¿Cuáles son las últimas tendencias en salud?

El ser humano ha estado ligado siempre a la naturaleza. Ha utilizado los remedios que esta le proporcionaba de manera natural. Hoy hablaremos de cuidarnos a través de las plantas medicinales, los beneficios que presentan, las propiedades que poseen y todo aquello que nos pueden aportar.

Sacar el máximo partido a nuestra salud a través de plantas medicinales

¿Alguna vez has utilizado aloe vera o cola de caballo? Bien, pues esto son plantas medicinales, son muy comunes en nuestra sociedad. Sacarles el máximo partido nos puede ayudar en nuestro día a día. Sus efectos son tan diversos como variedades existen, se pueden utilizar para múltiples causas.

Plantas medicinales

Existen una gran variedad de hierbas medicinales. Las analgésicasse utilizan contra diferentes tipos de dolor (muscular, de cabeza, articular…). Las antisépticas, por ejemplo el aloe vera, tienen un efecto desinfectante, reducen infecciones por vía dérmica y mejoran la cicatrización de las heridas.

Las mañanas que se nos pegan las sábanas o las tardes que necesitamos un aporte de energía extra para hacer deporte una buena opción es una planta estimulante. Por otro lado, antes de dormir o calmar los nervios podemos utilizar plantas relajantes. Como vemos, la utilidad de estas es muy variada

Plantas como el aloe vera son muy polivalentes. Tienen un uso cosmético: sirve para proteger, hidratar, reconstruir y dar firmeza a la piel. A la vez posee un uso antiséptico: sirve para mejorar la cicatrización de las heridas, fortalecer el sistema inmunológico o estimular la flora bacteriana.

Su utilización es muy variada, y si aprendemos a saber que puede aportarnos cada una les sacaremos el máximo beneficio. También debemos tener en cuenta que habrá plantas que nos sienten mejor que otras, y que los efectos de una persona a otra pueden variar.

Un método fácil de preparar plantas medicinales: infusiones

Dependiendo de la preparación que se le dé a cada planta los efectos pueden variar. Por esto es importante informarse con rigor científico y preguntar a profesionales. Saber que decocción necesita cada planta y cuando utilizarla para poder aprovechar el abanico de posibilidades que nos ofrece.

Las infusiones se pueden tomar solas o después de las comidas. Si por ejemplo queremos consumir más líquidos usar infusiones es una buena opción. Esto es debido a que están compuestas de agua y su peculiar sabor es una recompensa para el paladar, por lo que hace que nos apetezca saborearlas.

La mejor forma para conservar plantas medicinales es en la propia planta. Esto no siempre es posible por lo que. Dependiendo de las características de la planta realizaremos un secado al sol o un secado en un lugar fresco y seco, esta segunda opción está mejor indicada para la conservación.

Una forma efectiva de preparar hierbas medicinales es prepararlas mediante infusiones. Es una técnica fácil de realizar. Consiste en colocar una cucharada sobre agua de la planta desmenuzada. Seguidamente hay que hervir esta preparación y finalmente colamos los restos y dejamos templar.

Para realizar infusiones podemos elegir poleo, menta, tomillo, etc. Entre sus propiedades se encuentran la mejora de la digestión, combatir la halitosis y el mal sabor de boca, facilitar la descongestión de las vías respiratorias y mejorar la circulación sanguínea.

Un recurso más de las plantas medicinales: los extractos naturales

Otra opción que nos proporcionan las plantas medicinales son los extractos naturales. En aromaterapia son muy utilizados mediante aceites esenciales. Un extracto muy conocido son los digestivos. Son muy comunes en nuestra sociedad y en la vida cotidiana.

La aromaterapia ha sido utilizada durante siglos y sus efectos se están estudiando actualmente. Se le puede sacar provecho de diferente manera. En ensayos clínicos mejoraron los síntomas de los pacientes y en otros ensayos se concluyó que puede ser beneficiosa como terapia ayudante.

La aromaterapia funciona mediante inhalación de vapor o respiración en un paño. Puede mejorar el estado de ánimo, ayudar a reducir el estrés o proteger de bacterias dañinas. La aromaterapia con aceites vegetales se usa para el estreñimiento, aliviar el dolor, tranquilizar, psoriasis, belleza, etc.

Se pueden hacer aceites de plantas casero. Por ejemplo, aceite de lavanda. Para ello se deben dejar secar las flores de lavanda, las machacaremos y las colocaremos sobre aceite de oliva caliente. Se deberá dejar mezclar durante dos horas. y reposar. colocaremos el resultado en un bote de cristal.

El timol se utiliza posee un potencial curativo y tiene varias aplicaciones. Se utiliza para el aparato digestivo y bucal (flatulencias, diarreas….), aparato respiratorio (tos, catarros, faringitis…), aparato urinario (infecciones urinarias…) y sobre la epidermis y el cabello (psoriasis, sarna…).

Como has visto, las plantas medicinales son una muy buena opción y hay gran variedad donde elegir. Nos aportan aquellas carencias que nos faltan, nos sirven para tratar síntomas y enfermedades, para potenciar algunos aspectos concretos; ya sea ayudarnos a dormir, a concentrarnos mejor, etc.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: