Cuáles son las ventajas de un centro de planchado frente a la plancha tradicional

Los centros de planchado o estaciones de vapor son la combinación perfecta entre plancha y generadores de vapor, un conjunto que permite un mayor nivel de eficiencia a la hora de retirar las arrugas de las prendas de vestir. Frente a la plancha tradicional, un centro de planchado tiene la capacidad de ser más eficiente y simplificar esta tediosa tarea doméstica.

¿Quieres cambiar tu vieja plancha? en el blog MisterHogar encontrarás la mejor selección de centros de planchado, en variedad de marcas, modelos y los precios más convenientes del mercado. En las siguientes líneas nos encargaremos de mostrarte cuáles son las ventajas de este dispositivo frente a una plancha convencional, de modo que puedas tomar la decisión más acertada.

¿Cómo funciona un centro de planchado?

Si eres una persona que suele planchar grandes cantidades de ropa para todos los miembros de la familia, notarás que eliminar las arrugas es un trabajo que requiere mucho esfuerzo físico y dedicación. Con los centros de planchado se simplifica mucho esta labor, ya que la potencia del vapor disminuye las arrugas haciendo que el trabajo se complete con mucho menos esfuerzo.

5 ventajas de un centro de planchado

Centro de planchado Rowenta

Rapidez

La ventaja principal de este sistema es la rapidez en que se logra terminar la tarea de planchado. Gracias a la potencia del dispositivo, conseguiremos un planchado eficiente en menor cantidad de tiempo. Notarás como terminas de planchar la misma cantidad de ropa que antes, pero utilizando una fracción del tiempo. La reducción de tiempo puede llegar incluso al 50%.

Eliminas las arrugas más difíciles

El vapor que desprende este dispositivo penetra las fibras y las suaviza con gran facilidad, lo cual permite que la plancha actúe eliminando las arrugas con mucha más precisión y rapidez que una plancha tradicional. Los potentes disparos de vapor son fundamentales para deshacerse de las arrugas más difíciles con muy poco esfuerzo.

Es fácil de manejar

Contrario a lo que podríamos imaginar, el paso del dispositivo es mínimo. Esto se debe a que el agua se almacena en el calderín, pero no en la plancha. Lo anterior permite que podamos maniobrar con la plancha de una manera sencilla, haciendo que el planchado sea más cómodo, una diferencia evidente con las planchas tradicionales que suelen pesar un poco más.

Ahorras energía

Se trata de dispositivos mucho más eficientes que una plancha convencional. La reducción del gasto en energía eléctrica es considerablemente inferior, siendo un aparato con certificado de eficiencia energética A+ o incluso superior según la marca y modelo. Además de ahorrar energía, también ahorras tiempo y esfuerzo físico.

Eliminas bacterias y virus

Además de lo anterior, la cantidad de vapor que penetra en profundidad las fibras de los tejidos tiene la capacidad de eliminar por completo virus y bacterias que se acumulan con el uso diario, lo que permite que la ropa tenga un mejor olor, eliminando la necesidad de utilizar aditivos que puedan causar daño en las telas y reducir su vida útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: