El picor vaginal, un problema sufrido por las mujeres en silencio

Desgraciadamente, hay muchos tabús hoy en día con respecto a nuestro cuerpo y a su funcionamiento, y todavía parece que hay ciertas cosas de las que no podemos hablar abiertamente, sobre todo aquellas relacionadas con nuestro aparato reproductor. Y es que por absurdos preceptos moralistas que no hacen ningún bien, se ha levantado todo un muro de vergüenza y represión a la hora de hablar de nuestro cuerpo, la cosa más natural del mundo.

En este sentido, el artículo que tenemos entre manos se centra en un tema controvertido que sufren muchas mujeres en silencio, pues ciertamente todas las mujeres en algún momento de su vida padecerán picor vaginal de algún tipo, pero lo realmente complicado y que puede dar lugar a muchos complejos e inseguridades, es cuando este trastorno se vuelve recurrente.

La mujer afectada se vuelve irascible por ser una situación muy incómoda y no permitirle desarrollar sus actividades cotidianas con naturalidad. Acciones como ir al baño o practicar sexo con su pareja se vuelven auténticos suplicios. Lo primero que debemos aclarar a este respecto, es que el picor vaginal no es en sí mismo un síntoma derivado de una enfermedad de transmisión sexual, y que por supuesto tampoco tiene por qué estar relacionado con una falta de higiene, aunque evidentemente haya casos en los que sí.

Así que basta de ya de doble moral y hablemos de nuestro cuerpo sin complejos, tengamos la confianza de poder hablar con nuestra pareja, familiares o amigos de nuestras enfermedades vaginales del mismo modo que lo hacemos ante un dolor de cabeza o de estómago.

Debes saber que existen distintos tratamientos del picor vaginal en el mercado, desde cremas, pomadas y óvulos, a pastillas que atacan la infección desde el interior. Pero, actualmente, y para los casos más recurrentes, está demostrado que el mejor picor vaginal tratamiento es Actifemme® DÚO, el único probiótico que hay en el mercado actual con efectividad demostrada para tratar el picor vaginal, la vulvovaginitis y las infecciones vaginales más recurrentes.

Causas del picor vaginal

Para que la vagina esté protegida, existen un grupo de microorganismos en su interior que se encargan de mantener el nivel de acidez óptimo con el que evitar la colonización de gérmenes patógenos externos.

Causas del picor vaginal

Sin embargo, en numerosas ocasiones, esta defensa natural de nuestro cuerpo se ve alterada por diferentes causas, que pueden ir desde una higiene íntima excesiva o deficiente, a variaciones hormonales, tratamientos con algunos tipos de antibióticos, anticonceptivos, o una manipulación inadecuada a la hora de limpiar nuestra zona intima o de mantener relaciones sexuales que hace que se produzca la migración de bacterias desde el ano hacia la vulva, entre otras muchas causas.

Además, entre los microorganismos que hemos nombrado y que tienen presencia en la vagina de forma natural, se encuentra un hongo llamado Candida albicans, cuya proliferación excesiva en la flora vaginal origina un tipo de infección denominada vulvovaginitis candidiósica y que cauda mucho malestar y picor.

La vaginitis se presenta con los síntomas ardor al orinar y de picor, como ya hemos mencionado, enrojecimiento de las partes íntimas, flujo espeso, dolor vaginal al mantener relaciones sexuales y, a veces, incluso sangrado leve.

Las causas del picor vaginal, como podemos ver, son variadas, pero debes saber que no estás sola, que además existe un tratamiento común para las principales picor vaginal causas que se llama Actifemme® y que a través de los enlaces referenciados puedes obtener más información sobre cómo funciona e incluso asesoramiento farmacéutico especializado y personalizado.

Prevención de las infecciones vaginales

Para prevenir eficazmente las infecciones genitales más comunes se pueden tomar medidas de de precaución, pero debes saber que aun así se puede sufrir picor vaginal en alguna ocasión y que no hay motivo para sentirte avergonzada por ello.

Prevencion de las infecciones vaginales

Entre los hábitos de higiene que previenen este tipo de infecciones en primer lugar señalaremos lavarse las manos antes y después de ir al baño y tener especial cuidado cuando nos limpiamos con papel higiénico para no transportar a la vulva bacterias procedentes del recto.

Una de las principales medidas preventivas para la salud de nuestro cuerpo en general, y para impedir el picor vaginal en particular, es ingerir agua en abundancia para evitar la acumulación de gérmenes y hacer que estos se eliminen a través de la orina.

No olvides también otras recomendaciones como orinar antes y después de mantener relaciones sexuales con tu pareja o no permanecer con el bañador mojado, ya que la humedad favorece la multiplicación de hongos. Siempre es mejor vestir ropa holgada, preferiblemente elaborada con tejidos naturales que favorezcan que la transpiración, como el lino o el algodón.

Y, sobre todo, una vez que aparezcan los primores síntomas seguir los tratamientos que existen el mercado para combatir el picor vaginal y no sufrir este malestar en silencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: