7 consejos básicos para alquilar una oficina

Si tienes una empresa y buscas un nuevo sitio en el establecerte estás en el lugar correcto, en este artículo vamos a darte 7 consejos básicos, pero de gran utilidad, a la hora de decidirte por un alquiler o por otro:

No todos los negocios son iguales

Las empresas son muy diferentes unas de otras incluso si trabajan en el mismo sector y, por ello, tampoco tendrán las mismas necesidades. Lo primero que debes tener en mente es una lista clara de requisitos indispensables que deberá tener el espacio para cumplir exactamente con lo que tu negocio necesita. Si consigues hacerte con una buena lista, ahorrarás tiempo en la búsqueda porque te será más fácil distinguir entre aquello que te sirve y aquello que no.

Consejos para alquilar una oficina

Los centros de negocios

Si lo que tienes es un pequeño negocio quizás te interese informarte sobre los centros de negocios. Tendrás tu espacio privado pero sin necesidad de alquilar una oficina entera. Es una opción más asequible.

Ubicación y accesibilidad

A la hora de decidirte por un espacio debes tener presente su ubicación y la accesibilidad al mismo. Si encuentras una oficina en un buen lugar, saldrás ganando y ya no sólo por tu propio beneficio o el de tus empleados sino, también, por el de tus clientes. A más facilidades para el cliente, mayores beneficios para el negocio.

La ciudad también es importante en cuanto a la ubicación. No será lo mismo el alquiler de oficinas en Madrid, que en Badajoz, por ejemplo.

Oficinas flexibles

No hay nada mejor para conseguir mejorar una empresa que sus propios empleados. En un lugar distendido son más productivos y trabajadores porque pueden compartir ideas y poner decisiones en común.

Luz natural

Un indispensable a la hora de pasarte muchas horas en un mismo sitio. Un espacio con luz natural y luminosidad hará que los trabajadores sean más felices y tengan una mayor concentración.

Buena conexión a Internet

Actualmente, Internet es una fuente de clientes para todo tipo de  negocios. Aunque puede parecer algo básico, sobre todo si estableces la oficina en el centro de una ciudad, debemos comprobar que la conexión a Internet sea óptima y suficientemente potente como para soportar tu nivel de trabajo. El equipamiento, la conexión, la velocidad… Son detalles a tener en cuenta.

Ambientes agradables

Una oficina pensada de manera diferente, que vaya más allá de mesas y sillas, en la que los trabajadores puedan disfrutar de sofás, mesas más grandes e incluso áreas con juegos. Todo esto estimula su creatividad y logras que estén más activos y con más ganas de trabajar.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: