¿Para qué comprar un móvil nuevo si puedes reparar el tuyo?

Los precios de los teléfonos móviles hacen que haya que pensárselo muy bien antes de comprar uno nuevo. Por suerte, hoy día existe la posibilidad de acudir a un negocio dedicado a la reparación de estos dispositivos.

Y es que en la actualidad, el uso del móvil es prácticamente continuo a lo largo de todo el día, al menos para muchas personas. El aumento en su utilización hace que se incrementen también en la misma medida el número de accidentes que esto conlleva, y que pueden provocar rupturas de pantallas, fallos en su funcionamiento, etc.

Tiempo atrás, cuando se daba esta situación se pensaba rápidamente en cambiar de terminal. Pero tal como se indicó antes, el aumento de los precios de la telefonía ha llevado a tener que plantearse otras soluciones.

¡Cuidado con la tienda que escoges para reparar tú móvil!

De este modo, las empresas que se dedican a la reparación de móviles constituyen un negocio que se encuentra en auge en este momento. En este tema resulta fundamental escoger una empresa que ofrezca las garantías necesarias para el producto y para los consumidores que establece la OCU.

Aquellas que no cuenten con profesionales cualificados y con conocimientos adecuados en electrónica, en ningún caso podrán garantizar un servicio adecuado. No hay que fiarse en ningún caso de las que aseguren poder realizar una reparación incluso antes de ver en qué consiste.

Puede darse la situación de que la reparación del teléfono se encuentre cubierta por el seguro o la garantía del mismo. Lo que ocurre es que estos supuestos funcionan solo con determinadas averías, razón por la cual es fundamental asegurarse del tipo de accidente o defecto sufrido por el dispositivo antes de reclamar. Normalmente se harán cargo de defectos de fábrica, pero si el terminal ha sufrido un accidente, es más complicado conseguir que estos servicios respondan.

Reparar movil

¿Cuánto te cuesta reparar tu teléfono móvil?

Se recomienda también reparar el dispositivo si el coste de la reparación es asequible, pidiendo un presupuesto a la empresa de reparaciones antes de adquirir un compromiso con ella. Las pequeñas averías requieren reparaciones de menor calibre, por lo que normalmente compensan. Sin embargo, en otras ocasiones el defecto es muy grande, de modo que la reparación podría tener un precio similar al de un dispositivo nuevo.

Las averías más habituales en estos terminales son roturas de pantalla, desperfectos en la batería, lentitud en el funcionamiento del teléfono, y fallos de almacenamiento, entre otros. Una reparación puede ser una solución satisfactoria en todos estos casos, si bien lo más conveniente es siempre acudir a una empresa que inspire confianza.

En ningún caso se debe acudir a un negocio que ofrezca precios muy ajustados por las reparaciones, ya que lo más probable es que el problema no quede bien solucionado y se presente de nuevo pasado poco tiempo. El ahorro inicial supondrá un desembolso posterior. Hay que tener en cuenta que una inversión adecuada es más aconsejable siempre, para que el móvil tenga una vida larga y útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: