Buscando la armonía entre vecinos con un administrador de fincas

Administrar una comunidad de vecinos es una función compleja, esta tarea implica la gestión de organizar, llevar un control y seguimiento de todas las situaciones o problemas y sus múltiples soluciones en beneficio de un colectivo, grupo de vecinos o inquilinos de un inmueble.

Un plan de control de situaciones en una comunidad de vecinos

En toda organización, hogar o institución, suceden incidentes, problemas y eventos de carácter técnico; averías, filtraciones, reparaciones y desgastes de los sistemas eléctricos, de acueductos, de telecomunicaciones, etc.

responsabilidad de las finanzas de la comunidad de vecinos

Tener un control de todas estas incidencias conlleva un estricto programa. Así es más fácil buscar las soluciones, corregir los posibles fallos, auditar y tramitar los gastos y costes asociados a estos eventos; también registrar el historial de estas situaciones para analizar estadísticamente las causas de los problemas y buscarle una solución definitiva. Asimismo sirve para evaluar los efectos de los gastos y estimar una compra de repuestos, utensilios, equipos y cualquier material o insumo requerido por la comunidad.

Estas son algunos ejemplos de las actividades, que una firma de administradores especializados en comunidades de vecinos puede llevar a cabo. Es una inversión que repercute en beneficio de toda la comunidad, ya que le da un carácter organizado y que amerita mucha responsabilidad y seriedad, otorgándole prestigio al lugar. Un administrador de fincas es la persona que va a dirigir de manera mancomunada con los vecinos, inquilinos y propietarios, toda la problemática asistencial de una finca, edificio o conjunto de casas, y va a gestionar y buscar soluciones a corto, mediano y largo plazo.

La responsabilidad de las finanzas de la comunidad de vecinos

Es bien conocido por todos que, en cuestiones de dinero, no hay amigos. Siendo un tema muy delicado, muchos vecinos y propietarios no quieren tocar o no se quieren meter. Es por eso que la junta de administración de la comunidad de vecinos debe estar gestionada por una empresa, solvente moral y económicamente, y que vele por las finanzas del grupo de vecinos.

Las actividades financieras son muchas, entre las que se encuentran el control de ingresos y pagos de la comunidad, informes de los estados financieros, por ejemplo; estado de cuentas bancarias, control de pagos de las cuotas y de los vecinos con pagos pendientes, solicitud y seguimiento de presupuestos de obras y servicios, contratación de personal especializado para labores de limpieza, etc.

Igualmente, para los servicios de reparación y mantenimiento preventivo y correctivo de equipos comunes como los ascensores, los transformadores de potencia eléctrica, las calderas de vapor, etc.

Muy importante es la prestación de los servicios de vigilancia y custodia de las instalaciones, así como el control de acceso a visitantes, vendedores y amigos. El sistema de monitoreo con cámaras de vídeo y el reporte de entrada y salida de objetos y vehículos.

Todo este conglomerado de situaciones se hace mucho más dinámico contratando los servicios de una firma dedicada a la gestión de fincas y de comunidades de vecinos.

De esta manera, los servicios públicos, como el agua potable, la electricidad, el aseo domiciliario, el gas, y otros pueden ser cancelados a la brevedad o puntualidad acordada por los entes gubernamentales. Los de carácter privado, como la suscripción a telefonía y televisión por cable, tendrán la oportunidad de ofrecer paquetes a la comunidad, beneficiándose ambos en estas ofertas comerciales.

administrar comunidad de vecinos

Apoyo a la comunidad de vecinos en materia legal

La junta de vecinos o administración es la encargada de los trámites legales y su presentación antes los organismos públicos y privados. Una de las actividades legales que realiza una administración de fincas es la de ofrecer asesoría y representación en casos de demandas por conflictos vecinales, daños a la propiedad, invasión de áreas comunes, morosidad y falta de pagos.

Administrar fincas y conjuntos residenciales es una tarea ardua, que requiere de profesionales con mucha experiencia en el ramo inmobiliario y de bienes raíces, los cuales pueden dar asesoría en materia de ventas y alquiler de edificaciones, casas y propiedades.

Dada la magnitud de eventos, funciones, actividades y situaciones que se presentan en una comunidad de vecinos, es propicia la ocasión para visualizar una forma eficiente y eficaz de administrar los recursos financieros, humanos y materiales. Una junta de vecinos, indiferentemente del tamaño o número de propietarios o familias, es la manera más acorde para consolidar la convivencia ciudadana, dentro del entorno familiar y en bienestar de todos sus integrantes.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: