Cirugía para la obesidad: todo lo que quieres saber

La cirugía para adelgazar se ha desarrollado pensando en ayudar a bajar de peso a aquellas personas con obesidad mórbida. Esta es una opción por la que suelen optar pacientes desesperados que son incapaces de perder peso a través de una dieta equilibrada y un modo de vida saludable, que incluya el ejercicio físico.

Para someterse a este procedimiento invasivo siempre habrá que consultar con un especialista, como el cirujano en Barcelona que encontrará tras el enlace, para que le aconseje, según sus circunstancias personales, cuál es el tratamiento de cirugía bariátrica más apropiado y efectivo para cada paciente.

Pero ¿cómo saber si sufrimos o alguien de nuestro entorno sufre este tipo de desajuste orgánico? ¿Qué peligros tiene? ¿Cómo solucionar este problema? Sigue leyendo y tus dudas quedarán resueltas.

¿Qué es la obesidad mórbida?

La obesidad mórbida es aquella que se da cuando nuestro peso supera en 45,5 kilos el peso que deberíamos tener según nuestra complexión física o estamos al 100% por encima de nuestro peso. Es el tipo de obesidad que lleva aparejados mayores riesgos para la salud del paciente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es un problema muy grave y define a esta enfermedad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que trae asociadas muchas otras enfermedades graves que ponen en serio peligro la vida del paciente y que merman sustancialmente su calidad de vida.

Cirugia para adelgazar

Una persona que padece obesidad extrema tiene más probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, diabetes y otras relacionadas con el hígado y los riñones, además de diversos tipos de cáncer, pudiendo acortar la esperanza de vida del paciente hasta en 14 años.

La causa principal que hace que se desarrolle esta enfermedad es un grave desequilibrio entre las calorías ingeridas y las que el organismo consume e intervienen numerosos factores: genéticos, metabólicos, ambientales y endocrinológicos.

Hay diferentes tipos de cirugía bariátrica para conseguir la pérdida de peso y que ahora pasaremos a enumerar, pero debemos saber que esta cirugía requiere el compromiso posterior del paciente para modificar sus hábitos alimenticios y su estilo de vida por uno más saludable y someterse a un seguimiento médico periódico.

Cuáles son los tipos de cirugía bariátrica

Cualquier decisión de someterse a una operación debe ser meditada con tranquilidad y recibiendo un asesoramiento de la mano de expertos que sepan guiar al paciente aportándole toda la información al respecto de la intervención, sus efectos secundarios, los peligros que entraña y los objetivos que se pretenden conseguir para mejorar su calidad de vida. En ese sentido, los cirujanos en Barcelona referenciados son todo un referente nacional a tener muy en cuenta.

Pero por supuesto, al ser la salud del paciente la que está en juego, debe tomar la decisión de optar por este tipo de intervención quirúrgica libremente y sin presiones externas, ni de familiares ni de amigos, de los que solo deberá recibir apoyo y comprensión sea cuál sea su decisión final.

Los tipos de cirugía bariátrica han alcanzado un alto nivel de especialización en la actualidad para poder ofrecer a cada paciente una asistencia más personalizada. Entre las más habituales que se suelen practicar, citaremos las que obtienen más éxito.

La cirugía restrictiva, como nos indica su propio nombre, tienen como objetivo la restricción de la cantidad de comida que el estómago es capaz de recibir. De esta forma, el paciente se sacia antes en cada comida ingiriendo menos cantidad de alimentos. Dentro de los tipos de cirugía bariátrica habituales tenemos la banda gástrica y la manga gástrica.

Tratamiento de cirugia bariatrica

También existe un tipo de cirugía a la que se conoce con el nombre de la cirugía de malabsorción. Se basa en la limitación de la cantidad de calorías y nutrientes que nuestro organismo absorbe, restaurando o eliminado parte del sistema digestivo. Actualmente, es una de las cirugías que está garantizando mejores resultados, no solo por la pérdida de peso inminente en el momento de realizar la intervención, sino por la duración a largo plazo de los resultados. Aquí lo que habría que evaluar son los riesgos que entraña, siendo mayor que en otros tipos de cirugías de estas características.

La cirugía combinada, por otra parte, es una técnica que combina el procedimiento de las cirugías de restricción y el procedimiento de las cirugías de malabsorción, consiguiendo muy buenos resultados.

Casi todos los cirujanos, hoy día, si no hay contraindicaciones por el estado de salud del paciente, aconsejan llevar a cabo una combinación de ambos tipos de cirugía para conseguir los resultados deseados, entre ellas destacamos el uso del bypass gástrico, que no es otra cosa que la reducción de la capacidad estomacal para conseguir que los alimentos vayan directamente desde el estómago hacia el final del intestino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: