e-Salud, la medicina del mañana

El desarrollo de Internet ha significado la mejora en la calidad de comunicación que existe entre los seres humanos, el uso de las redes sociales permite que cada persona pueda desarrollarse social e intelectualmente. Hoy en día, muchos profesionales logran ampliar sus conocimientos a través de plataformas que les permiten compartir su experiencia y aprender de otros. En este artículo se ilustrará lo relacionado con la unión entre la salud y el conjunto de tecnologías de información y comunicación (TIC), lo que es conocido como eSalud.

Beneficios de la salud digital

La e-Salud emplea herramientas tecnológicas en el entorno sanitario para ofrecer una amplia variedad de servicios: telemedicina (servicios médicos a distancia), historiales médicos electrónicos, recetas electrónicas, los sistemas de apoyo a decisiones clínicas, salud por dispositivos móviles (aplicaciones o dispositivos de control de pacientes), formación a distancia para los profesionales de la salud mediante las redes o el intercambio de datos, entre otros. Entre los beneficios de la e-Salud se encuentra el diagnóstico a través de las aplicaciones móviles, que proporcionan un seguimiento de la enfermedad, bien sea solicitando citas online, localizando centros u obteniendo cuadros médicos por parte del paciente, además de proporcionar facilidad al médico para consultar el estado de sus pacientes y las actividades programadas en el centro.

salud digital

Los profesionales médicos y trabajadores de la salud poco a poco se interesan más en el área de la tecnología enfocada en su campo de conocimiento. Tal es el ejemplo de los cardiólogos que disponen de redes sociales donde comparten información de interés mediante vídeos de médicos profesionales, implicados en la investigación, blogs, artículos de revistas científicas, entrevistas en texto y otros medios de formación para profesionales, con el fin de que el usuario que tenga interés en descubrir los avances de la medicina, invierta su tiempo en el conocimiento de ciertos temas que le permitan explorar un caso clínico y resolver dudas sobre alguna enfermedad de la que se conozca muy poco y se tenga un diagnóstico errado, o consultar tratamientos puntuales.

El síndrome del corazón roto, un caso particular

También dentro de esta página se mencionan casos como el síndrome del corazón roto (miocardiopatía de Takotsubo), que se produce cuando personas previamente sanas reciben una mala noticia (la muerte de un ser querido o el diagnóstico de una enfermedad grave en un familiar) o se disgustan gravemente (la violencia doméstica, las grandes cirugías o los divorcios), eventos que rompen el corazón, debilitándolo a pesar de que la enfermedad no tenga graves consecuencias. Este síndrome presenta síntomas similares a un infarto agudo de miocardio (dolor en el tórax o dolor opresivo que se irradia a la garganta y los brazos). Se dice que es común en el sexo femenino por la manera de controlar sus emociones y sentimientos, lo que les diferencia de los hombres. No existe prevención a este síndrome que en torno al 95% de las mujeres adultas ha padecido y su tiempo de duración es de dos días a una semana.

Un vistazo al futuro

En este aspecto, la tecnología se ha convertido en una herramienta que hace posible la relación entre el paciente y el profesional mediante la información que le permite a este realizar diagnósticos y consultas remotas que previenen complicaciones y mejoran la calidad de vida del paciente. La salud digital es el presente y el futuro que sin duda fomenta la sanidad universal, el ahorro en el consumo de recursos sanitarios y el reconocimiento precoz de enfermedades. Asimismo, mientras avance la creación de nuevas tecnologías, se establecerán mejores técnicas de salud no solo para el médico, sino para el potenciamiento del autocuidado del paciente.

El impacto de las tecnologías de información y comunicación ha sido decisivo en el crecimiento de la medicina y vital en la atención de pacientes, mejorando la calidad de asistencia y transformando la definición de equidad y accesibilidad al pasar las barreras geográficas, políticas, económicas y administrativas, mejorando la continuidad del proceso asistencial, lo que a largo plazo reduce costes, agilizando los procesos, evitando duplicidad en las pruebas diagnósticas y la formación de morbilidades asociadas a tratamientos no adecuados. También posibilitando el desarrollo de la medicina personalizada con base en la efectividad, eficiencia y eficacia, y ayudando así, a la toma de decisiones clínicas o procesos de gestión de pacientes crónicos.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: