6 motivos por los cuales puede fallar el código de barras

A la hora de identificar los productos, encontramos cómo los códigos de barras se convierten en una excelente opción. Realizar tareas de logística resulta realmente cómodo sobre todo para el control de los inventarios y también para el registro de ventas.

Sin embargo, a veces nos encontramos con algunos errores que lo único que pueden originar son costes adicionales mayores para nuestra empresa.

Por este motivo, debemos estar al corriente sobre cuáles son los errores más comunes que pueden tener los códigos de barras para así tratar de solventarlos y que no se traduzca en pérdidas económicas. Justamente en este artículo desvelamos cuáles son los más comunes.

La transparencia del packaging es una de las causas más populares

Imprecisión en los datos, la impresión en sí o la posición son algunas de las razones por las que un código de barras puede tener fallos. Empresas como AECOC son perfectas a la hora de evitar el error en el tratamiento automático del código de barras. Pero tal y como adelantábamos anteriormente, es importante saber cuáles son los más populares antes de buscar soluciones.

Uno de los errores más frecuentes en los códigos de barras son los colores que se han empleado. Se deben imprimir en colores que contrasten suficientemente como para facilitar la lectura a través de escáneres infrarrojos. Por este motivo, el color de fondo que tenga el código de barras jamás deberá ser rojo.

Otro de los errores más frecuentes es la posición que tenga en el packaging. El símbolo debe tener un espacio razonable de color blanco alrededor. Además, debe estar colocado en una superficie plana para ser leído correctamente. Por ello, se debe evitar por completo la impresión en esquinas y bordes curvos del packaging.

Ejemplo de código de barras

Por otra parte, los packaging metálicos o brillantes también son un problema. El efecto reflejo que tienen puede ser una razón de peso como para impedir una lectura óptima del código de barras. Lo mismo ocurre con la transparencia del packaging, que sea traslúcido permite que cualquier color que exista detrás de él imposibilite el contraste necesario como para poder escanear el código sin problemas.

Otro de los errores más frecuentes es la posición que tenga en el packaging. El símbolo debe tener un espacio razonable de color blanco alrededor. Además, debe estar colocado en una superficie plana para ser leído correctamente. Por ello, se debe evitar por completo la impresión en esquinas y bordes curvos del packaging.

La calidad que tenga la impresión también es fundamental. El hecho de que las barras estén incorrectamente impresas o tengan manchones de tinta solo conseguirá que existan problemas a la hora de hacer la lectura de los códigos de barras.

Tal y como adelantábamos anteriormente, la imprecisión de los datos también dará problemas en la lectura de un código de barras. Algunas de estas imprecisiones y problemas con los códigos de barras son más complicados de averiguar, por lo que es necesario hacer una verificación de la simbología para así comprobar que el código que aparece en el producto sea correcto.

Una vez tenemos en cuenta cuáles son los motivos por los que pueden tener errores, conseguiremos detectarlos con anterioridad o bien, ser previsores para que no ocurran. De esta manera, no nos supondrán un coste añadido y podremos etiquetar y contral nuestros productos de forma efectiva.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: