Los orígenes del Tarot

El ser humano siempre ha andado en la búsqueda de algo en qué creer, para desarrollar su fe o creencias religiosas, cuya formación generalmente se ha dado desde que se está pequeño en la crianza familiar.

Por esa razón es que a escala mundial han surgido diferentes religiones, a la par de las monoteístas, así como otro tipo de creencias contemporáneas como la Nueva Era que encarna diversas formas de esoterismo que millones de personas han adoptado para sí como sinónimo de ayuda en lo místico y espiritual.

En esa misma onda surgió el tarot, una forma de cartas que abarca muchas cosas que tienen que ver con el presente y futuro de un individuo, de allí que decenas de cientos de personas se dediquen a leer las cartas del tarot para predecir lo que deparará en el tiempo inmediato a quien se los solicite. Y lo primordial es que el tarot sea atendido personalmente, nada de derivados. Como por ejemplo Maria José.

Una baraja de cartas del tarot

Pero sus orígenes se remontan a la antigua civilización egipcia, en donde los faraones de la época acudían a los templos para que los sacerdotes pudieran predecir su futuro y el de su reino, a través del análisis de los complicados símbolos astrológicos que estos manejaban.

Por otra parte, algunos historiadores atribuyen a los gitanos que habitaban en Europa el desarrollo de las cartas del tarot, quienes hacían largos recorridos por todo el continente como una forma de predecir el futuro mediante esta práctica.

Es de destacar que el tarot fue una de las pocas prácticas esotéricas que sobrevivió a la santa inquisición, ya que esta les restó importancia a los pueblos gitanos que en aquellos tiempos difíciles vivían en muchos pueblos de Europa.

Aunque no se sabe con exactitud quién inventó o creó las cartas, se presume que fue en Francia durante la época de Napoleón I, ya que su esposa era fiel seguidora de las prácticas esotéricas.

Posteriormente la fama del tarot se extendió a Gran Bretaña, Italia, luego por toda Europa hasta que finalmente llegó a todas partes del mundo.

Tampoco se sabe el origen de las cartas de la baraja tradicional. Asimismo, no se puede afirmar con exactitud si los 22 triunfos o Arcanos Mayores y las conocidas 56 cartas de los llamados Arcanos Menores fueron creados por separado.

De igual forma, no hay información pormenorizada si después se combinaron el conjunto de Arcanos Mayores y Menores en un solo mazo, o si contrariamente desde su creación, tenían la forma de la baraja de setenta y ocho cartas.

Por lo anterior es que el tarot ha tenido un auge importante durante años, siendo en la actualidad uno de los más reconocidos a nivel mundial y también más utilizado para predecir hechos futuros.

Dichas predicciones van desde el futuro de los países, de personajes de importancia global (políticos, artistas, presidentes), además de fenómenos naturales que pueden ocurrir en el planeta.

De manera tal que esta práctica esotérica milenaria ha trascendido en el tiempo con muchos seguidores que tienen en esta especie o tipo de creencia, un referente para saber lo que el futuro les puede deparar.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: