Recupera los recuerdos de tus cintas antiguas

¿Tienes cintas antiguas en formatos imposibles de reproducir con la tecnología digital actual? Es bastante probable que si eras amante de la tecnología en décadas pasadas, hayas terminado acumulando cintas con grabaciones en formatos como VHS, VHS-C, Digital8, Betamax y otros que actualmente no pueden reproducirse con la tecnología moderna.

La buena noticia es que existe una solución a este inconveniente. Tus recuerdos no se encuentran perdidos, ya que hay una forma de trasladar todas las grabaciones contenidas en cintas analógicas y convertirlas en video digital. Recupera tus cintas antiguas de video manteniendo su calidad utilizando los nuevos servicios de digitalización de video.

¿Qué es la digitalización de vídeo?

Se entiende como digitalización de vídeo el proceso de tomar una señal analógica y trasladarla a una representación de la misma en formato digital. Este proceso se lleva a cabo con el uso de tecnología específica, diseñada para trazar este puente entre formatos y conseguir mantener al máximo posible la calidad original del video.

Esta técnica puede aplicarse en una lista amplia de formatos de vídeo y audio. Es posible convertir a digital formatos como VHS, VHS-C, Betamax, Digital 8, HI8 y MINIVD, pero curiosamente también es posible el proceso para convertir en digital cintas de magnetófono, Cassette o vinilo, lo cual resulta bastante interesante.

Importancia de convertir a formato digital

Incluso si tuviste la previsión de mantener en excelentes condiciones tecnología de otras décadas para reproducir las cintas grabadas en aquellos momentos, igualmente todos los recuerdos en formatos análogos se encuentran en peligro constante debido a diferentes factores asociados a la propia tecnología.

El principal problema es el desgaste con el paso del tiempo. Por ejemplo, la cinta de VHS tiene la particularidad de ser extremadamente sensible a la luz solar y susceptible a otros daños relacionados con la forma en que se almacenen, ya que tanto la humedad como la oxidación pueden deteriorar el material.

Cualquiera que desee atesorar el máximo tiempo posible todos los recuerdos personales y familiares captados en video, tiene la posibilidad de transformarlo a formato digital para almacenarlo de manera más segura en memorias USB, tarjetas SD, DVD e, incluso, tener un respaldo permanente en algún servicio de almacenamiento en la nube.

Acudir a una empresa especializada en el tema

La tecnología de conversión de formatos análogos a digitales se encuentra disponible para la adquisición de cualquier persona. No obstante, la experiencia para sacarle el máximo provecho no es algo que tengamos todos, razón por la cual existen empresas especializadas con personal realmente cualificado y experimentado que, además de la conversión, pueden agregar algunos detalles extra.

Las empresas especializadas en la conversión de cintas antiguas a formato digital ofrecen, además:

  • Procesos de edición, incluyendo corrección de color, mejora de la imagen y el audio original.
  • Manipulación de los contrastes, brillos y exposición en formatos caracterizados por grabaciones opacas, como ocurría con las películas en Super-8.
  • Transformación del video a digital y escalado Full HD para disfrutarlo correctamente en los televisores modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: