Motos Triumph, belleza y elegancia adaptadas a ti

Todos buscamos aquello que nos hace feliz, un amor, una casa frente al mar, viajar… una moto. Efectivamente, un gran número de personas, cuando se les pregunta qué necesitan para ser feliz, contestan de manera inmediata una moto. Y es que el placer de pilotar una de estas máquinas, sentir la libertad de la carretera sin destino, no tiene comparación para aquellos que conservan el alma salvaje.

Customización de las Motos Triumph

Si, además, esa moto es un clásico, el disfrute de la carretera se funde con el estilo, la belleza, y la elegancia. Esto es lo que ocurre cuando se monta sobre alguna de los Motos Triumph que puedes encontrar tras este enlace. El dueño de la carretera y punto de enfoque de cualquiera que sobre ella circule. Las Motos Triumph se conservan en la memoria y en el presente de todo aquel que se precie de conocer y amar las motos. Y es que las Motos Triumph llevan más de un siglo adornando y dando lustre al asfalto con sus modelos que, por diseño y calidad, cuentan con un futuro de lo más halagüeño.

La customización de las Motos Triumph… y de su piloto

Si la belleza de las motos Triumph no nos fuera suficiente y quisiéramos añadirle nuestro toque personal, en España tenemos la inmensa fortuna de contar con el mayor constructor de motos personalizadas del mundo. En Tamarit Motorcicles tienen un catálogo de motos personalizadas único en todo el planeta, con más 50 modelos de Triumph completamente adaptados a los gustos de sus propietarios, a su carácter y personalidad.

Gracias a esta empresa, que nació hace apenas 5 años y que ya cuenta con un equipo de 12 empleados ampliamente capacitados, se consiguen convertir en realidad el deseo y los sueños de muchos moteros que ven en los diseños clásicos de las Triumph un lienzo donde crear sus propias obras maestras y que, al acercarse a Tamarit, encuentran la producción artesanal que buscan para que su moto sea única en el mundo.

Tamarit, desde sus inicios en el 2015 y gracias a la calidad de su trabajo, ha logrado tener representación y expandirse nada menos que a 40 países, con la personalización más completa de las motos Triumph se han posicionado como los auténticos referentes del sector. Poseen 3 líneas de negocio, por un lado, la venta de motos de esta prestigiosa marca, por otro, la producción de piezas que fabrican artesanalmente, para que no haya dos motos iguales en todo el mundo, y una tercera que se dedica a la venta de ropa desde el showroom que tienen en la calle Vicente Blasco Ibáñez, 40, en Elche, Alicante y donde vamos a encontrar la ropa motera más elegante, desde camisetas, gorras y sudaderas hasta pantalones, camisas y todo tipo de accesorios para moto y ropa motera.

Con esta tienda online, no solo nuestra moto estará perfectamente adaptada a nuestros gustos, nosotros como moteros podremos lucir la mejor vestimenta, marcando una línea y un estilo también exclusivo y único al mismo tiempo que elegante y sofisticado. Y es que un motero no tiene por qué ir siempre con chaqueta de cuero, pañuelo y chapas.

Un rápido recorrido por toda una leyenda de la carretera. Las motos Triumph

Aunque el inicio, la fecha más antigua que se reconoce a esta legendaria marca de motocicletas, tiene fecha de 1885, no es hasta 1902 cuando vería la luz su primera motocicleta, un modelo de 240 cc. y 2m5 CV de potencia, consiguiendo su primer trofeo TT en la Isla de Man, solo 6 años después en mononcilíndricas con 476cc. La primera vez que esta dura competición daba la victoria a una moto con el motor y el bastidor construidos por un mismo fabricante. Durante este primer periodo se producen las motos Tiger y las Speed Twin. En 1918, se marca un hito dentro de la producción de estas motocicletas, ya que se fabricaron más de 30.000 durante la 1ª Guerra Mundial para el bando de los aliados.

Posteriormente, en lo que se conoce como la segunda época de esta marca, comprendida entre 1936 y 1973, tras pasar por un periodo de crisis, es adquirida por el grupo BSA pasando a sumar calidad con innovación en sus nuevos modelos, con la introducción de motor bicilíndrico en paralelo, un sello distintivo de Triumph. Fue a partir de 1956 cuando se batió el récord de velocidad media con la Triumph Bonneville T12o, una moto tipo streamliner. Esta Triumph Bonneville se ha recuperado recientemente para añadirla a su producción actual dentro de la gama de clásicas, pero con nuevos diseños. La Triumph Bonneville sigue siendo a día de hoy una de las motos más populares, tanto por su polivalencia como por su versatilidad como por su icónico diseño.

Ya en 1990, después de salir a subasta tras otro periodo de insolvencia que los empleados de la fábrica no lograron superar por completo, se vende toda la planta y su maquinaria y es adquirida por el empresario John Bloor, que refundó la compañía bajo el nombre definitivo de Triumph y asentando las nuevas tecnologías como método para producir las nuevas motocicletas.

Modelos como la Daytona, la Tridente o la Trophy llevaron a John Bloor y a motos Triumph a lo más alto en ventas y reconocimiento de motos de calidad. Son estos modelos, junto al clásico de los clásicos Cafe Racer, los que más veces pasan por las manos de los profesionales en la adaptación de Tamarit Motorcycles. Especialmente atractivo el Cafe Racer es uno de los más populares y más adaptados sobre las bases de las Triumph. Las Cafe Racer, fácilmente distinguibles por su característica línea baja y alta velocidad, eran en un principio motos normales que los propietarios adaptaban y mejoraban para optimizar sus prestaciones y manejo.

Este tipo de motos llegó a ser leyenda por ser la moto icono de los rockers británicos que, como hemos indicado, las personalizaban sobre todo instalándoles pequeños carenados, modificándoles el chasis, o las estriberas y tubos de escape, con la función de ganar velocidad y agilidad. Su análogo americano fueron las famosas Chopper que se conseguían añadiendo manillares deportivos, asientos individuales, estriberas atrasadas, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: