Cómo preparar tu negocio para Halloween

Pocas fiestas generan tantos fervorosos defensores y acérrimos detractores como Halloween, en según qué partes del mundo. Y es que su celebración al estilo americano, con disfraces y decoración relacionada con lo tétrico y lo lúgubre, choca de pleno con los principios cristianos con los que se ha dotado a la festividad, por la celebración del día de los Fieles Difuntos y el de Todos los Santos.

Sin embargo, el origen de Halloween no es cristiano. Es bien conocido que sus raíces están vinculadas a la de la festividad celta del Samhain, la celebración del final de temporada de las cosechas, cuando se comenzaba con la estación oscura (el invierno). Es decir, tiene un origen pagano.

Fueron los irlandeses que emigraron masivamente a Estados Unidos, huyendo del hambre que trajo consigo la crisis de la patata, quienes exportaron la festividad. Ellos y su forma de transmitir la cultura a la través de medios de comunicación de masas, como el cine o las series, hicieron que lo más característico de la fiesta fuera el truco o trato, los disfraces, las historias y películas de miedo, entre otras cosas.

Hay que reconocer que, a ojos de un niño, todo eso suena más divertido que las visitas al cementerio o la Misa de Difuntos, aunque nada es incompatible. Esa temática también es mucho más fácil de explotar por los establecimientos comerciales y hosteleros, que pueden hacer mucho por animar al consumo.

Ideas para Halloween

Es la cadena de tiendas de autoservicio Makro, que se dedica a la venta de artículos comerciales, la que ofrece ideas de halloween para tu negocio. Invita, pues, a atraer más clientes en Halloween y sacar un rendimiento extra a tu negocio.

Ideas para tu negocio en Halloween

“La clave es la ambientación”, aseguran desde su web, “Halloween es, ante todo, un despliegue de creatividad fantasmagórica”, añaden. Las posibilidades permiten recrearse mucho en la decoración, tanto dentro como fuera del establecimiento. Calabazas, murciélagos o telerañas, entre otros, serán aliados.

La iluminación se puede basar en velas y luces cubiertas por pantallas de colores, lo que ayuda a atenuar la intensidad y a aportar cierta calidez tétrica a la estancia.

Otro elemento a implicar es el personal, que debería estar completamente metido en ambiente. Dependiendo de la naturaleza del negocio y de la imagen que se quiera trasladar, se optará por los disfraces, por el simple maquillaje o por los saludos.

De forma especial, tanto se si trata de un local de restauración como si no, se pueden ofrecer a los clientes dulces y golosinas típicas de la festividad. Las moras y gatitos negros, los dedos, las serpientes… cualquiera será bien recibida.

Decoración barata y efectiva

Está claro que Halloween es todo un revulsivo para el posible estancamiento en las ventas entre los meses de septiembre y diciembre, cuando hay que recuperarse del verano y guardar para el invierno. Y es que las Navidades también suelen deparar gastos destacables.

La decoración es una una forma de a animar a la compra, sí, siempre y cuando se respeten unos principios. El escaparatismo debe seguir una línea estratégica previamente diseñada para la venta, por lo que necesita de planificación y control. Elegir los materiales adecuados, prestar atención a la luz, no obviar los factores espacio – disposición, etc., es fundamental. Hay que recordar, de hecho, que estas técnicas se basan en la psicología.

Makro también ofrece ideas de decoración barata para bares, como guirnaldas cubertería e iluminación, la ambientación de Halloween perfecta. Accesorios de mesa, desechables, vajilla y presentación, mobiliario para terrazas y de sala, cristalería, cubertería y servicios de mesa componen su catálogo.

Un menú de miedo

Aunque muchos de los eventos que se proponen para la noche del 31 de octubre están enfocados a niños, jóvenes y adultos también se dejan sorprender con algo diferente esos días. Proponerles degustar platos originales y tematizados es una buena opción, así que diseña un menú para halloween con, por supuesto, recetas típicas de Halloween.

Un menú que, por supuesto, también debe seguir unos principios básicos que Makro recoge en su web. Siempre serán bienvenidos los productos frescos, que se elaborados de forma artesanal y a diario. No hay que olvidar de incluir los símbolos propios pensando en la heterogeneidad de los clientes: vegetarianos, celíacos, intolerantes a la lactosa…

Por ser especial, no significa que no se deba indicar su precio. Es ahí donde se debe jugar con la posición, combinando productos caros con otros más baratos que, junto a los primeros, parezcan más económicos. Mejor si se usan fotografías y si se opta por textos breves y concisos.

Lo ideal para Halloween es un menú degustación con lo típico de la fiesta, que, por supuesto, deje sitio a los postres. En líneas generales, bastaría con jugar con la presentación y con alimentos de temporada, como la calabaza: pasta con salsa de calabaza, sándwiches cortados en forma de lápida, ensaladas con huevos y aceitunas que parecen ojos…

Pero es aún mejor hacer un guiño a lo que es típico en cada lugar, como los huesos de santo en España o el pan de muerto en México.

Las redes sociales, también a explotar

Las redes sociales pueden ser bien explotadas todo el año, pero aún más aún cuando se acercan fiestas. Y es que muchos de quienes buscan planes acordes, lo harán a través de ellas.

“Las mejores fiestas son aquellas en las que el bar se convierte en uno más de la celebración. No falla. Escoger una temática y disfrazar a tu personal será el primer paso”, apuntan desde Makro, y hay que hacerlo llegar previamente a través de las redes sociales.

Halloowen

Acorde a las fechas, si se programa una campaña de publicidad repleta de misterio, se conseguirá que muchos clientes no quieran perderse la noche. Cuanto más interés se logre despertar, más veces se compartirá el contenido.

También se generarán muchas impresiones si se aprovecha el tirón de la fiesta para promover un concurso o sorteo, por ejemplo, una cena gratis. O anunciar que se llevará el ganador del certamen de disfraces, si es esa la opción elegida.

Por supuesto, hay que tomar fotos de todo para que los clientes luego puedan buscarse en la página del establecimiento, lo que seguirán generando “Me gusta” y se compartirá una vez haya pasado todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: