9 consejos para conciliar tu rutina de entrenamiento y el trabajo

Entrenar y trabajar pueden ser dos actividades muy complicadas de compaginar, principalmente por la falta de motivación y el agotamiento mental que se produce tras una rutina laboral intensa.

Hay que tener suficiente fuerza de voluntad para entrenar después de salir de trabajar, pero es totalmente posible equilibrar ambas actividades de manera organizada. El ejercicio ofrece muchos beneficios para la salud física y mental de las personas, por eso, hoy te damos algunos consejos, con la ayuda de Olimp Sport, para conciliar la rutina de entrenamiento con tu vida laboral.

Adapta tu entrenamiento a la hora que puedas

Elige el momento que te parezca más conveniente para entrenar, según tu horario disponible. Puedes hacer tus entrenamientos perfectamente antes del trabajo, en tu hora de almuerzo o al finalizar la jornada laboral.

Toma un desayuno sano, completo y saludable a la primera hora del día

Al entrenar es importante una alimentación saludable, sobre todo al momento el desayuno. Siempre debes incluir alimentos ricos en proteínas, carbohidratos y fibra, además de la ingesta adecuada de frutas para conseguir mayor energía.

Prepara el material y el plan de entrenamiento con antelación

No vayas al gimnasio sin previamente haber planificado el entrenamiento del día. Elige los grupos musculares que deseas ejercitar y prepara la rutina con antelación, para hacer más eficiente la rutina diaria.

Es importante mantener la alimentación pre y post entrenamiento

Además de una dieta equilibrada, es fundamental la inclusión de suplementos deportivos que ofrezcan al organismo la cantidad de nutrientes que se requieren para tener fuerza durante el entrenamiento y la recuperación muscular posterior.

Organiza las horas de trabajo

No olvides tomar a tiempo tus suplementos durante la jornada laboral. Divide tu trabajo y realiza pausas para tomar tus alimentos, trabaja con planificación para que el tiempo alcance para todas tus actividades pendientes.

En el trabajo, hacer pausas cortas cada dos horas

Los momentos de desconexión son importantes tanto para el cuerpo como la mente. Levántate de tu escritorio, respira, camina y relájate por unos minutos. Intenta realizar una pausa cada dos horas y evita el móvil para procurar el descanso mental.

En el gym, considera descansos de hasta 5 minutos entre las series

Según algunos expertos en acondicionamiento físico, pueden llegar a ser necesarios hasta 5 minutos de descanso entre cada serie de ejercicios para permitir que el cuerpo se recupere y tome fuerzas para continuar el entrenamiento planificado.

Al final del entrenamiento

Para completar la rutina, intenta realizar abdominales o correr al menos por espacio de 5 minutos. Esa actividad cardiovascular te llenará de energía y mejorará tu resistencia de manera progresiva.

Otros consejos útiles

Finalmente, te ofrecemos otros consejos muy útiles para hacer más fácil el poder compaginar trabajo y ejercicio. Elige un gimnasio cercano a tu trabajo, toma suficiente agua, aliméntate bien, duerme al menos 7 horas diariamente y evita comer azúcares después de las 20:00, ya que puede causar trastornos del sueño que impidan el adecuado descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: