Los 8 errores más comunes al contratar un Hosting

Cuando inicie mi empresa elegí un hosting de mala calidad y me costó mucho dinero, reputación de mi marca y tiempo, el valioso tiempo.

Fue una experiencia amarga y como no quiero que eso le pase a más personas hice una lista de los 8 errores más comunes que comentemos los empresarios al momento de contratar un hosting.

1.- No investigar y comparar antes de contratar un Hosting

Muchas personas, suelen teclear en el buscador… “proveedores de web hosting” observan dos de ellos -los primeros de la lista- y contratan al que les parece más accesible en sus costos.

No se detienen a observar las características de cada paquete, ni mucho menos se enteran de todo lo que el servicio de web hosting puede ofrecerles.

Tabla comparativa de los mejores Hosting

Después vienen los problemas, cuando resulta que no era lo que esperaban, pero no se dieron el tiempo de investigar los paquetes y las múltiples opciones que existen en la web.

Por esta razón, debes consultar reseñas de otros consumidores, en donde puedan contarte su experiencia con el proveedor y así podrás tener una idea más firme de lo que te espera al contratarlos.

¡No siempre los proveedores de web hosting más famosos, son los mejores!

2.- Dejarse llevar por publicidad  que ofrece precios baratos

La publicidad engañosa es la que más abunda.

Al entrar a una página, suelen saturarte con múltiples mensajes e imágenes en donde te ofrecen paquetes a precios exageradamente económicos, pero no te especifican los detalles.

El costo de un hosting suele variar según sus características, el barato no es el mejor, Aquí te dejo un artículo que hablo sobre este tema:

¿Cuánto Cuesta un Hosting? Precios y Recomendaciones

Antes de comprar un hosting web debes preguntar al proveedor lo que conllevan las promociones, para que no caigas en falsas promesas, que puede que nunca te cumplan.

Incluso preguntar antes de contratará te ayudará a saber que tan útiles  son sus canales de contacto: Teléfono, correo chat.

Imagínate que tardan mucho en contestar, si así son para vender, ¿Cómo serán para darte atención o porte técnico?

¡Nunca contrates un paquete, solo por un aviso publicitario, primero pregunta y evalúa!

3.- Elegir el proveedor de hosting más barato

Los planes más baratos, no siempre son los mejores, esto no quiere decir, que no existan buenas ofertas, pues muchos de los mejores proveedores, suelen otorgar cupones de descuento a sus nuevos clientes.

Hace poco utilice un Cupón de GoDaddy y me ahorre más del  50% en el precio.

Es muy importante, que revises cada plan, para que verifiques cual es la mejor opción, pues los planes más baratos, muchas veces no te otorgan todo lo que un buen web hosting debe darte.

Los costos de los paquetes, no suelen tener tantas variaciones entre un proveedor y otro, la diferencia a hacen los servicios que te ofrecen en cada uno de estos.

Algunos de los mejores servicios te ofrecen la opción de comprar dominio y hosting  a precio especial.

4.- Elegir el paquete más pequeño y “barato”

Los paquetes más pequeños, aparentemente son más económicos, o eso es lo que muchos clientes piensan, pero es un error.

Si contratas un paquete pequeño, es muy probable que tu sitio web no se dé a basto, y debas comprar espacio extra, para que funcione correctamente, por lo tanto, al final, el gasto puede ser mucho mayor.

Elegir el paquete mas barato

Cuando elijas un paquete de web hosting, revisa las necesidades de tu página web, consulta con el proveedor de hosting y explica el funcionamiento de tu sitio, sus necesidades, así ellos, podrán asesorarte, sobre el paquete que más te convenga.

¡Los paquetes pequeños, otorgan menos beneficios y son más limitados!

5.- Comprar un web hosting con herramientas que no necesitas

Hay proveedores de hosting que ofrecen múltiples herramientas, que muchas veces no sabes ni de que se tratan o si vas a necesitarlas, pero te dejas enganchar, con la idea de que obtendrás algo “aparentemente de manera gratuita”.

Estas herramientas regularmente no las utilizas y terminas pagando por un paquete que las incluye.

Un ejemplo puede ser constructores de sitios web. Si tú ya tienes un sitio web y solo cambiaste de hosting, seguramente tu paquete incluye un constructor de sitios.

La pregunta es ¿Por qué pagar por un paquete que incluye constructor de sitios, si tú ya tienes el tuyo?

Si te ofrecen herramientas que no sabes para que sirven, pregunta, entérate si te serán de utilidad y decide si te conviene contratar este tipo de planes.

6.- No verificar el soporte técnico que te ofrecen

El soporte técnico es indispensable para el buen funcionamiento de tu sitio web, por esta razón, al contratar un paquete, es muy importante que verifiques el tipo de soporte que te brindan.

Una vez que hayas comprado el paquete, intenta contactar a tu proveedor por los diversos canales; chat en línea, por tickets o por teléfono, de esta manera podrás saber, si en caso de algún problema con tu sitio web, ellos podrán respaldarte cuanto antes.

¡Tener un buen soporte técnico es la clave de un gran servicio!

7.- No revisar el coste de renovación de los planes de hosting

Casi nadie revisa los costos de renovación de los paquetes, esto suele ser muy común.

Los usuarios piensan, que deben ser muy similares a los del contrato inicial, pero no siempre es así.

Muchos proveedores de web hosting, suelen tener renovaciones muy caras, casi al doble de la inicial.

Los clientes no lo revisan, y entonces, cuando llega la fecha de recontratación, se ven obligados a pagar más, para que sus sitios web se mantengan funcionando.

Este tipo de detalles, siempre deben consultarse con el proveedor, para que contrates un paquete de hosting que tenga bien claro el precio de contratación y renovación, así no te llevarás sorpresas inesperadas.

Revisar el coste de renovacion

8.- Dejarse seducir por ofertas demasiado buenas

Muchas ofertas, suelen ser engañosas y que son demasiado buenas para ser verdad.

Puedes encontrarte con una oferta atractiva en donde solo aparezca:

Servicio de web hosting a tan solo… $50, pero no te vienen más detalles del paquete.

Como el costo es muy bajo, contratas y después te enteras, que no te otorgan todas las herramientas que necesitas, o en su defecto, que deberás pagar algunos “costos extra”, que no te fueron especificados en su oferta.

Ofertas demasiado buenas

¡Nunca contrates sin antes preguntar y verificar!

Conclusión

Ahora ya conoces los errores más comunes al contratar un hosting, intenta asegurarte de todos los detalles, para evitar que te estafen o que contrates un servicio que no necesitas, o un su defecto, no funcione correctamente en tu sitio web.

Es resolver, todas las dudas, lee reseñas, artículos y entérate de la calidad de los servicios de todos los proveedores.

No dejes que te engañen con “atractivas ofertas”.

¡Contrata al que te dará la mejor calidad y el mejor servicio!

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: