Electrolineras, los puntos de recarga se modernizan

Las “electrolineras” o puntos de recarga de vehículos eléctricos están comenzando a jugar un papel fundamental dentro del mercado español ante la evidente expansión de la venta de coches eléctricos, algo que forma parte de la batalla emprendida contra el cambio climático.

Aunque aún existen personas que no dan demasiada importancia al tema medioambiental, muchas empresas fabricantes de coches se han replanteado el futuro con los combustibles fósiles y han tomado la iniciativa de migrar hacia tecnologías más limpias y respetuosas con el medio ambiente.

Puntos de recarga

Según datos aportados por la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), en España se encuentran en circulación más de 63.000 coches eléctricos y solo en 2019, se han otorgado más de 2.500 matrículas para automóviles eléctricos para empresas y más de 1.400 es la cifra de vehículos particulares, algo que representa un incremento del 94% y el 140% con respecto al año anterior.

De estas cifras podemos extraer la importancia del punto de recarga del coche eléctrico y su incremento en todo el territorio, además de entender la necesidad de que los mismos se modernicen y vuelvan cada vez más ágiles. En la actualidad, existen al menos 5.545 puntos de recarga, concentrados en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia.

El futuro es electrico

El futuro es eléctrico

Todo parece indicar que el mercado de los automóviles eléctricos se está consolidando y tanto los particulares como las empresas comienzan a aceptar que es posible un futuro no dependiente de los combustibles fósiles.

¿Cuáles son las ventajas de un vehículo eléctrico? Pese a que para muchos, su precio aun se traduce en una desventaja, existen varios beneficios asociados a la compra de un coche que opere con electricidad. Nos enfocaremos en las más importantes:

  • Amplia red de “electrolineras”. Dentro del proyecto de movilidad sostenible que se ha desarrollado en España, los gobiernos han apostado por crear incentivos económicos que fomenten la elección de los vehículos eléctricos. De esta forma se ha logrado el desarrollo de una amplia red nacional de puntos de recarga que ahora comienzan crear sus propias estrategias de perfeccionamiento. IBERDROLA, por ejemplo, ha desarrollado el plan “Smart Mobility”, que se refiere a un modelo digital, inteligente y ecológico que busca instalar 25.000 estaciones de recarga en toda España, hasta el año 2021.
  • Autonomía. Aunque para muchos es un talón de Aquiles, la autonomía de los coches eléctricos es cada vez mayor, al igual que la disposición de puntos de recarga, por lo cual se convierten en una excelente alternativa de movilidad urbana.
  • Reducción de impuestos. Cuando realizas la compra de un vehículo de estas características, participas en un tipo de impuesto mucho menor, tanto en el Impuesto por Circulación como reducciones en el IRPF.
  • Reparaciones más económicas, ya que poseen menos elementos que un coche convencional y, por ello, las revisiones de rutina tienen un coste inferior a los que operan con diesel o gasolina. Todo esto, supone grandes ahorros a largo plazo.
Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: