Traducciones oficiales en España

En el caso de que necesitemos una traducción oficial en España, tenemos la posibilidad de recurrir a las traducciones juradas, las cuales nos van a ofrecer una total validez a la hora de presentarlas como documento de carácter oficial.

Las traducciones juradas son a día de hoy el tipo de traducción oficial más solicitada para la realización de todo tipo de trámites tanto dentro como fuera de nuestro país, pero es importante que tengamos en cuenta sus características y particularidades, ya que esto nos servirá para conocer aquellos casos en los que vamos a necesitar recurrir a ellas.

Qué es una traducción oficial y en qué casos la puedo necesitar

Una traducción oficial es un tipo de traducción muy específica, ya que se utiliza expresamente con el objetivo de dar validez oficial al documento traducido. Es decir, hay casos en los que nos vemos en la necesidad de realizar cualquier tipo de trámite tanto en España como en el extranjero para lo cual necesitamos presentar una determinada documentación oficial.

Traducciones oficiales en Espana

Evidentemente, cada país exige que la documentación oficial que se presente esté traducida al idioma oficial o a cualquiera de sus idiomas cooficiales. Sin embargo, si tenemos que pedir esa documentación oficial en un país con un idioma distinto, evidentemente nos la darán en dicho idioma, lo que significa que no lo vamos a poder presentar en el país de destino ya sea España o cualquier otro.

Esto significa que vamos a tener que recurrir a la traducción jurada, que es la traducción oficial como la que podemos solicitar a través de http://traductoresjurados.es y que nos permite realizar un documento oficial traducido a partir del documento oficial original.

Hay que tener en cuenta que vamos a tener la posibilidad de encontrar un montón de alternativas a la hora de realizar una traducción jurada, ya que podemos solicitar prácticamente cualquier tipo de certificado, expediente, contrato, estatuto, documento, etc. que necesitemos.

Algunos de los principales son los expedientes académicos como diplomas, certificados de notas, historiales y un largo etc., los cuales son fundamentalmente presentados por estudiantes que quede continuar sus estudios en el extranjero, pero también tenemos los documentos oficiales como pasaportes, visados, cartillas de vacunación, libros de familia, DNI, antecedentes penales, documentos médicos como informes clínicos, dosieres de adopciones internacionales, certificados de nacimiento y defunción, certificados de matrimonio y soltería, herencias, contratos de compraventa, contratos de divorcio, prematrimoniales, contratos de confidencialidad, patentes y por supuesto no debemos olvidar las empresas, las cuales suelen solicitar la traducción jurada de escrituras, balances de cuentas, memorandos y certificados de empresa.

Como podemos ver, el campo de solicitud de traducciones juradas es muy amplio, por lo que, básicamente, si necesitamos disponer de un documento traducido que tenga carácter oficial, vamos a poder solicitar una traducción jurada a través de la cual podremos realizar la presentación con normalidad en cualquier organismo ya sea dentro de España si se trata de documentos procedentes de otros países, o en otros países para documentos procedentes de España.

Qué exigencia hay para que una traducción sea considerada traducción jurada

Evidentemente está claro que no todas las traducciones pueden ser consideradas como traducciones oficiales o traducciones juradas, sino que es imprescindible que cumplan con una serie de requisitos esenciales a través de los cuales podrán ser aceptadas en cualquier organismo.

El requisito básico es que la traducción debe haber sido realizada por un traductor jurado que, además, deberá sellar y estampar su firma con el objetivo de acreditar dicha validez.

Traductores oficiales en Espana

Un traductor jurado es un traductor que se ha especializado y ha sido reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España como tal, de manera que se le otorga una autorización que es la que le permite o acredita a la hora de realizar este tipo de traducciones.

Es decir, para obtener una traducción oficial vamos a necesitar recurrir a una traducción jurada que estará hecha por un traductor oficial debidamente acreditado el cual utilizará su firma y sello oficial para dar validez de traducción jurada al documento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: