¿En qué consiste el concurso de acreedores express?

El concurso de acreedores express es una vía rápida que permite cerrar negocios que se encuentran inmersos en graves procesos de crisis empresarial

Por lo general, cuando se habla de la figura del concurso de acreedores, la mayoría de las personas suelen pensar que este es un proceso judicial de liquidación de las empresas. Es decir, un proceso de crisis empresarial mediante el cual, la organización no es capaz de llegar a un acuerdo sobre las deudas que ha contraído con diversas entidades bancarias y acreedores.

Sin embargo, no todos los concursos de acreedores son iguales, y en algunas ocasiones las empresas son capaces de llegar a acuerdos para finalizar sus deudas en varios plazos, sin necesidad de hipotecar el negocio y sin tener que utilizar bienes de por medio. En otras ocasiones, la situación es bastante más inviable para el negocio, y es aquí cuando aparece la figura del concurso de acreedores express.

Un procedimiento judicial bastante especial, que permite la extinción de la empresa de manera inmediata, sin que se produzca una liquidación de bienes. Un proceso de crisis empresarial diferente, que es muy recomendable para todas aquellas organizaciones que se encuentran en una situación de insolvencia y se ven obligadas a cerrar.

¿Cuándo se puede aplicar el concurso de acreedores express?

El concurso de acreedores express está regulado en el artículo 176 bis 4 de la Ley Concursal, y según su propia definición, supone una extinción de la empresa de manera inmediata y sin que haya una liquidación de sus bienes de por medio. Esta liquidación de los bienes no se produce debido a su inexistencia, por lo que cualquier emprendedor o empresario en situación de insolvencia puede acogerse a él.

Cuando una empresa u organización llega a esta fatídica situación económica, lo más habitual es que carezca de bienes, y en el caso de disponer de algunos bienes, probablemente estos tengan un valor residual que no sirva para hacer frente al pago de las deudas contraídas con entidades bancarias y acreedores.

Los requisitos concurso de acreedores express son por tanto bastante claros, ya que pueden acogerse a él las sociedades que no tienen apenas infraestructuras o que cuentan con un deterioro bastante significativo de sus fondos. La última palabra sobre la admisión del concurso express la tiene el juez concursal, por lo que la empresa deberá presentar todos los documentos necesarios para demostrar la compleja situación económica por la que atraviesa.

Diferencias con respecto al concurso de acreedores ordinario

El concurso de acreedores express es un tipo de procedimiento judicial específico para situaciones de crisis empresarial grave, en las que la organización en cuestión, es incapaz de hacer frente al pago de las deudas que ha contraído con entidades bancarias y acreedores. Es decir, procesos de crisis empresarial que tienen como objetivo la liquidación total del negocio ante la falta de fondos propios para continuar.

A diferencia de lo que ocurre con un concurso de acreedores ordinario, en el concurso express no entra en juego la figura del administrador concursal que se encarga de controlar la situación para afrontar los pagos, sino que el empresario tan solo tiene que presentar la documentación necesaria ante el juez concursal para que este la examine, y dicte un auto de apertura y conclusión en el mismo acto.

Concurso de acreedores ordinario

Un procedimiento judicial muy rápido y económico, puesto que la empresa endeudada no tiene que pagar a un administrador concursal, ni tampoco tiene que superar diversas etapas como la fase común o la fase de liquidación. Una vez que el juez concursal dispone de toda la documentación requerida, solicita la extinción de la sociedad y el posterior cierre de la hoja registral.

¿Cómo acogerse a un concurso de acreedores express?

Como ya se ha comentado anteriormente, el concurso de acreedores express es un tipo de procedimiento judicial muy recomendable para todas aquellas organizaciones que están inmersas en graves procesos de crisis empresarial. Para acogerse a la figura del concurso de acreedores express, la empresa u organización debe cumplir con una serie de requisitos especiales que afectan al patrimonio y al balance de cuentas.

Además, también es necesario cumplir con otras consideraciones legales y contables que serán revisadas por el juez concursal a través de la documentación presentada. Un tipo de procedimiento judicial diferente, ante el que conviene contar con la ayuda de algún experto en gestión de crisis empresariales como Igor Ochoa. Un experto internacional que trabaja para la consultora Dipcom Corporate, y que ha asesorado a multitud de empresas que han afrontado este complejo proceso de crisis empresarial.

Éxito de los concursos de acreedores express en Dipcom Corporate

Afrontar un concurso de acreedores express no es una tarea fácil, por lo que lo más recomendable es contar con la ayuda de algún experto en gestión de crisis empresariales como el ya mencionado Igor Ochoa. Un experto internacional que desarrolla su trabajo en la consultora Dipcom Corporate, la cual gestionó más de 20 procesos de reestructuración de deudas empresariales en el año 2018.

En estos procesos de crisis empresarial, Dipcom Corporate logró reestructurar deudas y pasivos por un valor de balance superior a los 50 millones de euros, además de que consiguió mantener más del 90% de los puestos de trabajo. A estos excelentes datos tanto para las empresas como para los trabajadores, también hay que sumar que la consultora fue capaz de recuperar 2 unidades de negocio en liquidación.

Unas cifras que evidencian de forma clara, que Dipcom Corporate es una de las principales consultoras de reestructuración de deudas empresariales en España, que día tras día no deja de ayudar a multitud de organizaciones y negocios que se encuentran inmersos en graves procesos de crisis empresarial.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: