Combatir la alopecia es posible gracias al injerto capilar

Tanto hombres como mujeres ya no tendrán que resignarse ante la caída de cabello habitual a ciertas edades, y podrá tomar cartas en el asunto gracias a los implantes de pelo, cada vez más efectivos y de ahí su popularidad.

Con el paso de los años los efectos de la edad comienzan a ser cada vez más notorios a nivel visual, y según diversos estudios realizados, la alopecia es uno de los más graves registrados. Por suerte, y tal y como se puede ver en medios especializados como injertocapilar10.com, la caída del cabello tiene solución hoy en día gracias en gran medida a las técnicas de injerto capilar existentes en el mercado.

Tipos de alopecia, a quién afecta y por qué se producen

Pese a que la más habitual sea la alopecia androgenética (aquella por causas genéticas determinadas), también existe la posibilidad de que el sujeto se vea afectado por otros tipos de alopecia menos comunes, como por ejemplo la difusa o la areata. En este último caso, se desconocen aún las causas que puedan desencadenar dicho tipo de alopecia. Eso sí, todas ellas pueden afectar tanto a mujeres como a hombres (aunque en los varones el porcentaje de afectados es mucho mayor).

Injerto capilar

Alopecia difusa: Otro tipo de alopecia que causa la caída del cabello de forma súbita y sin síntomas genéticos aparentes que puedan respaldar esta situación. Pese a que sí se conoce qué pueda llegar a causar la alopecia difusa, la realidad es que son muchos los factores desencadenantes de la misma (enfermedades tales como la diabetes, cambios hormonales graves, una mala alimentación, episodios de exposición longevos a radiación…) Por lo que aún así es muy difícil de diagnosticar y tratar.

Alopecia Areata: Se trata de un tipo de calvicie que aparece sin motivo aparente sobre el cuero cabelludo, normalmente presentándose en varias zonas concretas en formas ovaladas. Se sospecha que pueda ser una enfermedad autoinmune debido a intoxicaciones o trastornos hormonales, pero aún se desconocen demasiados datos como para llegar a una conclusión.

El injerto capilar, la técnica más efectiva conocida para volver a recuperar el pelo perdido

El implante de pelo está a la orden del día entre las personas que están experimentando cualesquiera de estos tres tipos de alopecia, ya que se trata de una técnica mínimamente intrusiva en la cual tu serás tu propio donante, permitiendo que los pelos se agarren y crezcan con mayor naturalidad y potenciando así el éxito de la intervención. Por lo que, al realizar una intervención de este tipo, no solamente estarás frenando la caída de tu pelo, sino que además sustituirás el perdido por pelo nuevo y natural procedente de ti mismo.

Eso sí, para mayor rango de efectividad, deberás de tener una buena zona donante de donde coger el pelo, por lo que si eres calvo completamente (una situación rara, pero que puede darse) estarás en problemas. A continuación las dos técnicas más eficaces hasta el momento.

Transplante de cabello: técnica FUE

La consecución de esta intervención FUE tiene varias fases que deberán de darse lugar:

  1. Análisis previo de la zona donante, evaluando la calidad de los folículos a extraer y tomando tan solo aquellos que puedan ofrecer un alto índice de efectividad de que se mantenga perpetuo.
  2. Anestesiar la zona donante e intervenir para obtener los folículos pilosos que se van a implantar.
  3. Realizar la incisión necesaria pertinente en las zonas donde irá colocado el pelo donante en conjunto con sus unidades foliculares.
  4. Colocación del pelo a implantar, en grupos de 1 a 4 folículos.

Injertos de pelo mediante la técnica FUSS

El microinjerto capilar realizado a través de la técnica FUSS es muy característico por la marca que deja al realizar la intervención de cirugía necesaria en la zona donante, la cual tiene forma de tira, quedando la marca en forma de cicatriz debido a que se requiere sutura. Por lo demás, el proceso de implante de pelo es muy similar al anteriormente citado.

Implantes de pelo

Con ambas técnicas se busca que el pelo vuelva a crecer naturalmente durante toda la vida, esto es gracias a que mediante estos injertos, se consigue añadir tu propio pelo (con sus propias conexiones hormonales) a las zonas que sufran de alopecia, por lo que las causas genéticas tales como la hiperactividad enzimática no les afectará, evitando así su caída.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: