Ácido hialurónico: un aliado imprescindible en cosmética

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de manera natural en el cuerpo humano, sobre todo en nuestra piel. Además, se trata de un principio activo que se utiliza muy a menudo en la industria de la cosmética y de la estética, debido a sus propiedades hidratantes y de rejuvenecimiento cutáneo.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico se encuentra en nuestros tejidos y órganos, pero principalmente podemos encontrarlo en nuestra epidermis. Sin embargo, y provocado por los efectos del paso del tiempo, al comenzar nuestra etapa de desarrollo adulta, es decir, a partir de en torno a los treinta años, esta sustancia puede comenzar a disminuir de una manera notable.

La consecuencia de esta pérdida de ácido hialurónico se traduce, entre otras, en un envejecimiento de la piel, lo cual es causa directa de la aparición de arrugas y zonas flácidas o visiblemente menos firmes en nuestro cuerpo.

Ácido hialurónico cuáles son sus propiedades

Por ello, la industria cosmética ha procurado desarrollar productos con esta sustancia, y de este modo combatir los signos del envejecimiento. Existen productos, como el serum de ácido hialurónico, que nos permiten rehidratar la piel de una forma profunda, ya que una de las propiedades de este componente es la atracción y retención de agua en la piel.

Así, las cremas y los serums de ácido hialurónico tienen como principal función que podamos lucir una piel con aspecto más terso, con una mayor elasticidad, y una disminución de los surcos que puedan haber ido apareciendo tras el paso del tiempo y como signos de la edad.

Cómo potenciar el poder del ácido hialurónico

El principal uso industrial del ácido hialurónico es en la industria estética, ya que su función natural es la de hidratar la piel. Ahora, con los tratamientos de belleza que incluyen este componente, podemos conseguir lucir una piel mucho más tersa y radiante.

Con el paso del tiempo, nuestro organismo pierde la capacidad para reponer el ácido hialurónico que consume. Esto trae como consecuencia una falta de hidratación elevada en la piel, lo cual provoca tanto las arrugas como la flacidez de la piel asociadas al paso de los años.

Además de poder combatir los efectos de la falta de ácido hialurónico con serums y cremas, existen otros métodos que ayudan a potenciar su eficacia y su absorción por nuestra piel.

Se trata de las pastillas de ácido hailurónico, un suplemento que al ser combinado con, por ejemplo, un serum, multiplicará los efectos rejuvenecedores del ácido hialurónico contenido en otros productos.

Además, las pastillas o cápsulas de ácido hialurónico trabajan y actúan desde el interior, ofreciendo muchas ventajas y facilidades a quienes hayan decidido comenzar un tratamiento rejuvenecedor a partir de su uso complementario.

Básicamente, las pastillas de ácido hialurónico no solo consiguen rehidratar la piel de una manera uniforme, ya que al ser ingeridas provocan que el compuesto se redistribuya por todo nuestro organismo, sino que también ayudan a potenciar efectos visibles en partes de nuestra piel afectadas por otras marcas, como por ejemplo las zonas con celulitis.

Y además de resultar ser un método muy eficaz, el consumo de pastillas o cápsulas de ácido hialurónico como complemento en un tratamiento de belleza o de rejuvenecimiento se asienta en el mercado estético como la forma más sencilla de llevar a cabo este proceso de belleza.

El uso de cremas o serums es más que adecuado para zonas concretas pero, si lo que queremos es actuar en todo nuestro cuerpo, o asegurarnos de que el ácido hialurónico que hemos extendido por nuestra epidermis se quede en ella, la mejor opción es recurrir a estas pastillas o cápsulas.

De este modo, no solo conseguiremos lucir una piel más joven y bonita, sino que nos habremos asegurado de distribuir esta hidratación extra de un modo uniforme por nuestro cuerpo, mejorando todas las zonas a la vez y con resultados visibles.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: