Lugares de vacaciones para descubrir la historia

Aprovechar la época de vacaciones para conocer nuestra historia y culturas antiguas es una gran idea.

Aunque cuando llega el verano las playas se llenan de turistas que quieren pasar sus vacaciones al sol, no todo el mundo quiere estar todo el tiempo en una tumbona. Mucha gente prefiere aprovechar las vacaciones para conocer la historia, descubrir lugares sorprendentes que hablan de las civilizaciones que nos precedieron. Si es tu caso, echa un vistazo a estos 4 destinos históricos para disfrutar las vacaciones.

El sur de Inglaterra para conocer nuestros orígenes

Una de las civilizaciones que pasaron por la península ibérica y marcaron en parte nuestra naturaleza fueron los celtas. A ellos se les debe el conocimiento en la fundición de metales, por ejemplo, así como restos arqueológicos que se pueden encontrar en prácticamente toda Europa.

Aunque si hay un monumento celta que es todo un símbolo, ese es Stonehenge, muy cerca de la ciudad de Salisbury en el sur de Inglaterra.

Este conjunto de piedras está rodeado de misterio, y no se limita sólo al círculo más conocido, sino que se compone de numerosos monumentos Patrimonio de la Humanidad. Sin duda, una visita que hará las delicias de quienes se sienten atraídos por las leyendas de druidas y hechiceros.

vacaciones para descubrir la historia

Pekín para ver la Gran Muralla

Si los celtas tuvieron una gran influencia en Europa, no hay duda de que los chinos hicieron lo mismo en toda Asia. De hecho, hay que reconocer que todavía lo hace, porque la cultura oriental se ha extendido a todo el mundo.

Si hay que destacar un monumento de China, no hay duda de que la Gran Muralla es uno de los lugares que visitar al menos una vez. Aunque como es tan larga, no se puede visitar toda. Desde Pekín se puede ir a alguno de los tramos más visitados y caminar sobre ella, disfrutando del paisaje desde lo alto. Algunos tramos exigen una buena forma física, así que es mejor que te prepares para los desniveles, ya que la muralla se construyó respetando la orografía del terreno.

Mérida, la pequeña Roma

La Ciudad española de Mérida tiene el conjunto histórico más completo después de Roma, por lo que todos los años la visitan turistas de todo el mundo. Los romanos construyeron la ciudad como un centro de recreo para los soldados retirados tras varias campañas en hispania. Después se convirtió en capital de la región de Lusitania, y por más de 2000 años ha estado habitada en su ubicación actual.

Los restos arqueológicos encontrados son muy numerosos, y vayas por donde vayas puedes ver algún rastro del imperio. Acueductos, templos, cruces de caminos y un sinfín de construcciones que muestran cómo se vivía allí hace dos milenios.

México también es más que playa

los mayas

Algunos se van de vacaciones a México porque algunas de sus playas son muy famosas, aunque también allí se puede echar un vistazo a los restos de una cultura ancestral. De los mayas se conservan muchas edificaciones, repartidas por todo el país de México. Las pirámides sagradas y los templos se merecen una visita, al igual que los restos arqueológicos que se pueden visitar en varios museos. Uno de los más famosos es Chichén Itzá, en la península de Yucatán, que fue nombrado una de las nuevas maravillas del mundo. Aunque hay muchos otros lugares que se pueden recorrer si te interesa la cultura maya.

Unas vacaciones descubriendo la historia

Estos cuatro destinos son perfectos para disfrutar como nunca de las vacaciones. Algunos están más alejados que otros, así que es cuestión de decidir el lugar en función del tiempo que tengamos, el presupuesto o cuál es la civilización que más nos apetece visitar durante el próximo viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: