reemplazo al viejo hábito, eliminando la inhalación de sustancias perjudiciales como el alquitrán, el monóxido de carbono o, en su caso, la nicotina. Si se opta por los e-líquidos sin nicotina en los kits de iniciación al vapeo, por tanto, son más aún las ventajas de vapear.

Como explican en Astravalpe, los cigarrillos electrónicos no contienen las sustancias químicas de un cigarrillo tradicional, no producen olores desagradables ni mal aliento, no estropea los dientes ni deja molestos restos, como la ceniza o las colillas. Además, puede ser utilizado en muchos lugares de fumadores sin molestar a nadie.

Un comentario sobre “¿Fumar o vapear? Así se ha implantado el vapeo en nuestras vidas

  • el 30/01/2018 a las 12:23 pm
    Permalink

    Gran artículo, me ha aclarado muchas dudas sobre el vapeo como vapeador novato que soy, he estado investigando por la red y de momento no hay ningún estudio que confirme lo perjudicial que es vapear, por lo menos a corto plazo.
    Gracias!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: