El barranquismo y las actividades multiaventura, tendencia para esta Semana Santa

Las vacaciones de Semana Santa están ya muy cerca y es momento de concretar detalles de última hora y planificar el tiempo libre. Un año más, los Pirineos recibirán un gran número de visitantes procedentes de toda la península. Es un destino perfecto para disfrutar de unas vacaciones en familia; hay actividades para todos los gustos, se come de fábula y el entorno es espectacular.

Una de las opciones más de moda en los períodos vacacionales es el llamado turismo de aventura. Cada vez es mayor el número de personas que se apunta a propuestas atrevidas, que sirven para romper con la rutina y que proporcionan un plus de emoción. Y aquí, el Pirineo nunca falla. No importa la edad de los participantes ni su condición física, porque hay propuestas para todo el mundo. Aquí van algunos ejemplos.

Barranquismo en Aínsa

El descenso de barrancos o canyoning es una de las actividades con mayor demanda entre los amantes de la naturaleza. Además, puede practicarse en familia porque siempre hay tramos sencillos que no revisten peligro. En el Pirineo hay múltiples zonas donde practicar este deporte, pero una de las preferidas es la parte de Huesca. Practicar barranquismo en Ainsa es ya un clásico. Allí se desplazan cada año centenares de familias y es una excusa perfecta para conocer los valles de Tena y Ordesa.

Existen diversas empresas que organizan descensos de barrancos y otras actividades de aventura en Huesca. Solo es cuestión de informarse, elegir y reservar plaza.

Tendencias para esta Semana Santa

Rafting y kayak

Para los que busquen más adrenalina y emoción en sus vacaciones multiaventura, pueden optar por el rafting o el kayak. El primero se desarrolla en grupo, a bordo de balsas neumáticas, mientas que el kayak se sirve de una piragua rígida individual o doble.

Sea cual sea la elección, la diversión está asegurada en el Pirineo de Huesca. Los ríos Esera y Ara y otros de la zona cumplen con todos los requisitos para disfrutar de una experiencia divertida y emocionante. Eso sí, el kayak  solo puede practicarse a partir de los 12 años. Para iniciarse en ese deporte, los especialistas recomiendan realizar antes un poco de rafting para irse familiarizando con las aguas. Esta modalidad se puede practicar a partir de los 4 años.

Actividades de montaña

Al margen de las propuestas en ríos y barrancos, los Pirineos son un espacio ideal para el senderismo, la escalada, las rutas en BTT, los paseos a caballo y el parapente. Otra propuesta más relajada es el yoga. Después de una jornada de aventura, el mejor complemento para el organismo es realizar estiramientos, relajarse y conectar con la naturaleza.

Todas estas iniciativas pueden llevarse a cabo con el apoyo de personal especializado. Es la mejor manera de disfrutar de las actividades de forma segura y de aprender desde cero los conceptos básicos vinculados a cada especialidad deportiva. Además, las empresas especializadas en turismo de aventura organizan también packs a medida, para que todos los visitantes del Pirineo encuentren el programa que mejor se ajuste a sus gustos e intereses.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: