Té blanco: el mejor antioxidante

De agradable y delicado sabor, el té blanco es una de las bebidas naturales que más ventajas tiene para ofrecer al cuerpo en toda su extensión. Sus propiedades medicinales son conocidas desde hace miles de años. Su uso comenzó en China, donde era conocido por tener el supuesto poder de otorgar la  inmortalidad y la eterna juventud.

Como cabría esperar, la atribución de resultados mágicos por su ingesta ha sido desmentida en la actualidad, sin embargo, no es de extrañar que alguna vez se le fuera atribuido dichas hazañas debido a sus múltiples beneficios.

Te blanco antioxidantes

El té blanco es conocido por su gran poder antioxidante, además es capaz de evitar que las enzimas de elastina y colágeno se rompan, retrasando así la aparición de arrugas. Todo esto, acompañado de un delicioso sabor floral, hacen del té blanco uno de los más solicitados en las tiendas naturistas tanto de América como Asia.

Beneficios y propiedades del té blanco

Si bien el té blanco, hasta ahora, no llegó a ser tan conocido como lo han sido siempre por ejemplo el té rojo, el té negro o el té verde, su composición rica en antioxidantes hace que sea una excelente recomendación para aquellos amantes del té, y también para aquellos que no lo son.

Parte importante de conocer por qué este tipo de té proporciona tantos beneficios al cuerpo humano, comienza sabiendo el origen de éste. En realidad, el té blanco no es más que té verde. No obstante, lo que diferencia a estas dos clases de té es que los brotes del blanco son seleccionados con la llegada de la primavera, es decir, para la producción de té blanco se emplean exclusivamente brotes tiernos del té.

Beneficios y propiedades del te blanco

La palabra “blanco” proviene de que estos brotes al ser tan jóvenes se asemejan a una especie de vello blanco, donde precisamente se alojan los nutrientes más poderosos de la planta del té.

De hecho, debido al delicado proceso que representaba en la antigüedad su transformación en bebida (luego de la colección de las hebras manualmente y con gran cuidado, eran cocidas al vapor, y sometidas a un proceso meticuloso de secado), era el té favorito de la realeza china, sobretodo de la Dinastía Tang que gobernó al gigante asiático entre los años 618 – 907 d. C.

Científicamente están comprobadas las numerosas propiedades de la ingesta habitual de té blanco, entre ellas, la de ser capaz de combatir la fatiga y el agotamiento al contener cafeína, evitar la aparición de caries por su también alta dosis de flúor, reducir la inflamación asociada a la artritis reumatoide y hasta es capaz de disminuir los niveles de colesterol. Pero popularmente, son los tres beneficios más importantes que el té blanco puede proporcionar y que se detallan a continuación.

El más rico en antioxidantes

El poder antioxidante del té blanco es único en su tipo, incluso al punto de ser más fuerte que el que posee el té verde, muy popular por esta característica. Gracias a esta propiedad el té ayuda a combatir el envejecimiento, lo que es posible debido a que permite mantener unidas las enzimas que dan consistencia al colágeno y la elastina. De esta manera, la aparición de las arrugas tal y como las conocemos van retardándose. También es posible que las mismas se atenúen.

Beneficios del te blanco

Siendo entonces uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza, el té blanco contiene tres veces más polifenoles que el té verde. Los polifenoles son un tipo de antioxidante famoso por aumentar las defensas del organismo y se puede encontrar en todo tipo de té.

Por otra parte, el té blanco es capaz de proteger la producción de lípidos, por lo que se podría decir con facilidad que su eficiencia puede ser mayor a la de la Vitamina C y la Vitamina E en conjunto.

Reduce el riesgo de padecer cáncer

Los polifenoles que contiene el té blanco, hacen que su ingesta represente una considerable reducción de la posibilidad de llegar a sufrir muchos tipos de cáncer. Y por más increíble que parezca, todo ello tiene una base sólida en las actividades biológicas del cuerpo humano.

El té blanco puede reducir el riesgo del cáncer porque las sustancias químicas que en él se encuentran, tienen una actividad captadora de radicales libres, por eso tienen la capacidad de proteger a las células de recibir daños en el ADN a causa de especies reactivas al oxígeno. En el mismo sentido, los polifenoles del té poseen la capacidad de inhibir la proliferación celular en los tumores, y  las catequinas que contiene este té inhiben la angiogénesis.

Te blanco el mejor antioxidante

Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Otro de los beneficios más importante del té blanco corresponde al de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Propiedad principal y muy importante ya que en un mundo azotado por las enfermedades de este tipo es un remedio natural para la prevención de sufrir de alguna de ellas y un gran avance o paso hacia el bienestar en general de la persona.

Una vez más, vale mencionar que el alto porcentaje de polifenoles naturales que posee el té blanco, ya que también son los responsables de su capacidad con respecto a influir de una forma positiva en el estado del corazón como tal.

Este alto porcentaje de polifenoles naturales benefician la salud en general y la salud cardiovascular en especial. Tanta es su influencia que al beberlo de forma habitual se puede tener una disminución significativa del colesterol LDL o “malo”.

También este compuesto evita que las grasas circulantes se puedan acumular en las paredes internas de las arterias, lo que trae como resultado que dichas arterias no puedan ser bloqueadas por las ya mencionadas grasas. Asimismo, el té blanco ayuda al corazón al reducir la tensión arterial, y a reducir peso.

Tomar te blanco para bajar de peso

Ayuda a adelgazar

Por último, y como ya se había mencionado con anterioridad, el té blanco se vale de sus grandes capacidades antioxidantes para ayudar a las personas a bajar de peso. Esto es posible porque beber té blanco ejerce una gran acción sobre lo que es la zona digestiva.

Así, el tráfico intestinal se ve mejorado, sobretodo porque contribuye a eliminar todas esas sustancias innecesarias para el organismo. Se adelgaza de manera natural y rápida al quemar la grasa y toxinas que el cuerpo ya no necesita. Como plus, al ser el té blanco diurético produce al mismo tiempo la expulsión de líquidos.

Adelgazar bebiendo té blanco no se trata solamente de quitarse de encima unos cuantos “kilitos” de más, sino de establecer un estricto control sobre el colesterol y los triglicéridos. Hay que tener en cuenta que los problemas que trae a cuestas el sobrepeso representan un grupo grande enfermedades que afectan en gran medida la calidad de vida. Por ello, al tomar conciencia del peso y cuidarlo manteniendo una alimentación equilibrada se hace un enorme avance hacia una vida saludable.

te blanco para adelgazar

Si se deseas iniciar una dieta para perder peso, el té blanco sería un gran aliado para sobrellevarla. Con un tenue y rico sabor y con grandes beneficios que ofrecer.

Cómo tomar el té blanco

Si ya te decidiste por hacer del té blanco una bebida habitual por todas las características positivas que puede otorgar a tu cuerpo, se presenta una nueva pregunta ¿cómo tomo mi té blanco?

Las formas de hacerlo son variadas, porque el té puede ingerirse en infusiones a partir de bolsitas de té o en hebras, y hasta en cápsulas. Pero todas estas formas comparten ciertos estándares que no varían y siempre habrá que tener en cuenta. Como por ejemplo, que hay que tener cuidado con la cantidad de té que se toma al día, de hecho la cantidad que se recomienda es de unos 25 gramos por día, sobrepasarse de esta medida no es recomendado, ni hará bien a tu cuerpo a largo plazo.

Caja de Te blanco

Si se tiene planeado hacer una infusión, con bolsitas o con las propias hebras, es importante también tener en cuenta que su sabor es dulce y floral por lo que no es necesario agregarle azúcar u otro extra para mejorar su sabor o hacerlo aún más dulce de lo que es, tampoco se le debería echar leche, porque así lo único que se produce es que la bebida pierda sus capacidades antioxidantes.

El momento adecuado para beberlo es un factor a tener en cuenta, las infusiones de té se beben después de las comidas, ayudando así a tener una mejor digestión.

Té blanco en bolsitas

Una de las formas más fáciles y menos engorrosas de tomar té, es con las presentaciones que vienen en bolsitas. Con ellas solo basta colocar a hervir el agua e introducirlas, con una gran rapidez se tienen varios sorbos de salud. Además, no se puede pasar por alto su accesibilidad, dado que se encuentra en casi todas partes al poder comprarse en cualquier tienda.

El té blanco en bolsitas depura toxinas, estimula la digestión y evita la absorción de grasas por el tracto digestivo.

Te blanco en bolsitas

Como dato a considerar, muchos supermercados no venden té blanco en bolsitas que sea 100% puras, la mayoría son una mezcla con el té verde u otros elementos, así que si lo que deseas es uno que sea 100% puro, lo ideal es ir a una tienda naturista y pedir observar cómo lo preparan. Este té es fácil de distinguir precisamente por los brotes blancos, que aun estando molidos siempre tendrán una tonalidad plateada, sin caer nunca en tonos muy  oscuros o verdes.

Uno de sus puntos en contra es que el té de bolsitas contiene una gran cantidad de flúor por lo que si se bebe en exceso, puede afectar a los dientes y huesos. Recordemos que si bien el flúor evitar las caries en cantidades excesivamente altas solo ocasionará problemas indeseados.

Té blanco en hebras

En el caso del té blanco en hebras se obtiene un olor más penetrante al hacer una infusión, el cual no se parece en intensidad al de bolsitas. Es decir, si se desea mayor sabor y olor, en hebras es la mejor opción.

Te blanco en hebras

Destacable es que la concentración del té blanco, al venir en hebras es tal, que el mismo conserva sus características hasta dos años si se es almacenado correctamente. Para almacenar té en hebras para su durabilidad, es necesario conservarlo en un sitio fresco, oscuro y sobre todo, seco.

Las propiedades aromáticas hacen de éste uno de lo más requeridos para los amantes de esta ancestral bebida.

Té blanco en cápsulas

El té blanco en cápsulas es la presentación más rápida de consumir. Lo que sucede con estas cápsulas es que son usadas principalmente como suplementos para adelgazar.Esto es posible gracias a contener una mayor concentración de catequinas y polifenoles.

Te blanco capsulas

Dichas cápsulas pueden ser conseguidas en formatos de 250 mg a 400 mg, pero para que estas hagan efecto se deben acompañar de una dieta saludable y equilibrada. Como es evidente, al ser cápsulas, se pierde el aroma y sabor del té.

Te blanco en capsulas

Las mejores variedades de té blanco

Existen muchas variedades de té blanco, cada una con su particularidad, ya sea por su nivel aromático o lo dulce de su sabor, las posibilidades son infinitas. Por ello, para tener en cuenta qué variedad de té blanco comprar, te mostramos, a continuación, las consideradas mejores:

  • Yinzhen: el té blanco más reconocido, con una apariencia de agujas de plata, usualmente se produce en la región de Fujian. Es bastante exclusivo.
  • Bai Mu Dan: este té es uno de los más accesibles, pero eso no quiere decir que posea menos calidad, es delicioso y tiene gran sabor.
  • Gong mei y Shou mei: estas variedades son las más comunes y denominadas como “vulgares”, generalmente se hacen con hojas sobrantes y poseen un sabor fuerte.
  • Té blanco de Ceilán: con un sabor delicado y con notas de aromas licorosos y miel.

Te blanco de Ceilan

Efectos secundarios y contraindicaciones del té blanco

Si bien el té blanco posee muchos beneficios, también es posible que pueda provocar reacciones adversas o efectos secundarios en casos determinados, los cuales es necesario conocer de antemano:

  • Debido a que contiene cafeína, puede estar contraindicado para embarazadas o hipertensos. La cafeína como se sabe es capaz de acelerar el ritmo cardiaco y generar problemas para dormir.
  • Si se es alérgico al té blanco, algo poco común y de hecho sumamente extraño, porque éste no debería contener ni colorantes ni conservantes, hay que evitarlo como es natural.
  • Se debe tener siempre presente que tiene un alto nivel de potasio. Hay que beberlo con moderación, de lo contrario se pueden presentar vómitos, náuseas o diarrea.
  • Aquellas personas que tengan problemas de coagulación deberían evitar tomarlo, ya que el mismo puede interferir con algunos tratamientos anticoagulantes. Así, quienes sean anémicos tendrán que limitar el consumo del mismo.

Las posibles contraindicaciones o efectos secundarios siempre deben tratarse con un médico para cada caso en concreto.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: