La importancia de los equipamientos industriales en la actualidad

En la actualidad, el equipamiento industrial define el proceso de manufactura de una gran variedad de productos, tanto naturales como artificiales, que son distribuidos en el mercado. Hoy día existen diferentes tipos de máquinas especializadas para cada tipo de industria, pudiendo clasificarse según una amplia variedad de parámetros.

Los equipamientos industriales son fundamentales en la mayoría de las industrias. Se definen como las herramientas y artefactos que permiten facilitar la creación y procesamiento de productos. Esta clase de maquinaria puede catalogarse como liviana o pesada en función del uso que se le vaya a dar.

Maquinaria que permite aumentar la productividad

La importancia del equipamiento industrial radica en la posibilidad de aumentar la productividad, dado que de lo contrario condicionarían enormemente la capacidad física y rendimiento de los operarios. Podemos encontrar una gran variedad de herramientas capaces de simplificar y optimizar el trabajo, haciendo que los operarios ejecuten sus tareas con menos esfuerzo físico.

Entre los equipamientos industriales más comunes dentro de la industria, encontramos lo siguiente:

Aumentar la productividad

Cabestrante

Un cabrestante se trata de un torno vertical con la capacidad de arrastrar grandes pesos sin exceso de esfuerzo por parte del operador. Este mecanismo puede ser impulsado de forma manual, o a través de un mecanismo eléctrico o mecánico que tira de una cuerda que se enrolla hacia adentro o hacia afuera según la necesidad.

Se han convertido en integrantes de muchos tipos de industrias donde es necesario mover constantemente grandes cargas. Por ejemplo, es posible encontrar cabrestantes en minas, puertos y barcos, proporcionando una gran autonomía al operador y simplificando las tareas que debe realizar.

Self Propelled Trolley

El Self Propelled Trolley es un carro autopropulsado con capacidades que pueden ir desde 30 hasta 200 toneladas. Se caracterizan por su forma de plataforma muy baja, lo que permite colocarla bajo cualquier elemento pesado, permitiendo su desplazamiento con muy poco esfuerzo físico. Incluso, existen modelos motorizados que se mueven de forma autónoma.

La gama de carros autopropulsados es enorme, atendiendo a las diferentes necesidades de cada industria. Generalmente son separados en dos categorías: eléctricos e hidráulicos. Estos permiten movilizar cargas pesadas con total facilidad, sin que la salud de los trabajadores se vea perjudicada y acelerando las tareas dentro de las industrias.

Poleas

Una polea polipasto es un dispositivo de elevación de cargas consistente en una cadena y un mecanismo eléctrico que tira de ella. La cadena se sujeta a la carga y es posible elevarla. Por medio de carros electrónicos es posible trasladar estas cargas de un punto a otro. Las poleas se convirtieron en una revolución dentro de las actividades de la industria.

La industria de la manufactura y producción no sería tan eficiente si las fábricas y almacenes no contaran con esta clase de equipamientos. El principal beneficiario es el recurso humano, quien consigue reducir la intensidad del trabajo, aumentar la eficiencia y, además, protegerse de los accidentes laborales y las clásicas enfermedades ocupacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: