El plato de ducha ahorra agua en las viviendas

Cada vez es mayor la cantidad de personas que opta por los platos de ducha a la hora de renovar sus cuartos de baño. Se trata de una losa que puede ser fabricada en una gran variedad de materiales como cerámica, acrílico y piedra natural. La misma se instala directamente sobre el suelo del cuarto de baño con el objetivo de conducir el agua hasta el desagüe y evitar filtraciones.

¿Por qué preferir un plato de ducha? Durante mucho tiempo las bañeras fueron las protagonistas en el cuarto de baño, pero en la actualidad las personas prefieren sistemas más cómodos y eficientes a nivel energético que garanticen un menor gasto de agua, y el plato de ducha ofrece justo eso, además de una lista importante de beneficios.

En el momento de cambiar plato de ducha, es imprescindible contar con la asesoría de un fontanero profesional y de confianza que ofrezca un servicio de calidad. Este profesional, además de ofrecerte consejos basados en su experiencia, también se encargará de que la instalación del nuevo plato de ducha se complete en el menor tiempo posible y sin inconvenientes.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece un plato de ducha?

En primer lugar, es necesario decir que los platos de ducha prefabricados tienen un coste relativamente bajo en comparación con las bañeras. Además, puede ser instalado de manera rápida, con lo cual se puede optimizar el presupuesto destinado a la renovación del cuarto de baño.

Lo primero que debes hacer es contactar, por ejemplo, con un fontanero en Vigo profesional, que realice una revisión del área y determine las ventajas e inconvenientes de instalar este sistema en tu cuarto de baño. A partir de esta evaluación del proyecto y el estado general de la fontanería en la propiedad, se puede iniciar el proyecto de instalación de tu nuevo plato de ducha.

Algunas de las ventajas que se obtienen al cambiar la bañera por un plato de ducha, se pueden resumir en la siguiente lista:

Ahorro de agua

Una de las cualidades más importantes de este sistema es la posibilidad de reducir el consumo de agua. Las bañeras impulsan el gasto de agua y energía para calentarla, ya que los baños suelen ser más largos, a diferencia de lo que ocurre con el plato de ducha. No solo ahorrarás tiempo y dinero, sino que también tendrás un gesto amable con el medio ambiente.

Limpieza

Son bastante sencillos de limpiar por sus dimensiones reducidas y su diseño. Además, los materiales de construcción permiten que sea mucho más higiénico y de fácil mantenimiento. Por ejemplo, los platos de resina tienen propiedades bactericidas e impermeables, por lo que reducen la proliferación de moho y otras clases de hongos.

Diseño moderno

Pueden fabricarse en una variedad amplia de diseños y materiales para lograr el toque único en la decoración. No solo se trata de un elemento funcional, sino que también tiene un alto valor estético dentro del diseño del cuarto de baño.

Rápida instalación

Finalmente, el proceso de instalación resulta bastante sencillo, pudiendo tener tu plato de ducha listo para utilizar en solo 24 horas, siempre que no existan problemas en la fontanería de la propiedad que compliquen la instalación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: