El auge de las casas prefabricadas de hormigón

Las casas prefabricadas de hormigón se han convertido en un auténtico fenómeno en España, debido a las características y ventajas que representan frente a métodos de construcción más tradicionales. Usualmente asociamos la construcción de una casa a medida con un proceso largo y costoso, pero con las casas prefabricadas podemos desterrar esta idea de nuestra mente.

El incremento en los precios de las viviendas tradicionales ha sido otro factor determinante para el auge de las casas modulares o prefabricadas. Estas tienen muy poco que envidiar a los chalets de toda la vida, siendo fabricadas con diseños vanguardistas y a partir de materiales de gran calidad, además de poder ser habitadas en un lapso de tiempo relativamente corto.

Una casa prefabricada de hormigón posee ventajas importantes que las vuelven atractivas para los compradores. El proceso de fabricación se encuentra industrializado, por lo cual su calidad y durabilidad es superior, mientras que los tiempos de entrega del proyecto se reducen más del 50%. Esto, junto al bajo mantenimiento que requieren, son algunas de las claves de su éxito en España.

¿Cuáles son las ventajas de las casas prefabricadas?

Antes de centrarnos en las ventajas del sistema, es bueno conocer de qué trata exactamente una casa prefabricada. Se trata de una propiedad inmobiliaria construida a base de módulos o secciones, dentro de una fábrica con procesos estandarizados y que posteriormente se ensambla sobre el terreno siguiendo las especificaciones técnicas de la vivienda.

El proyecto se desarrolla en tres fases. La primera etapa corresponde al establecimiento de las especificaciones técnicas de la propiedad, donde se determinan las características que va a tener la vivienda según el gusto y presupuesto del propietario. La segunda fase se refiere a la etapa de producción, donde se fabrican los módulos que la componen dentro de la fábrica.

Finalmente, se produce la fase de montaje donde todos los módulos o paneles que componen el proyecto son ensamblados sobre el terreno y se realizan las instalaciones de los servicios públicos. En este punto, la vivienda ya se encuentra lista para recibir a su nuevo propietario que podrá decorarla a gusto y habitarla de inmediato.

Las ventajas destacadas de este sistema de construcción que han permitido su auge en España son las siguientes:

  • Alta resistencia. El hormigón es un material inorgánico que tiene la capacidad de resistir muy bien a factores externos como el clima y el fuego, por lo cual las casas prefabricadas en este material suelen tener una mayor durabilidad y una menor necesidad de mantenimiento en comparación con las estructuras de madera.
  • Rapidez de construcción. A diferencia de los métodos de construcción tradicional, la obra de una casa prefabricada es mucho más sencilla y con menos requerimientos de personal, lo cual acelera de forma considerable el tiempo en que se ejecuta el proyecto. En un lapso de tres meses o menos es posible disponer de una casa personalizada por completo.
  • Economía. El hormigón es un material bastante económico por lo que resulta más asequible que las casas tradicionales. Por supuesto, el precio de la propiedad va a variar en función a las características del proyecto, las dimensiones, los acabados y la complejidad técnica del inmueble. Los precios de una casa prefabricada suelen empezar desde los 26.000 euros.
  • Baja necesidad de mantenimiento. Esta clase de vivienda no tiene necesidades especiales de mantenimiento para garantizar la extensión de su vida útil. Aquellas que combinan hormigón con acero son las más estables y con mayor resistencia a movimientos sísmicos, por lo que tienen una durabilidad superior y baja necesidad de mantenimiento.
  • Presupuesto todo incluido. Puedes contactar a una empresa especializada en este método constructivo, plantear las necesidades de tu proyecto y recibir un presupuesto todo incluido en un lapso de tiempo bastante corto. De este modo no tendrás sorpresas y tendrás garantía de que tu casa estará lista en el tiempo convenido.
  • Eficiencia energética. Esta clase de propiedades cuenta con clasificación de eficiencia energética A, por lo que tendrás garantía de que se aprovecharán tanto la iluminación como la ventilación natural para reducir el consumo eléctrico. Se trata de un tipo de vivienda sostenible que, además de permitir ahorrar, colabora con el medio ambiente.

Aunque los módulos de las casas prefabricadas se trabajan de forma estandarizada, existe la posibilidad de realizar numerosas configuraciones y crear diseños únicos que se adaptan a cada necesidad planteada por el propietario, por lo cual no existen dos casas prefabricadas que sean exactamente iguales a pesar de producirse de forma industrializada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: