Alimentación para deportistas: ¡mantente en movimiento, mantente sano!

Todos aquellos que practican deporte o ejercicio moderado obtienen numerosos beneficios para su organismo, entre los que se incluyen la activación de la circulación linfática, una mejora significativa de la circulación sanguínea, una correcta oxigenación de los pulmones, un aumento considerable de la energía, un reforzamiento del sistema inmunitario, una mejor respuesta del organismo ante la eliminación de líquidos y una mayor segregación de endorfinas, las conocidas como hormonas de la felicidad.

Pero para poder obtener todos los beneficios que ofrece el deporte o el ejercicio continuado, se debe aportar una alimentación sana y natural, que debe ser a su vez equilibrada, para obtener toda la energía que se necesita y los nutrientes que tu cuerpo demanda sin excesos.

Si practicas algún tipo de deporte, vas al gimnasio o sales a correr periódicamente, este artículo es para ti. Vamos a continuación a darte unos consejos sobre lo que debe ser una buena alimentación para un deportista. Sigue leyendo.

Consejos alimenticios para deportistas

Sin importar el nivel deportivo o los resultados que queremos llegar a alcanzar, no basta simplemente con tener disciplina a la hora de los entrenamientos para llegar a conseguirlos.  Ya somos conscientes de que la alimentación juega un papel fundamental en nuestra vida diaria para que todo funcione correctamente dentro de nosotros, en el caso de los deportistas y en las distintas disciplinas que practican es determinante y puede marcar la diferencia clara entre el éxito y el fracaso, entre la fatiga o la alegría del triunfo.

Alimentación para deportistas consejos

Para entender mejor lo que queremos decir, podemos extrapolarlo a los deportistas de élite que, aunque pasan largas horas de entrenamiento, no por eso pueden comer todo lo que les apetezca sin un estricto control, aunque, posteriormente, vayan a quemarlo.

En el deporte, más aún que en cualquier otra faceta de nuestra vida, una buena alimentación y el equilibrio en la nutrición son determinantes para evitar lesiones, para facilitar la recuperación muscular, la flexibilidad, la resistencia… y en general para poder mejorar en la ejecución de cada uno de las acciones y movimientos que implique la disciplina que practiquemos.

Como cabe suponer, no pueden llevar el mismo tipo de dietas las personas sedentarias, que aquellas que practican deporte moderado o los grandes atletas, y es que los valores del consumo energético que realizan a diario son muy distintos.

Así mismo, debemos tener en cuenta que en los casos en los que la propia alimentación deportiva y vida saludable no sean suficientes, se puede recurrir a los suplementos nutricionales con marcas de complementos deportivos fiables, como las que se encuentran en https://www.kiffemybody.com/es/.  Algunas de las necesidades que suelen cubrir estos productos son las vitaminas y minerales y otros nutrientes como el colágeno, la glucosamina, la condroitina sulfato y el ácido hialurónico, sobre todo cuando se realiza un deporte de gran impacto articular, los aminoácidos y proteínas para ayudar a los músculos a recuperase.

Dieta para deportistas

A pesar de malos hábitos y modas a los que estamos habituados, tanto los entrenadores profesionales, como los médicos, aseguran que el desayuno es la comida más importante del día. Esta debe ser la base de alimentación para el día a día de cualquier persona, pero sobre todo en el caso de los atletas.

Esta primera comida de la mañana es esencial porque pone en funcionamiento el metabolismo después de un largo ayuno, el de las horas de sueño de la noche. Aunque para poder desayunar se exija levantarse un poco antes, los deportistas tienen que hacerlo, y además como mínimo una hora antes de los entrenamientos o dos o tres horas antes de una competición.

La hidratación es un elemento que no debe faltar y el agua es la base, pues se trata de un nutriente esencial que participa en numerosas funciones del organismo, como por ejemplo en el control y la regulación de la temperatura corporal. Debemos recordar que nuestro organismo funciona mejor si ingerimos exceso de agua que en caso de quedarnos cortos en este consumo, debido a que nuestro organismo está mejor preparado para la eliminación del exceso de líquido que para conservarlo. En caso de deshidratación, empeora el rendimiento y se pone en serio peligro la salud del deportista.

En una buena dieta para deportistas, los hidratos de carbono deben estar siempre presentes: cereales integrales, frutas, patatas, leguminosas… deben ser la base de la alimentación para los atletas, junto con el agua. A estos nutrientes hay que sumar grasas de calidad, evitando las de origen animal, y por último las proteínas, que son esenciales tanto para regenerar los tejidos como para mantener la masa muscular.

Hay que estructurar, así mismo, las comidas a lo largo del día, siendo igualmente importante la ingesta de alimentos antes y después de los entrenamientos. Antes de los entrenamientos es fundamental para almacenar la energía necesaria para rendir durante el ejercicio y que el cuerpo no les falle y después para la correcta recuperación del organismo tras un gran esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: