Tipos de servicios de web hosting ideales para un sitio pequeño

A pesar de toda la información que se encuentra en internet -guías prácticas, tutoriales, artículos y asesoramiento personalizado-, a la hora de empezar a crear un sitio web propio siempre surgen nuevas dudas que frenan el proceso. El servicio de hosting es uno de los principales interrogantes dado que nunca se sabe cuál elegir y a qué proveedor contratar.

La realidad es que, no importa el tamaño ni el alcance de tu website, siempre vas a necesitar un servicio de hosting. A pesar de crear el sitio en alguna plataforma (como WordPress, Zyro, Wix, entre otras), debes investigar sobre el hosting que ofrece o renunciar al servicio, en caso de que no te convenza, y contratar uno por tu cuenta.

Es aquí donde se comienzan a generar dudas sobre cuál es el servicio de web hosting que necesitas. Pero, antes de adentrarnos a los tipos de hosting, vamos a dejar claro el concepto y la funcionalidad de este servicio tan necesario para el desarrollo y mantenimiento de un sitio en el mundo online.

Un web hosting es un servicio de almacenamiento web donde se alojan diversos sitios y su contenido. Este servicio permite que tu sitio esté disponible en el mundo online, pudiendo accederse a él desde diversos dispositivos ubicados en diferentes espacios geográficos.

Para comprender bien cómo funciona, pondremos el sencillo ejemplo de tu computadora. Los documentos e imágenes que guardas para poder acceder a ellos luego, se almacenan en el disco duro del equipo. En el caso de internet, a través del servicio de hosting, se almacena en servidores a los que luego podrás entrar.

servicio de hosting

Ahora, te preguntarás qué es un servidor. Bueno, pues un servidor es algo así como tu computadora, sólo que mucho más potente y con mayor capacidad de almacenamiento. Los servidores pueden ser físicos o digitales (la nube, por ejemplo), dependiendo del tipo de hosting web que contrates.

Puedes contratar un servicio de hosting excelente, si buscas entre los proveedores adecuados. Es importante que tengas especial cuidado en este punto, dado que, como mencionamos antes, el hosting es el que permite que tu sitio esté disponible. Si el web host falla, tu website no podrá ser visualizada en el mundo online.

Después de esta introducción al concepto de hosting, vamos a adentrarnos en los tipos de servicios de web hosting ideales para un sitio pequeño.

#1 Hosting Gratuito

Hosting Gratuito

Si estás empezando en este nuevo mundo digital, seguramente quieres realizar algunas pruebas antes de lanzarse del todo a invertir. El Hosting Gratuito es una excelente opción para probar e indagar.

Tal como lo dice su nombre, este tipo de hosting tiene la ventaja de no requerir inversión dado que es de libre acceso. Pero, como todo lo que es gratis, esto tiene sus inconvenientes. El mayor problema de los hosting gratuitos es que no suelen ser de la mejor calidad del mercado por lo que, es muy probable, tu sitio no estará disponible las 24 horas del día.

Es por esto que es una gran opción para realizar pruebas. Sin embargo, al momento de lanzar realmente tu website al mundo, debes pensar en contratar un servicio pago.

#2 Hosting Compartido

Hosting Compartido

Para sitios web pequeños, que requieren menor espacio de almacenamiento, el Hosting Compartido es una de las mejores opciones debido a su relación precio/calidad. Es uno de los servicios más económicos y accesibles para todos los dueños de sitios web.

El Hosting Compartido se trata de compartir un servidor específico con otros usuarios. Esto disminuye muchos los costos de mantenimiento. Sin embargo, debes considerar que, si uno de los otros usuarios recibe mucho tráfico en su website algún día, puede que el servicio se caiga y tu web no esté accesible.

Es por este último punto que debes evaluar bien cuál es el espacio que necesitas. A la vez, busca opiniones sobre los diversos proveedores para buscar un servicio de buena calidad.

#3 Cloud Hosting

Cloud Hosting

Tal como lo menciona su nombre, el cloud hosting se trata de un servicio de almacenamiento en la nube. Este tipo de servicio implica que, en caso de contratarlo, tu website no se almacenará en un servidor único, sino que toda la información estará distribuida por diversos servidores conectados entre sí.

La gran ventaja de este tipo de servicio es que, al haber diversos servidores digitales involucrados, si uno falla, otros responderán evitando que la conexión a tu sitio se interrumpa. A la vez, cuenta con la característica de la flexibilidad. Si hoy tu sitio es pequeño y recibe poco tráfico, contratas cierta cantidad de espacio. Pero si buscas aumentar el tráfico web, puedes aumentar el espacio contratado de forma sencilla.

El único inconveniente que tiene este tipo de hosting es el costo inicial. La primera inversión suele ser más alta que en los otros tipos de hosting.

#4 VPS

servidor virtual privado

El Hosting VPS (en español, servidor virtual privado) también suele estar entre las primeras opciones de los nuevos emprendedores digitales. Esto se debe a que el servicio que proporciona es adecuado a las necesidades de una empresa pequeña o mediana y los costos también.

El Hosting VPS se trata de un servidor físico único que se divide en diversas entidades virtuales que están separadas y no se influyen entre sí. ¿Qué quiere decir esto? Que, al contrario que en el hosting compartido, si uno de los usuarios que comparte hosting físico con tu website recibe mucho tráfico, tu sitio no se verá perjudicado.

Como puedes ver, existen muchas opciones de hosting que pueden ayudarte a solucionar este conflicto que suele generarse a la hora de elegir el servicio. Lo bueno es que existen opciones para todas las posibilidades de inversión. ¡No tienes excusas para tener tu propio sitio web!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: