Cómo afrontar una reforma

Las reformas son algo que muchas personas desean pero al mismo tiempo temen por la gran cantidad de decisiones que se deberán tomar, sin dejar de lado el gran desembolso de dinero que implican.

Por fin has dado el paso y vas a reformar tu casa o una parte de la misma, seguramente tengas las típicas sensaciones de euforia mezcladas con momentos de ansiedad por todo lo que se viene encima de forma inminente.

Esto es totalmente normal, se podría decir que realizar una reforma es un paso muy importante en la vida de todas las personas ya que todo debe quedar perfecto y sin errores de ningún tipo, nadie quiere tener que ver todos los días en su casa algún desperfecto provocado por la obra o reforma.

Contrata un servicio de obra que sea profesional

Uno de los factores que más influyen en que la obra sea un éxito es acudir a un contratista de calidad que sea famoso por sus trabajos, no hace falta acudir al mejor de toda la provincia, tan sólo ten en cuenta las críticas que tiene dentro de tu ciudad.

Antes de contratar finalmente al candidato que hayas elegido es importante que acordéis bien los servicios que entrarán en el presupuesto, ya sea albañilería, fontanería, electricista, pintor y demás. Lo importante aquí es que todo quede reflejado en el contrato que se firmara de obra, en el cual el presupuesto deberá quedar cerrado.

Elige bien las puertas

Probablemente la elección de las puertas de interior en madera sean uno de los puntos en los que menos tiempo emplean las personas en las reformas. Es habitual que no preste mucha atención a estos elementos de la casa pero es un error muy grave.

Remodelación del hogar

Las puertas de madera para interior deben ser elegidas con mucho cuidado y atención, muchas son las personas que han acabado eligiendo las más baratas sin fijarse en la calidad de las mismas, terminando con unas puertas de aglomerado que han quedado destrozadas en unos pocos años.

Por este motivo es sumamente necesario emplear una parte del presupuesto a la compra de puertas de interior en madera que tengan una calidad aceptable, prestando atención en el tipo de madera así como en los acabados de las mismas o bien en el tipo de puerta pues quizá nos pueda interesar comprar puertas block, las cuales se caracterizan por incorporar en un mismo conjunto la hoja ya montada en el marco, las jambas ingletadas y los herrajes colocados.

Lo más importante es que la decisión final  encaje en el estilo de diseño que vayamos a implementar en nuestro hogar y por supuesto en nuestro presupuesto.

¿Necesitas permisos?

Por regla general en obras pequeñas no es necesario pedir permisos al ayuntamiento para su ejecución, no obstantes a veces se necesita una “declaración responsable”, ante la duda acude a tu ayuntamiento para que te informen.

En el caso de realizar las obras en una vivienda perteneciente a una comunidad de vecinos deberás tener la aprobación de la comunidad para empezar con la obra ya que en caso contrario puede que recibas una denuncia por parte de algún vecino que no está conforme, puede parecer algo surrealista pero es muy habitual.

Asegúrate de que el IVA sea del 10 por ciento

Comprueba que el IVA que te apliquen en las facturas emitidas sea del 10% y no  un IVA del 21%, pues estarías pagando bastante más impuestos sin tener necesidad.

Ahora bien, para que te apliquen el IVA del 10% ten en cuenta que deben darse las siguientes condiciones: 

  • La obra se hará para una persona o comunidad de vecinos y no para una empresa particular
  • La obra que se va a realizar es en una vivienda de uso particular y no para un local comercial o similar
  • La vivienda a reformar tiene una antigüedad superior a dos años desde su construcción o bien han pasado dos años desde que se rehabilitará. 
  • El encargado de la obra no lleve sus propios materiales o en el caso de que lleve sus propios materiales, estos no deben superar el 40% de la base imponible del presupuesto pactado. 

Con todos estos consejos tienes las herramientas necesarias para empezar a planificar la próxima reforma. Un último apunte es tener mucho cuidado con el pago por adelantado de los servicios que contrates, ten en cuenta que muchos servicios te van a exigir un adelanto, el cual es totalmente lícito pero nunca debe suponer más de un 30 o 40% del presupuesto total, de esta forma evitarás posibles fraudes o estafas indeseadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: