Todo sobre las traducciones juradas

Cuando se habla de una traducción jurada son muchas las preguntas que vienen a la mente de cualquier persona no familiarizada con el tema. Generalmente, las preguntas más comunes suelen ser sobre aspectos básicos como: ¿qué es una traducción jurada?, ¿quién puede realizarla?, ¿cuáles son los documentos que traducen los traductores jurados?, ¿son los traductores oficiales funcionarios públicos?, etcétera.

Es por ello que estos y otros interrogantes importantes, serán respondidos a lo largo del artículo, de una manera fácil y sencilla para todo los lectores, debido a  que hoy en día es bastante probable que, al menos una vez en la vida, se necesite contar con un servicio de traducción jurada de calidad.

¿Qué son las traducciones juradas?

El término “traducción jurada” hace referencia a aquella traducción de ciertos documentos legales, que fueron redactados en lengua extranjera y que a su vez tiene algún tipo de injerencia jurídica ante un determinado ente gubernamental.Es importante mencionar que absolutamente todas las traducciones juradas deben llevar de forma obligatoria el sello y la firma correspondiente al traductor jurado, que haya realizado el trabajo. Además se le debe anexar en la última página, un certificado que valide su estatus de traducción oficial.

Taducciones juradas 2018

¿Quién o quiénes son los profesionales aptos para realizar una traducción jurada?

En España, las traducciones juradas solo pueden ser efectuadas por traductores certificados, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC). Dichos traductores oficiales están habilitados para interpretar y traducir documentos de carácter legal, como documentos notariados, escritos en idioma extranjero para ser llevados a una de las lenguas oficiales de la nación española y viceversa.

Se debe aclarar que los traductores jurados no son funcionarios públicos ni tampoco poseen una plaza oficial. Son expertos independientes, que ejercen su trabajo igual que cualquier otro profesional. Ya sea de modo independiente o dentro de una compañía como la reconocida firma traducciones juradas en JTI.

¿Cuáles son los servicios más comunes que puede ofrecer un traductor oficial?

La serie de servicios que puede prestar un traductor jurídico es más amplia de lo que parece. Sin embargo, solo se mencionarán las tareas más frecuentemente realizadas por este gremio.

Un traductor certificado está capacitado, para traducir un documento jurídico escrito y dar fe de que la traducción es adecuada y está completa. Por ejemplo, un traductor oficial de ingles se encuentra apto para traducir legalmente, al idioma español un poder notarial transcrito en habla inglesa.

Por otro lado, está la interpretación en procedimientos judiciales, actos ante el notariado, ceremonias de matrimonio o cualquier otro acto oficial, donde intervengan individuos que no el idioma utilizado en dicha actividad.

También se encuentra entre sus competencias, el certificar que una traducción efectuada por un tercero es correcta y completa.

¿La formación de los traductores jurados está garantizada por algún organismo competente?

Como ya se había señalado anteriormente, todos los traductores certificados son completamente capacitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Por lo tanto, este mismo ente es quien da garantía del buen desempeño de los traductores jurados.

En la actualidad, el MAEC se vale de dos sistemas distintos para acreditar a estos profesionales. El primero es la implementación del examen oficial de la Oficina de Interpretación de Lenguas, mientras que el segundo filtro es mediante el reconocimiento de un título obtenido en un país extranjero.

¿Cuáles son los documentos que pueden ser traducidos por los traductores certificados?

Los documentos más demandados para traducir por parte de los ciudadanos son:

Contratos y certificados expedidos por empresas extranjeras que deban ser presentados ante la autoridad nacional para poder ser debidamente reconocidos, diplomas o certificados de corte académico, certificados médicos, antecedentes penales extranjeros, documentación necesaria durante el proceso de naturalización, testamentos proporcionados en tierra extranjera, partidas de nacimiento, actas de matrimonio, actas de defunción, autorización de residencia y poderes notariales otorgados en países de lengua no hispana.

Los documentos empleados en el tráfico mercantil entre empresas y particulares también pueden necesitar una traducción oficial.

¿Cuál es el valor que poseen las traducciones hechas por traductores jurados?

Las traducciones llevadas a cabo por traductores jurados tienen valor oficial. De hecho, el Real Decreto 2555/1977, promulgado en agosto del mismo año, por el que se aprueba el Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores, que dentro de su artículo número 6, apartado primero, señala:

“El ejercicio de traducción e interpretación de cualquier lengua extranjera a cualquier lengua oficial o cooficial del Estado y viceversa, que sean llevadas a cabo por los intérpretes jurados, tendrán carácter oficial, llegando a ser revisadas por la Oficina de Interpretación de Lenguas cuando el caso lo requiera o las autoridades competentes lo soliciten”.

Por esta razón, debe separarse la traducción privada, la cual se refiere a la que es ejecutada por cualquier persona con cierto grado de conocimiento en lenguas, de la traducción oficial, que es definida como aquella realizada por un traductor jurado debidamente acreditado por el MAEC.

¿Cuáles son los organismos en España que exigen traducciones oficiales?

Generalmente, las traducciones certificadas son requeridas en procesos de carácter administrativo y/o judicial en los que es obligatorio presentar documentación extranjera o bien prestar una declaración ante la Administración Pública. En conclusión, las entidades públicas que las solicitan puede ser cualquier organismo que necesite que cierto documento sea traducido oficialmente para que su estado sea válido.

Todo documento de origen extranjero que deba ser presentado como prueba ante un proceso judicial ¿debe contar con una traducción certificada?

De acuerdo con la establecido en la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, es estrictamente necesario acompañar los documentos redactados en idioma extranjero con una traducción, con la finalidad de que estos tengan carácter oficial. Como se puede observar, el enunciado no menciona de manera explícita que dicha traducción deba ser hecha por un traductor oficial. No obstante, en ese caso la traducción simple puede ser fácilmente cuestionada por el Juez a cargo. Si esto llegara a suceder es bastante probable que el documento junto con la traducción no certificada en cuestión sean rechazados.

Por lo que siempre se recomienda elegir una traducción jurada sobre una traducción normal. De manera que se ahorre tiempo y dinero.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: