Ante el aumento de asaltos a viviendas, la mejora de la seguridad

La inseguridad en nuestras viviendas es directamente proporcional a la duración de una crisis económica y por tanto al aumento de la pobreza y de su compañera habitual, la delincuencia. Constantemente podemos comprobar en los diarios televisados y periódicos, tanto impresos como digitales, el aumento en el número de asaltos a viviendas que se cometen en nuestras ciudades y pueblos.

Y no es para menos, los datos nos muestran que se produjeron alrededor de 115.000 robos con fuerza en viviendas, más del 70 % de estos robos se produjeron en viviendas unifamiliares y chalets, aunque esto no implica que los inmuebles en altura y las comunidades de vecinos estén a salvo de un asalto.

La época de mayor índice de entradas forzadas se viene padeciendo en verano y demás periodos vacacionales, y es que los ladrones son cautos y nada tontos, vigilan atentamente y comprueban los indicios que delatan que una vivienda lleva algún tiempo sin sus propietarios. Pruebas como el exceso de correspondencia en los buzones, que no se enciendan luces por la noche, que esté completamente cerrada durante todo el día…

Conociendo estos detalles, podremos conseguir que nuestro inmueble pase desapercibido a la atenta mirada de los cacos, simplemente contando con la colaboración de un vecino, que nos limpie el buzón, dejando las ventanas y persianas semiabiertas o colocando relojes computarizados en los enchufes que enciendan luces, radio o televisión durante ciertas horas del día y de la noche. Estas son algunas buenas tácticas para evitar el robo.

La seguridad por provincias; Valladolid

Pero si por casualidad el delincuente se enteró que tu vivienda está vacía, porque cometiste el error de publicarlo en las redes sociales o te vio marchar con el coche lleno de bártulos, siempre es un seguro el cambio de cerraduras antiguas por otras más seguras, sobre todo que sean antibumping, el sistema para asaltar hogares más utilizado por los rateros.

Seguridad casa

También debemos dejarnos asesorar por especialistas en la materia, como los cerrajeros en Valladolid, que al ser expertos en la apertura de puertas, por los muchos casos que se dan de pérdidas de llaves, saben perfectamente qué elementos auxiliares de seguridad añadir a las puertas y ventanas para aumentar la seguridad.

Además, con su servicio de urgencias 24 horas los siete días de la semana, ya sea porque han forzado la cerradura o por pérdida u olvido de llaves, estos profesionales solucionarán tu problema, abriendo tu puerta en cualquier momento, de forma rápida y sin deteriorar la puerta.

La confianza en Toledo

Afortunadamente, el grado de especialización que encontramos en nuestro país en el oficio de la cerrajería se extiende a cada rincón de nuestra geografía, encontrando personal altamente capacitado que garantiza un grado de fiabilidad en cada trabajo difícil de encontrar en otros oficios.

La confianza en trabajos de seguridad que aportan los cerrajeros en Toledo no tiene comparación. Pero es que, además, conscientes de que la seguridad no solo depende de la entrada a las viviendas, sino que es necesario un lugar aún más seguro dentro de ellas, que proteja los objetos más valiosos, se han especializado en cajas fuertes. Un elemento que por otra parte está cogiendo cada vez más valor e importancia, siguiendo la tendencia de los ciudadanos alemanes y franceses que, por absoluta desconfianza de los bancos, prefieren guardar su dinero en sus inmuebles.

Y no hay por qué preocuparse, pues si olvidamos la contraseña que las abre, la cerrajería Lozano, los cerrajeros referentes en Toledo, acudirán a su vivienda cuando se les solicite, en cualquier momento, gracias a su magnífico servicio 24 horas de atención a su clientela.

Zaragoza, calidad y urgencia

Para cerrar este triángulo de la zona centro de España que destaca por la excelencia de los trabajos en cerrajería, debemos hacer referencia a dos grandes profesionales en la ciudad de Zaragoza, ambos referentes, ambos grandes profesionales, que se reparten los trabajos de la cerrajería de esta ciudad con la misma seriedad y responsabilidad.

A los cerrajeros San José en Zaragoza no se les resiste ningún tipo de cerraduras para realizar aperturas en caso de necesidad, por pérdida de llaves o porque la han forzado. Igualmente han dirigido su especialización hacia un sector de la cerrajería que tiene una gran demanda y que no es otro que el duplicado de llaves, de cualquier tipo de llaves.

Ambos cerrajeros compiten en economía y servicio de calidad, para que quede claro que en Zaragoza lo que importa es la seguridad y la tranquilidad de sus vecinos y que tanto con los cerrajeros San José como con los Cerrajeros Los Maños se evitarán los robos en los hogares de Zaragoza está más que asegurado.

Cabe destacar de estos últimos su pasión por cumplir con un servicio urgente que garantice que el cliente no se va a quedar sin entrar en su vivienda, abrir su negocio o coger su vehículo más tiempo que el mínimamente necesario, pues son conocedores de la incomodidad e incluso peligro que representa la imposibilidad de acceder a estos sitios. Y es que en las viviendas pueden quedar niños pequeños encerrados y en los lugares de trabajo se pierde dinero por cada minuto que este no se está produciendo.

Para finalizar este artículo, y hacerlo con el tema con el que comenzamos y para el cual todos los cerrajeros aquí referenciados están ampliamente capacitados, debemos conocer algunos elementos auxiliares que podemos añadir a nuestras instalaciones en puertas, con los que aumentar la seguridad y la confianza de que nada te va a pasar dentro de tu hogar o en aquellos días en los que estemos disfrutando de unas merecidas vacaciones.

Puedes preguntar a los cerrajeros mencionados por la posibilidad de poner seguros para tus puertas, como pueden ser las barras transversales o verticales de acero, estas últimas pueden cubrir toda la longitud de la puerta.

Siempre es una buena idea colocar cerraderos de seguridad o algún elemento más adicional que complique el trabajo de los cacos, pues está demostrado que estos siempre buscan la víctima más fácil, con lo que aumentando en algo la seguridad, estos abandonarán el intento buscando otra entrada más propicia. La colocación de mirillas o cadenas son opciones tradicionales, pero muy efectivas para no abrir las puertas a desconocidos sin saber qué quieren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: