Los mejores cereales sin gluten para tu bebé, deliciosos y nutritivos

No siempre el bebé va a mantenerse con leche materna o fórmulas lácteas. Llegará un momento en que sea necesaria la alimentación complementaria, que se refiere a la incorporación de elementos adicionales a los lácteos.

Esta clase de alimentación es importante y se trata de un momento delicado, ya que es justo cuando comienzan a descubrirse las alergias.

Los cereales sin gluten se convierten en una de las mejores alternativas para iniciar el camino del bebé hacia el consumo de alimentos sólidos, lo que debería ocurrir a los 6 meses de vida o un poco antes en caso de bebés que se alimenten en base a biberón. Estos cereales ofrecen una serie de propiedades y beneficios importantes que no deben perderse de vista.

¿Qué es el gluten?

El gluten es un componente de algunos cereales como el trigo, avena y cebada. Se trata de una licoproteína que cumple funciones específicas en la aglutinación de los cereales y que es responsable de la textura y elasticidad de las masas y panes horneados con trigo, por ejemplo.

Papillas de cereales sin gluten

Podemos encontrarlo con facilidad en panes y casi cualquier producto alimenticio que se comercializa. En los bebés, se recomienda retrasar al máximo la introducción de alimentos con gluten, para proteger las funciones del sistema digestivo, proteger la flora bacteriana y de ese modo fortalecer el sistema inmunológico.

Propiedades de los cereales sin gluten

Según la OMS, un bebé solo necesita de leche materna durante los 6 primeros meses de vida. Por lo general, la recomendación de los pediatras es que hacia el cuarto mes los padres comiencen a introducir algunos nuevos alimentos a la dieta del bebé.

Normalmente, uno de los primeros alimentos que se comienza a utilizar, son las papillas de cereales. En este caso, los cereales sin gluten permiten cuidar el organismo del bebé ante una posible intolerancia al gluten, ya que justo en ese periodo también se comienzan a descubrir algunas alergias.

Una de las propiedades de los cereales sin gluten, es generar un proceso de adaptación en el sistema digestivo del bebé. La flora bacteriana del estómago de un recién nacido es estéril, por tanto, la introducción de nuevos alimentos ingresará al organismo nuevas bacterias a las cuales deberá adaptarse.

Importancia de la buena digestión para el desarrollo del bebé

Las papillas de cereales sin gluten son importantes para garantizar la buena digestión del bebé, algo crucial para el buen desarrollo del mismo.

Al comenzar con la alimentación complementaria, el sistema digestivo inicia un proceso de adaptación que hace trabajar su sistema inmunológico, por lo tanto es necesario reforzarlo desde el principio de la vida con la leche materna.

Sin la digestión adecuada, los bebés no podrían absorber adecuadamente los nutrientes que necesita para su correcto desarrollo físico y mental.

Hacia los 6 meses de vida, el bebé comienza a practicar los movimientos de masticación y este es el momento adecuado para introducir los cereales en su alimentación, hasta que pueda ingerir alimentos sólidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: